Los productores de cítricos de Sundays River Valley, en el Cabo Oriental, están desechando la fruta debido a las dificultades del mercado con las exportaciones europeas. Los productores afirman que están teniendo dificultades con los altos costes de exportación, un mercado local inundado y las fábricas de zumo llenas. Los costes de envío subieron un 120% el año pasado, lo que redujo los beneficios.

Sin embargo, esta tendencia parece darse en todos los países del mundo. Hennie Elhers, agricultor de Kirkwood, afirma que la guerra en Ucrania ha agravado este problema: "El año pasado exportamos 163 millones de cajas; nuestra estimación actual es de 150/155 millones, así que en realidad es menor que el año pasado. El problema se ha agravado por la guerra entre Rusia y Ucrania. Hay menos gasto en los hogares de todo el mundo, especialmente en Europa y el Reino Unido. Así que, aunque estemos exportando menos fruta, hay menos dinero para que los hogares la compren".

Fuente: sabcnews.com