Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La banana toma el terreno que el plátano perdió por la erupción de La Palma

Según los datos de agosto de la Dirección General de Aduanas, en el primer semestre de 2022 la importación de banana superó a los envíos de plátanos en casi 18.000 toneladas más. Y es que de acuerdo con el análisis realizado por el economista Juan S. Nuez y publicados en la revista Agropalca, entre enero y junio, desde el Archipiélago se remitieron a ese destino un total de 161.828 toneladas de plátanos (-19,0% interanual) "debido, básicamente, a los efectos del volcán sobre la producción en La Palma”, mientras las importaciones se elevaron hasta las 179.746 toneladas, un volumen superior en 4.550 al de 2021 (+2,6%).

Pero no todo el plátano que se envía desde Canarias o la banana que se importa acaba comercializándose en el mercado español. Una parte se destina a la reexportación a otros países de la UE, principalmente a Portugal. Los datos de Aduanas muestran que de enero a junio, 37.005 toneladas se quedaron fuera del mercado peninsular y balear.

No es posible conocer cuánto de esa cantidad fue plátano o banana porque Aduanas no desagrega esos datos, pero sí es posible realizar estimaciones: si toda la reexportación fue de banana, un escenario propicio para el plátano, la cuota de mercado de la fruta importada se situó en un 46,9%. Pero si se dio la situación inversa, entonces asciende hasta un 59%, superando la oferta de plátano en determinados periodos del año. Esta situación se viene repitiendo desde hace años y, con relativa frecuencia, desde 2019 en meses concretos.

Aumenta el precio al consumidor del plátano canario
La menor oferta de plátano en península y Baleares ha hecho que la fruta experimente un incremento en el precio desde el origen a la venta al público. Los productores recibieron desde 55 céntimos por la categoría segunda, hasta 1,60 euros por la superextra; es decir, un valor promedio que osciló entre los 0,84 y 1,30 euros A la salida de las cámaras de maduración, la media se situó entre 1 y 2,50 euros. Y en los lineales, el kilo se ha ofertado a entre 2,80 y 3,20 euros, un aumento propiciado por los márgenes impuestos por las cadenas de distribución, que aprovecharon la coyuntura para subir los precios entre 60 céntimos y 1 euro.

Mientras, el precio de la banana se ha mantenido relativamente estable: iniciaba el año 1,10 euros y en junio alcanzó 1,40 euros. "Esto ha supuesto que, a lo largo del primer semestre de 2022, los hogares españoles hayan podido comprar más de 2 kilos de banana por el mismo precio de 1 kilo de plátano de Canarias. Veremos el efecto de esta situación sobre los hábitos de compra de nuestra fruta en lo que queda de año y posteriores ejercicios", concluye. 

 

Fuente: elespanol.com / palca.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor