En lo que va de campaña 2022/23, el volumen comercializado desde el país ha crecido un 31% respecto a la misma fecha de la campaña previa. A pesar de que desde Proarándanos se lanzó un mensaje de una posible crisis en la industria por el contexto internacional, la cual podría perjudicar el futuro de este producto, en el país la industria del arándano sigue creciendo.

Este año la superficie implantada de esta fruta ha crecido en Perú en más de 1.000 hectáreas, que en total se elevan a 17.943 hectáreas. Con ello, se espera una producción al cierre de la campaña de 275.000 toneladas, lo que significará un incremento de 25% respecto a la campaña anterior.

Cabe señalar que, debido a la rápida ampliación de la oferta de este producto, el precio de exportación se ha visto afectado llegando a reducirse de 11,5 dólares por kilogramo en el 2013 a 5,6 dólares por kilogramo en los primeros nueve meses del 2022. Este problema cobra mayor relevancia en el contexto actual, en el que principalmente la escasez de fertilizantes y de combustibles ha elevado los costos de producción; de hecho, la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú (AGAP) indicó que "muchos productores han tenido que vender al mismo costo o incluso a pérdidas para mantener su cartera de clientes".

 

Fuente: freshfruit.pe