Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La sobreoferta y la falta de liquidez presionan al sector bananero de Ecuador

Productores y autoridades siguen definiendo una solución a corto plazo para la fruta que está dejando de venderse desde que el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania se desató, y cuyo valor ascendería a más de $ 45 millones, según Acorbanec.

Esta semana, representantes del Ministerio de Agricultura volvieron a tener una reunión (esta vez virtual) con miembros de la Federación Nacional de Productores de Banano del Ecuador (Fenabe), para fijar los mecanismos con los cuales se encaminarán algunas medidas acordadas el pasado viernes, a cambio de que el sector deponga sus protestas en las carreteras del país. El plazo terminaría este viernes.

Franklin Torres, presidente de la Fenabe, señaló que lo más urgente es que se apruebe el mecanismo propuesto (un fideicomiso) para vender internamente la fruta y prohibir que se siga sembrando cultivos para exportación. “Hay más de 40.000 hectáreas sembradas de forma ilegal, de las cuales no se han cobrado las multas respectivas. Nuestro pedido es que se fiscalice eso y que no se dé cupo para exportar esa fruta”.

Al igual que los productores, el gremio exportador también apoya la regularización de la oferta. Richard Salazar, presidente de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), aclara que desde hace tres semanas ellos ya lo vienen haciendo. Solo en la última semana, su gremio logró evacuar 450.000 racimos, con un pago que fluctuó entre $ 1 y $ 2 por unidad. No obstante, dice, esta política debe estar acompañada de un control, “con un barrido a todas las fincas que tienen problemas fitosanitarios”, con el fin de evitar que la fruta, que tiene baja calidad de exportación, logre salir.

Salazar cree que si el Gobierno ha decidido intervenir para ayudar a paliar esta crisis, es necesario que se apliquen políticas más integrales. La compra de racimos, aclara, está resolviendo un tema interno, pero no se está atacando el efecto de un problema medular. El cierre de Rusia no solo ha generado un problema logístico (apenas 2 líneas navieras van a ese mercado) sino financiero: no solo que los precios han caído, sino que no todos los pagos están llegando a tiempo, lo que tiene al sector con un gran problema de falta de liquidez. Si no hay dinero, no hay cómo pagar a los productores y estos tampoco tienen cómo pagar a sus trabajadores.

Vicente Wong, presidente de la exportadora Reybanpac, opina por su parte que una solución que les permitiría reducir la iliquidez sería el drawback (devolución de impuestos) que se dicta en la Ley de Simplificación Tributaria. “No es dádiva, el Gobierno solo tiene que reglamentar lo que ya está”.

Otra salida es que se les apruebe una moratoria tributaria. El pedido ya lo han hecho al Servicio de Rentas Internas (SRI) y el Ministerio de Finanzas.

 

Fuente: expreso.ec


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor