Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Andreas Arnold, de A&B Fruchthandels GmbH:

"A finales de octubre se habían vendido en toda Europa unas 20.000 toneladas de frambuesas congeladas procedentes de Serbia"

Los productores europeos de frambuesas tuvieron que lidiar con una cosecha desastrosa en 2021. El experto en los Balcanes Andreas Arnold, de la empresa A&B Fruchthandels, de Esslingen, nos informa de que este año ha habido volúmenes suficientes, sobre todo de Serbia y otros países balcánicos. Sin embargo, la demanda está dejando mucho que desear.

20.000 toneladas de frambuesas congeladas comercializadas en toda Europa
"Este año, Serbia ha cosechado unas 75.000 toneladas de frambuesas. Además, hay unas 5.000 toneladas de productos alternativos de distintas calidades. A finales de octubre se habían vendido en toda Europa unas 20.000 toneladas de frambuesas congeladas procedentes de Serbia", afirma Arnold. "Las frambuesas congeladas están disponibles durante todo el año, pero ahora mismo casi nadie parece estar interesado en el producto. Normalmente, la temporada va de junio a junio. Sin embargo, los contratos solo duran hasta final de año. Además, en el pasado se solían entregar volúmenes considerables a Estados Unidos, pero este año, aparte de algunos envíos de frambuesas congeladas ecológicas, prácticamente no se han realizado exportaciones a EE. UU. Esto puede deberse a la buena cosecha de Chile".

La competencia de los Balcanes
En años recientes ha crecido mucho la competencia en la región de los Balcanes. "En Ucrania se ha logrado un cierto desarrollo en el ámbito de las frambuesas congeladas. Kosovo ha sido un productor insignificante durante mucho tiempo, a pesar de que, climáticamente, tiene las mismas condiciones que Serbia, y este año fue capaz de producir entre 4.000 y 5.000 toneladas en unas 1.600 hectáreas. Bosnia no tenía frambuesas hasta hace 15-20 años, pero ahora se comercializan entre 5.000 y 7.000 toneladas de dicha procedencia. Moldavia alcanzó las 600 toneladas este año, aunque apenas fue capaz de vender su mercancía, probablemente debido sobre todo a la falta de información".

La variedad principal es la Willamette
Arnold estima que la cuota de mercado de las frambuesas congeladas serbias en el mercado alemán es del 50-60%. En cualquier caso, Alemania es también el mercado de ventas más importante para las frambuesas congeladas, según Arnold. "La cosecha de frambuesas frescas fue relativamente manejable, entregándose un máximo de 100 toneladas. El 90% de la producción y las ventas en Serbia corresponden a la variedad Willamette. El 10% restante se reparte entre variedades más pequeñas, como la Meeker. Esta variedad tiene menos zumo, es más cara y se vende principalmente a países como Francia o a clientes más exigentes", añade Arnold. Los principales clientes del producto son la industria, las panaderías y otros transformadores.

La demanda ha bajado entre un 30% y un 40%.
Debido a los altos precios que se alcanzaron el año pasado, las ventas de frambuesas llevaban cayendo desde enero de 2022, dice. "Esto se debe principalmente a la falta de demanda en la industria. Los fabricantes de mermelada, por ejemplo, han dejado de realizar promociones, mientras que los pasteleros han tendido a pasarse a las fresas o a otras opciones. Incluso las empresas que ofrecen pequeños envases de 750 gramos para supermercados han estado teniendo muchas dificultades para vender sus productos". En términos de valor, indica, las frambuesas son el producto más importante para Serbia, especialmente porque los precios globales de las frambuesas son más altos que los de productos como las ciruelas. Aunque este producto, a su vez, alcanza un mayor volumen de cosecha.

Problemas de dinero para instalaciones frigoríficas y productores serbios
"Los comerciantes serbios siempre fijan sus precios con los respectivos productores antes o incluso durante la temporada. A veces, los precios se escriben en trozos de papel en los almacenes frigoríficos. En ocasiones, los precios han rondado los 4,50 euros/kg, pero actualmente se sitúan en 4,00 euros/kg. Se sabe que los almacenes frigoríficos están perdiendo dinero; la única pregunta es cuánto. Unos precios desorbitados combinados con una caída de la demanda harán que los productores tengan dificultades para obtener unos ingresos decentes".

Cosecha normal en Serbia y Polonia
"Este año tenemos una cosecha normal en Serbia y Polonia, que son dos de los proveedores más importantes de frambuesas congeladas. Juntos, alcanzan una cuota de mercado del 80-90% en toda Europa. Pero países como Bosnia y Kosovo también han tenido una cosecha normal", afirma Arnold. Sin embargo, las ventas se desplomaron porque simplemente no había puntos de venta alternativos. "Lo único que se puede hacer es intentar comercializar el producto a un precio mucho más barato. Dado que los costes de la energía se han duplicado con respecto al año pasado, y que un camión de frambuesas puede costar hasta 100.000 euros, algunos productores se conforman con poder vender su producto, aunque sea a un precio poco atractivo".

Emigración de la mano de obra
Según Arnold, bastantes países balcánicos tienen un problema con la emigración masiva de jóvenes con formación, que marchan a Europa central y occidental para estudiar o encontrar trabajo y que, por tanto, no están disponibles para trabajar en la cosecha. "En Serbia, algunos trabajadores para la cosecha vienen de India y Pakistán. En el caso de las instalaciones de refrigeración, la mano de obra escasea desde hace tiempo. Encontrar gente nueva suele ser muy difícil. Al menos los salarios son ahora notablemente más altos".

Además, Arnold señala la difícil situación logística: "Varias empresas han cerrado, en parte porque no había camiones disponibles. Por supuesto, esto es un problema grave cuando trabajas con productos frescos. Algunos transportistas no encuentran ninguna alternativa y temen que se produzca una catástrofe. Ven el transporte ferroviario como la única alternativa real en este caso, y con esto no se refieren a Deutsche Bahn".

Descenso de las ventas en el mercado ecológico
En su línea de productos, las frambuesas ecológicas congeladas representan alrededor del 1% del total. "Este año, por primera vez, el mercado ecológico ha registrado un descenso de las ventas. Los proveedores alemanes disponen de más existencias debido a la incertidumbre en el mercado mundial, y al mismo tiempo, la demanda es bastante floja. En el caso de algunos productos, ya no se acuerdan contratos anuales, sino que se negocia la venta de la mercancía camión por camión. La situación es similar para los productos convencionales; los clientes solo compran lo que realmente necesitan. Esto se debe en parte a que los precios han subido mucho en las últimas semanas", concluye Arnold.

Imágenes: A&B Fruchthandels GmbH

Para más información:
Andreas Arnold
A&B Fruchthandels GmbH
Heugasse 19
73728 Esslingen
Tel.:+49 711 540 7497
Fax:+49 711 540 7499
info@abfruchthandel.de  
http://www.abfruchthandel.de   


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor