Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Nabil Belmkaddem, de BestBerry Cooperative:

"No hay que ver a los proveedores marroquíes como competidores, sino como una extensión del mercado europeo"

Europa sigue siendo uno de los mayores mercados de exportación para los frutos rojos marroquíes, según dijo Nabil Belmkaddem, de la Cooperativa BestBerry, del norte de Marruecos, durante el último Global Berry Congress. "No se nos debe vern como competidores, sino como una extensión del mercado europeo".

La producción marroquí ha aumentado en los últimos años. "También asistí al Global Berry Congress de hace tres años para dar una ponencia y desde entonces la producción ha crecido exponencialmente y sigue creciendo. No parece haber techo", explicó Nabil. "El aumento de la competencia y la producción están dando un impulso al mercado y vemos que los rendimientos mejoran cada año. Además, hemos podido enviar frutas, como las frambuesas, a Europa tres semanas antes que en años anteriores. En este sentido, también gozamos de una ubicación ventajosa. La fruta puede cargarse rápidamente en el camión o en el barco y llegar a los comercios europeos en muy poco tiempo. Esto, combinado con nuestra estabilidad política y financiera, nos perfila cada vez más como un socio fiable".

Los problemas causados por los costes energéticos en el norte de Europa podrían, por tanto, suponer una ventaja para los productores marroquíes. "Siempre cultivamos fruta más que suficiente, independientemente de la demanda. Por supuesto, existe el riesgo de que, si no hay demanda, no haya ventas, así que siempre hay que estar pendientes del desarrollo de la demanda en Europa durante la temporada, pero si hay demanda, siempre podemos satisfacerla, y en este momento las cosas pintan bien para la fruta marroquí. La situación en el norte de Europa puede ser, sin duda, una ventaja para nosotros".

Pero Marruecos también se enfrenta a sus propios desafíos. "Los problemas climáticos también nos han afectado", continuó Nabil. "La sequía ha generado mucho estrés. Estamos acostumbrados a la escasez de agua, pero no deja de ser un gran problema. Además, los costes de la energía o los fertilizantes son muy elevados aquí". El resultado es un "negocio de alto riesgo y alta recompensa". Si los precios son demasiado bajos, es muy arriesgado, pero también hay muchas oportunidades si los precios evolucionan favorablemente". Pero los productores marroquíes también se ven cada vez más obligados a asumir estos costes, dice Nabil. "Por eso estamos tratando de reducir los costes de producción".

Por último, el especialista en frutos rojos lanzó un mensaje a los consumidores. "Por mucho que nos esforcemos en ofrecer un producto de calidad óptima, una vez en tránsito estás a merced de terceros. Así que es un reto que todo llegue en buenas condiciones al mercado europeo. Eso sí, los consumidores tienen que entender que las 'imperfecciones' existen. Una imperfección no debería provocar que se deseche un producto. Esto supone un desperdicio de trabajo y el sabor es el mismo".


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor