Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Amir Porat, de Gezer Shluhot:

"Un año único y muy duro para el sector de la zanahoria en Israel"

La fortaleza de la moneda local, la casi nula posibilidad de exportar a Europa y la guerra que afecta al principal mercado de exportación, Rusia, así como el fuerte aumento de los costes de transporte y de los insumos, han contribuido a que el sector de la zanahoria en Israel haya tenido el año más difícil. "Este año es uno de los más duros para el sector israelí de la zanahoria. Las exportaciones agrícolas en general sufrieron en todo el mundo, pero tratándose de un producto básico como las zanahorias y las patatas, se ha sufrido aún más debido a los escasos márgenes", afirma Amir Porat, director general de Gezer Shluhot, un productor y exportador de zanahorias ecológicas y convencionales fundado en 1949, que se considera pionero en este sector en Israel.


Fotos: Amir Porat

"El séquel es demasiado fuerte. Todo lo que se exporta, sufre. Dentro de los productos perecederos, cuanto más básico es, más sufre. En el sector de la zanahoria jugamos con márgenes ínfimos. La moneda local es demasiado fuerte para nosotros. También tuvimos un año alterno para que los campos descansaran, en el que no pudimos plantar ni cultivar como un año normal. Eso influyó en el mercado local, que bajó un 20-25%, ya que el mercado israelí tuvo que importar de otros orígenes. El mercado local se vio perjudicado, y todos los costes aumentaron drásticamente. Ahora cuesta entre un 25% y un 30% más al año cultivar productos, algo que experimentan los productores de todo el mundo, pero es muy dramático que todo tenga lugar en un año. En cuanto a la logística, los costes son aún más elevados, ya que, por ejemplo, la temporada pasada enviar un contenedor a Estados Unidos costaba 3.000 dólares, y ahora entre 10.000 y 12.000 dólares", explica Porat.

Amir Porat, director general de Gezer Shluhot

Porat afirma que Israel exportó unas 80.000 toneladas de zanahorias. Su empresa Gezer Shluhot, en el valle de Bet Shean, en el norte de Israel, exportó unas 24.000 toneladas de zanahorias, principalmente a Rusia. También exporta a Europa y Estados Unidos, y es conocida por sus zanahorias de alta calidad y más dulces, que se cultivan en suelos del norte de Israel. Cada envío era diferente y presentaba muchos retos, mientras que el mercado era en general malo, comenta.

"En nuestros mercados de exportación en Europa hubo altos rendimientos y quizá una temporada récord. No necesitaron mucho apoyo con las importaciones durante su temporada. Esto nos dejó con el mercado ruso, que se llevó el 50% de nuestras exportaciones. La temporada ha quedado atrás, al final conseguimos exportar casi como estaba previsto. Cada semana nos tocaba averiguar las nuevas restricciones, cuáles serían las próximas normas; hubo muchos cambios en las líneas marítimas, clientes cancelados, etc. También temíamos que en algunos casos la transferencia de dinero corriera peligro. Al final, como se trata de alimentos, seguimos exportando a los mercados ruso y ucraniano. No nos detuvimos, exportamos a todos los que necesitan alimentos; aunque vivimos una gran incertidumbre, nos las arreglamos", afirma Porat.

"En julio y junio el mercado de Rusia, que normalmente se fortalece, este año se debilitó. La temporada local en Bielorrusia y Rusia comenzó a mediados de julio. En general, fue una temporada muy difícil. Al final conseguimos exportar casi el 100% de nuestros volúmenes previstos. A lo largo de la temporada tuvimos que ajustarnos, seguir siendo flexibles, lo que se combinó con un gran esfuerzo y buena voluntad entre nosotros y nuestros clientes para apoyarnos mutuamente, no solo en el resultado final. Contamos con el apoyo de nuestros clientes desde hace muchos años, ambas partes nos comprometimos en los aspectos de precio y tamaño. Nuestros clientes nos apoyan y nosotros les devolvemos el favor. La relación con nuestros clientes es nuestra prioridad y hacemos todo lo posible para garantizarles la mejor calidad. Seguiremos haciendo lo mismo", explica Porat.

Los precios de las zanahorias ecológicas son preocupantes
"Las zanahorias ecológicas han sufrido un mercado muy malo. Mantenemos la ecológica en nuestra cartera, pero estamos reduciéndola drásticamente. Su cultivo supone un 25% más de costes, mientras que el mercado no puede pagar más. En Alemania, el principal mercado de zanahorias ecológicas, enviamos la mejor calidad, pero no fue suficiente en un mercado tan duro como ese. Viajamos personalmente hasta allí para ver a nuestros clientes, pero es muy triste encontrar y mirar los números y comprender que lo ecológico no funciona. Estaremos atentos a las posibilidades del mercado, pero no podemos suministrar con pérdidas. Es una pena, ya que hemos desarrollado los conocimientos para cultivar productos ecológicos de alta calidad durante muchos años. Por desgracia, hemos tenido que reducir nuestra producción cada año. Nos centraremos en las zanahorias convencionales, moradas, amarillas o blancas".

Porat afirma que también ven una gran oportunidad y crecimiento en las zanahorias baby listas para comer y de primera calidad, que ofrecen a una cadena de comida rápida líder en el mundo en todo Israel, así como en las escuelas. "Las zanahorias baby son una variedad completamente diferente. Son más largas, dulces y crujientes y pueden cortarse en trozos y dárseles forma para que estén listas para comer. También son muy difíciles de producir, pero son un producto en crecimiento en nuestro negocio. Quiero exportarlo a todos los mercados de la zona", concluye.

 

Para más información:
Amir Porat
Gezer Shluhot
Tel.: +972 52 545 0781
Email: amir@shluhot.com 
www.gezershluhot.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor