Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Sudáfrica

Excelente desarrollo de la fruta de hueso durante la primavera cálida y soleada del Cabo

La primavera, más cálida de lo habitual, con una llegada más temprana del calor y del sol, ha tenido varios efectos secundarios positivos para los huertos de frutales de hueso en el Cabo Occidental.

Como consecuencia, la estimación de exportación de fruta de hueso es superior a la del año pasado en todas las categorías: la cosecha prevista de ciruelas, 86.000 toneladas, es un 4% mayor que la del año pasado, con un incremento del 15% en las exportaciones de nectarina (23.650 toneladas).

La cosecha de melocotón se estima en 6.550 toneladas (un 4% superior) y Hortgro reconoce que la cosecha de exportación de albaricoques podría elevarse un 9% hasta situarse en 3.085 toneladas, lo cual son buenas noticias para los amantes de los albaricoques tras unos años de escasez.

La pasada fue la primera semana en que se envasaron las cuatro categorías de fruta de hueso, según Charl Stander (en la foto), director técnico de Freshness First, radicada en Franschhoek, y el cultivo tiene un aspecto excepcional gracias a la primavera cálida y seca.

Las ciruelas African Rose, Suplum 41 y Suplum 25 se están cosechando ahora mismo. A partir de ahora, los volúmenes de ciruelas crecerán con fuerza y ya se están cargando las primeras para la exportación marítima.

Charl señala que varias personas ya le han dicho esta temporada que la fruta de hueso temprana es inesperadamente dulce: normalmente, la fruta de hueso tiende a ser demasiado ácida para el paladar sudafricano, pero este año la calidez de la primavera ha estimulado el desarrollo de los azúcares en toda la fruta de hueso.

"Es resultado de las condiciones meteorológicas: la primavera cálida que hemos tenido, que ha adelantado el calor y los días de sol", explica. Los cultivares de albaricoque que se han cosechado son Imperial y Charisma, y el algo anticuado Supergold, que se está quedando desfasado (de hecho, es un albaricoque para conserva).

Charl acaba de visitar algunos de los huertos de sus productores de albaricoque Carmingo, donde el cuajado de la fruta ha sido muy bueno. Estos albaricoques de finales de verano con blush todavía están totalmente verdes. No obstante, pese a su larga historia en Francia, en Sudáfrica solo se plantan desde hace pocos años, pues los requisitos de frío descartan la mayoría de las zonas productoras.

La falta de flores silvestres ha hecho que los polinizadores vuelvan a los huertos
Además, las lluvias de invierno llegaron tarde, lo cual retrasó la floración de las flores silvestres y las vygies, según Charl, por lo que numerosas abejas silvestres y otros polinizadores se alimentaron en los huertos de ciruelos, por lo que el cuajado de la fruta fue excepcional.

"Incluso las parcelas que durante la sequía no dieron ningún fruto, ahora están rebosantes de frutas. Esto viene a demostrar hasta qué punto domina la naturaleza", subraya.


Ahora, los productores están haciendo un aclareo concienzudo y se espera fruta más grande que el año pasado.

Granizadas recientes
Ahora, las parcelas cubiertas con mallas están abiertas para permitir la entrada a los polinizadores, y esta temporada se ha visto por qué las mallas se han convertido en un elemento imprescindible en el cultivo de fruta.

"Ya hemos tenido dos granizadas esta temporada, es muy extraño", afirma Charl. "Y ha habido tormentas; por aquí no estamos acostumbrados a los truenos".

El efecto del granizo localizado –hace un par de semanas en el valle del Koo y más allá de Montagu y en Witzenberg; la semana anterior, en el valle del río Hex y en Robertxon– será inapreciable, opina.

La lluvia de invierno ha sido considerablemente menor, pero los embalses están lo suficientemente llenos como para que aguanten todo el verano.

No hay margen para errores cualitativos
Los mercados en Europa tienen más cosecha europea de la esperada en un principio todavía a la venta, pero, por otro lado, la bajada de precio podría estimular las ventas.


El poder adquisitivo es bajo y, a este respecto, recalca, los consumidores sudafricanos y europeos están en el mismo barco.

"Les digo a los productores que tienen que cultivar la fruta de una manera que todas las frutas se puedan exportar, sin residuos y sin reclamaciones. Ya no hay margen de error. La calidad es una de las pocas cosas sobre las que tenemos control, mientras que nos arrinconan los crecientes costes".

Los elevados costes de los fertilizantes (aunque han bajado un poco últimamente) incentivan a los productores a comprar en otras partes y a utilizar más fertilizantes orgánicos.

En cuanto a la pulverización, los productores se han alejado en los últimos años de los programas de pulverización fijos para pulverizar según sea necesario y, de esta forma, reducir el uso de productos químicos.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor