La mitad de las cosechas ucranianas podría perderse debido a la guerra

Las cosechas de algunos de los cultivos más importantes de Ucrania podrían reducirse a la mitad este año, lo que amenazaría la posición del país como gran exportador y agravaría una oferta mundial ya comprometida. La invasión rusa se está produciendo en un momento crucial para los cultivos. Los agricultores ucranianos acaban de empezar a plantar maíz y girasoles, cuyo progreso se está viendo limitado por los campos de minas y la falta de combustibles y fertilizantes. Una parte de la superficie sembrada de trigo meses antes de la guerra ha sido ocupada por las tropas.

Con los puertos mayormente cerrados, los agricultores también están pensando en pasarse a cultivos más adecuados para el consumo interno que para la exportación. Incluso estando a principios de la temporada de cultivo, la situación pinta poco alentadora, pues los analistas prevén una merma de la producción de entre el 30% y el 55%, dependiendo del cultivo. Esto se suma a los riesgos de escasez de productos básicos y podría elevar todavía más los precios mundiales de los alimentos, que registran ya cifras históricas.

Ucrania es un exportador fundamental de maíz, aceite de girasol y trigo, pero los flujos se han desplomado desde el estallido de la guerra. Aunque se han incrementado las ventas en ferrocarril por la frontera occidental, los volúmenes son solo una parte mínima del comercio marítimo normal.

Fuente: bnnbloomberg.ca


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor