Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Javier Guerra, de Alisios Tropical Fruit:

“Si hoy sale un pedido de aguacates desde Canarias a Islandia, mañana lo tiene el cliente en el mercado”

España es el productor por excelencia de aguacates de Europa y, aunque su producción está muy asociada a la región mediterránea, si hay un lugar donde se puede decir que esta fruta empezó su historia, ese fue las islas Canarias, a cuyas costas llegó por primera vez desde América encontrando las condiciones idóneas de su continente de origen, cuenta Javier Guerra.

“Las islas en las que se cultiva el aguacate dentro del archipiélago son las más occidentales, ya que las situadas más al este están muy influenciadas por el clima africano y la escasez de precipitaciones impide el cultivo”, explica el comercial de Alisios Tropical Fruit. “En estas islas tenemos prácticamente un clima tropical, con temperaturas medias en torno a 22-24 grados gracias a los vientos alisios que, junto con la geografía de las islas, nos permiten producir aguacates durante todo el año”.

“Otro ingrediente diferencial que tenemos es la calidad de la tierra. Las Canarias son islas de origen volcánico relativamente jóvenes, lo que hace que la tierra tenga una riqueza mineral enorme que se incrementa aún más con el aporte de la calima proveniente de África. Además, la ausencia de industria pesada hace que tengamos una gran calidad del aire y de las aguas; La Palma en concreto es incluso reserva mundial de la biosfera”, recuerda Javier.

“Sin embargo, son islas pequeñas con una orografía compleja que hace que no se pueda automatizar el cultivo del aguacate, por lo que prácticamente hacemos un producto artesanal. Al vivir en espacios con un territorio limitado, no podemos competir en volúmenes con las producciones de Málaga, Granada o el sur de Portugal, aunque llevemos muchos más años dedicados a este cultivo; pero, además de trabajar con Reino Unido y península, hemos conseguido consolidar nuestro propio nicho de mercado en los países nórdicos”.

Una de las características que tienen esos países es que tienen poca población y el consumo de aguacate no es excesivamente alto, por lo que los envíos de fruta de Sudamérica se vuelven muy costosos y requieren mayores pasos logísticos en un proceso de redistribución que encarece aún más la fruta, explica Javier.

“Nosotros, por el contrario, tenemos la posibilidad de hacer vuelos directos y frecuentes desde Tenerife, al ser una zona muy turística, a Finlandia, Suecia, Noruega o Islandia, y aprovechar el espacio de carga de las bodegas de los aviones comerciales para enviar a esos países los volúmenes que demandan”. Además, con una rapidez y una frescura que no podría proporcionar la fruta importada de otros orígenes: si hoy, por ejemplo, sale un pedido a Islandia, mañana lo tiene el cliente en el mercado”.

“El 50% de nuestros aguacates vienen de la isla de La Palma”
Alisios Tropical Fruit, cuya marca hace honor a los vientos procedentes del norte de Europa que recorren el océano Atlántico hacia el golfo de México –los mismos que guían hoy en día a los veleros y que llevaron hace medio milenio a Colón a América–, es una empresa creada recientemente pero tiene un amplio bagaje familiar en el sector de la agricultura canaria.

“Estos años atrás hemos pasado momentos complicados. Con la pandemia perdimos todos los enlaces de avión con los países nórdicos, lo que nos dificultó mucho la exportación, y después el volcán golpeó nuestra producción. El 50% de nuestros aguacates provienen de la isla de La Palma y, aunque las zonas de cultivo no estuvieran afectadas directamente por la lava, las cenizas arruinaron la cosecha. Afortunadamente, ya empezamos a levantar un poco la producción en la isla y de cara al año que viene esperamos normalizarla del todo”.

“En Canarias en total se cultivan solo unos 12 millones de kilos de aguacate. Vivimos en una zona con unas condiciones duras pero logramos producir una fruta muy buena y, además, contamos con una gran ventaja: el mercado interior canario es muy potente con un consumo per cápita de aguacate altísimo, probablemente el más alto de Europa, y a él tenemos que sumarle el consumo del turismo que visita las islas. Por otro lado, las importaciones están prohibidas por orden ministerial para evitar la introducción de plagas foráneas en el archipiélago, por lo que, al no tener la competencia de la fruta sudamericana a unos costes tan bajos, contamos con un mercado más estable en cuanto a precios”.

“Esto nos permite trabajar con una gran tranquilidad a nivel de comercialización y hacer las cosas de manera diferente, con proyectos muy interesantes en los que realmente presentamos un producto diferenciado”.

Para más información:
Alisios Tropical Fruit
C/ Las Adelfas 8
38760 Los Llanos de Aridane
S/c de Tenerife, Canarias (España)
info@alisiosgroup.com
https://alisiosgroup.com


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor