Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Stefan Lindner, de Lindner Fruchtimport Frankfurt, sobre la oferta citrícola española:

"Buena disponibilidad de limones y clementinas en Alemania, pero las naranjas grandes son escasas"

La temporada de cítricos españoles está avanzando con buen ritmo. "Los limones españoles de la variedad Primofiori están disponibles en todos los tamaños y de buena calidad. En el segmento de las clementinas, desde hace tres semanas estamos importando la variedad Clemenules. La disponibilidad de producto es buena, en todos los tamaños", dice Stefan Lindner, mayorista de frutas en el mercado de abastecimiento central de la ciudad alemana de Fráncfort del Meno y proveedor exclusivo de la marca de calidad DIANA.

"A diferencia de los limones y las clementinas, hay ciertas brechas en el suministro en la categoría de naranjas", continúa Stefan. "De las naranjas Navelina, la variedad principal en esta temporada, la oferta de fruta grande, de calibre 1 o 2, es escasa. A partir del calibre 3, en cambio, la disponibilidad es buena".

La marca DIANA
El caballo de batalla de Lindner es la marca de cítricos DIANA. El origen de esta marca se remonta a ochenta años atrás, cuando un proveedor español buscaba nuevas oportunidades de exportación para sus naranjas y una marca para el mercado alemán. "Incluso en aquel tiempo, estas naranjas no fueron tratados químicamente". El productor le puso a la marca el nombre de su perro pastor, Diana. Es por eso que muchas personas mayores en Alemania todavía llaman a las naranjas DIANA 'las naranjas del perro'”, dice Stefan.

Con la cooperación del socio de distribución exclusivo Soravia, DIANA se convirtió en una marca de naranja reconocida en el sur de Alemania. "Cuando nos hicimos cargo de Soravia, también con sede en Fráncfort del Meno, hace más de diez años, adquirimos los derechos de distribución para el área Rin-Meno y, poco tiempo después, los derechos de mercado para DIANA", dice Stefan. 

A pesar del alto valor de reconocimiento, la marca perdió cuota de mercado en los años previos a la adquisición, de acuerdo con Stefan. "Tras la adquisición de la licencia de la marca, volvimos a centrarnos en la calidad, y no solo en términos de sabor y apariencia. Y es que para las naranjas de esta marca no se usan productos fitosanitarios, lo cual representa una característica única, ya que incluso la cáscara de la naranja DIANA se puede comer".

Esto también se aplica a los limones y las clementinas que se incluyeron en la gama en los años posteriores al relanzamiento de la marca. "Más tarde, también se incorporaron a la gama las sandías sin semillas de la variedad Royal Honey y los tomates. Tenemos un claro enfoque en los productos españoles, con los cítricos a la cabeza en términos de volumen. Comercializamos los cítricos en toda Alemania, mientras que las sandías y los tomates se destinan principalmente al mercado regional".

En las últimas décadas, las naranjas españolas han llegado cada vez más temprano al mercado alemán. "La temporada de esta marca, sin embargo, se extiende desde finales de noviembre hasta mayo. Comenzamos la campaña un poco más tarde, para poder ofrecer las naranjas con un contenido de azúcar óptimo. El pico de ventas se produce, como siempre, en el período anterior a la Navidad, en los meses de noviembre y diciembre. La temporada de clementinas generalmente va de octubre a marzo/abril, mientras que los limones DIANA se venden durante todo el año". La temporada de cítricos del año pasado fue muy bien, de acuerdo con Stefan. "Debido a los aumentos de costos, los precios fueron bastante altos. Sin embargo, este alto nivel de precios también tuvo un efecto negativo en el volumen de ventas".


 
Potencial de crecimiento en cítricos
A través de los mercados mayoristas tradicionales, los cítricos de esta marca encuentran su camino a los supermercados y las fruterías. Este segmento de mercado ha demostrado ser un escaparate para nuevos tipos de frutas y hortalizas. "Las clementinas Orri ahora no solo se cultivan en Israel, sino también cada vez más en España. La naranja Cara Cara también se ha hecho un hueco en el mercado en los últimos años. En el comercio especializado, el destino principal de los cítricos DIANA, el potencial de las variedades relativamente "nuevas" es alto". 

Como proveedor exclusivo, Lindner no quiere ofrecer fruta estándar, sino productos seleccionados y de alta calidad. "La diferencia es grande y se refleja también en el envasado. Nuestras naranjas se envasan de manera individual, lo que ofrece una protección adicional".

La dirección de la empresa Lindner con Stefan Lindner a la izquierda 
 
La marca se encuentra en el segmento más caro, continúa Stefan. "Sin embargo, la demanda se mantiene alta y estable. Y es que esta se ha forjado una posición destacada en el mercado desde hace mucho tiempo. El desafío más grande de esta nueva temporada es la inflación, aunque no creo que los productos Premium sufran el revés como muchos esperan. Estoy convencido de que los consumidores que compraban fruta Premium, antes de la inflación, volverán a hacerlo este año. Sin embargo, nosotros y nuestros compradores no podemos descartar aumentos de precios".

No obstante, Stefan ve oportunidades para expandir aún más la posición de su marca en el mercado alemán. "Hemos encontrado un nicho, especialmente en el sur de Alemania. Nuestro objetivo es ganar en popularidad, aunque el volumen de ventas actual es bastante bueno. Y es que consideramos más importante ofrecer la mejor calidad que lograr un aumento de la facturación sobre la base del suministro de productos estándar a precios más ventajosos".

Para más información:
Stefan Lindner
Lindner GmbH
Fruchtimport und Handelsgesellschaft
Josef-Eicher-Str. 10
60437 Fráncfort del Meno (Alemania)
Tel: +49 (0)69-401008-0
Fax: +49 (0)69-401008-25
mail@lindnerfood.de 
www.lindnerfood.de 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor