Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La superficie de cultivo de cítricos y hortalizas son las tierras de uso agrario más caras en España

El precio medio de la tierra para uso agrario en España ha aumentado en 56 €/ha, desde los 10.124 €/ha en 2020, hasta los 10.180 €/ha en 2021; aunque como ponen de manifiesto los resultados de la Encuesta sobre Precios medios anuales de la tierra de uso agrario correspondientes a 2021 publicada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, todo depende –y mucho– del cultivo considerado.

Y es que el precio de una hectárea de hortalizas en invernadero de regadío ascendía el año pasado a 216.085 euros, aumentando un 6% respecto al año anterior; la hectárea de hortalizas al aire libre de regadío se situaba en 36.175 euros, y la de cítricos de regadío se elevaba un 1,2% hasta los 42.308 euros.

La superficie de frutales se situaba en 18.685 euros por hectárea, aunque también con grandes diferencias entre tipos de cultivo: desde los 8.155 euros por hectárea para el cultivo de frutales de clima subtropical de secano hasta los 113.659 euros para el mismo cultivo pero en régimen de regadío.

El estudio del Ministerio de Agricultura refleja asimismo la diferencia de precios existente entre las diferentes comunidades autónomas. Canarias, con 79.001 euros/ha, se sitúa como la comunidad autónoma con un precio medio de la tierra más caro, seguida de Andalucía con 19.775 euros/ha, Baleares con 19.770 euros/ha, la Región de Murcia con 19.722 euros/ha y La Comunitat Valenciana con 19.149 euros/ha.

Baja el precio de la hectárea para el cultivo de cítricos en la Comunidad Valenciana
En cuanto al precio de las tierras citrícolas, destaca el hecho de que en la Comunitat Valenciana el precio por hectárea bajó un 1,4% hasta situarse en 36.173 euros, mientras en la Región de Murcia subía un 5% y en Andalucía un 3,3%, hasta los 68.604 y 45.802 euros respectivamente.

Las razones de este estancamiento del precio del suelo hay que buscarlas, según fuentes de AVA-Asaja y de la Unió Llauradora, a la "falta de rentabilidad que atraviesan la mayoría de las producciones agropecuarias". Y reconocen que el precio de los campos valencianos naranjeros sigue siendo bajo en comparación con los de sus competidores de Murcia y Andalucía. "Las debilidades del campo valenciano radican en el minifundismo y escasa implantación tecnológica, el envejecimiento de la población activa, la falta de atractivo empresarial, escasa planificación y poca estructura vertical en la cadena de valor, poca profesionalidad a nivel del productor o no contabilizar históricamente los costes reales", explican las organizaciones lideradas por Cristóbal Aguado y Carles Peris.

La Comunidad Valenciana lidera además el abandono de tierras productivas y continúa ostentando el triste honor de encabezar el ranking nacional de tierras agrarias baldías con 162.902 hectáreas. España en su conjunto alcanza las 1.027.534 hectáreas yermas.

 

Fuente: mapa.gob.es / levante-emv.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor