Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Kingsly Kwalar, de OPTIMIZ

"Los exportadores no deben perder la esperanza de recibir una indemnización por las pérdidas causadas por los retrasos"

"Las pérdidas resultantes de los retrasos en el transporte están elevándose en todo el mundo. Sin embargo, es un error pensar que las compañías navieras no son nunca responsables", puntualiza Kingsly Kwalar, fundador de OPTIMIZ (en la foto de la derecha).

Kingsly se reunió hace poco con unos exportadores sudafricanos que le hablaron de su frustración por la huelga portuaria (que, desde entonces, se ha resuelto).

"Algunos de ellos han visto subir los costes asociados a sus envíos porque han tenido que redirigir sus contenedores ya sea a Namibia o a Mozambique, con la esperanza de llegar a Róterdam a tiempo. Las aseguradoras se quejan de una considerable pérdida de capacidades en el mercado, en especial en relación con los inspectores", prosigue.

"Parece que se ha perdido toda esperanza en lo que respecta a las indemnizaciones por retrasos, pues es habitual que las navieras rechacen tales reclamaciones".

La empresa fundada por Kingsly, OPTIMIZ, opina que no tiene por qué ser así si un exportador cuenta con todas las pruebas necesarias en caso de reclamación. Además, señala, una cantidad significativa de los daños es consecuencia del error humano.

Facilitar la atribución de responsabilidades por los daños causados a la fruta
En 2020 se creó OPTIMIZ para permitir a los comerciantes internacionales inspeccionar de manera remota sus carga contenerizada y automatizar sus procesos de reclamación.

Para ayudar a los exportadores a decidir fácilmente si presentar o no una demanda por retrasos, OPTIMIZ desarrolló el Delay Claims Quadrant, una sencilla fórmula para que los afectados determinaran si existía o no un buen caso contra el transportista.

Foto: OPTIMIZ

"Un informe sobre la calidad y la causa de los daños causados a la fruta desembarcada elaborado por un inspector en Europa cuesta entre 1.000 y 1.500 euros. Con nuestro sistema, una inspección así tan solo cuesta 10 euros", asegura. "Esto es posible porque, en lugar de investigar hacia atrás para determinar la causa de la pérdida, permitimos a los afectados recabar datos relevantes y objetivos sobre el estado de la carga a lo largo de la cadena de suministro, por lo que resulta sumamente sencillo atribuir las responsabilidades".

Inspecciones remotas antes y después del envío
En el reciente desayuno de trabajo en Johannesburgo sobre el tema "Suscripción de seguros para perecederos en un mercado volátil" (organizado por Lebogang Rahlao, gerente general de la aseguradora Nacora, en colaboración con Kuehne and Nagel, OPTIMIZ y StilFresh), presentaron su aplicación móvil a los corredores de seguros y a los suscriptores y lanzaron la OPTIMIZ Desktop Survey.

Esta solución innovadora permite a los exportadores de fruta y a sus aseguradoras inspeccionar de forma remota la manipulación, la calidad y el estado de sus productos antes y después del envío, con lo que se racionaliza el proceso de recogida de datos interno desde la cosecha hasta la contenerización. Las pruebas están formadas por fotos, vídeos y textos cortos, junto con los metadatos para autentificar la información recopilada. Si es necesario, se puede incluir en el informe la opinión o conclusión de un supervisor cualificado.

"Se facilita el número de contenedor y nuestra aplicación lleva a cabo una búsqueda en el sistema de la naviera para obtener el historial del contenedor", explica. De esta manera, el exportador o productor conoce de inmediato el paradero del contenedor sin tener que buscar en otra parte.

Las aseguradoras pueden obtener más y mejor información sobre su exposición a los riesgos, mientras que la aplicación es atractiva para los inspectores porque les permite aceptar más trabajo fuera de su área geográfica normal al ahorrarse gastos de viaje y el trabajo administrativo relacionado con la redacción de informes.

Kingsly empezó en el sector del transporte trabajando para un armador griego en Londres. Más tarde, fue contratado en Argentina, donde, en sus palabras "se cambió de bando", al ayudar a los exportadores de fruta y aseguradoras latinoamericanos a gestionar sus reclamaciones y riesgos.

Cuatro años después, se mudó a Sudáfrica y fundó StilFresh al ver que faltaban expertos africanos en reclamaciones para intervenir en la resolución de problemas de los exportadores africanos.

Para más información:
Kingsly Kwalar
OPTIMIZ
Tel.: +44 49 160 343 9696
Email: king@optimiz.claims
www.optimiz.claims


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor