Las frutas, hortalizas y diversos alimentos envasados deberán llevar las etiquetas establecidas por la ley, a partir del 2 de enero de 2023. La medida será obligatoria para los productos que se vendan en la Terminal de Almacenes de São Paulo, propiedad de la Ceagesp (Companhia de Entrepostos e Armazéns Gerais de São Paulo), en Vila Leopoldina, al oeste de São Paulo.

El etiquetado obligatorio se verificará junto con las facturas de las mercancías que lleguen al almacén de la capital. "El objetivo del etiquetado obligatorio, así como el de la trazabilidad, es garantizar la mejora de la cadena de producción de alimentos y la seguridad para los consumidores. Además, la etiqueta permite identificar al proveedor del producto y tiene la capacidad de acercar al productor y al consumidor", señala el Ceagesp.

La empresa publicó, el 17 de octubre de 2022, un comunicado con las especificaciones de lo que será obligatorio en las etiquetas de los productos envasados. "No es el Ceagesp el que está creando esta norma, pero sí que estamos siguiendo la legislación vigente", explica Gabriel Bitencourt, director de la Sección del Hortigranjeira Quality Center de la empresa.

 

Fuente: AbraFrutas