Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La clemenules terminará su campaña en Castellón a mitad de diciembre

Las previsiones apuntan a que este año la campaña de clemenules será más corta que lo habitual y las existencias podrían acabarse entre el 15 y el 20 de diciembre, pese a que debería finalizar a mediados de enero.

"Seguramente, será la segunda campaña más breve en décadas. Que las existencias de clemenules se acaben sobre el 20 de diciembre solo lo recuerdo en la temporada 2019-2020 en la que la producción cayó a las 250.000 toneladas", explica Carles Peris, secretario general de la Unió Llauradora y Ramadera.

La climatología, como coinciden en dos cooperativas citrícolas de la provincia, es la causa que está detrás de este desarrollo. "Las lluvias del mes de marzo afectaron gravemente a la floración de los naranjos, como también lo hizo el calor del junio, que provocó que mucha fruta cayera al suelo".

Además, pese a que en septiembre el aforo de la Conselleria de Agricultura estimó en 331.483 la producción de clemenules en Castellón, la realidad es que la cosecha finalmente va a ser algo más baja. Y a ello se está sumando la inesperada cantidad de fruta podrida que llega a los almacenes de la provincia, afectada por la mosca del Mediterráneo. En cifras, de cada 100 kilos que llegan a almacén se descartan 30. "Unos niveles tan elevados de destrío acabarán afectando negativamente a las liquidaciones", aventuran tanto las cooperativas como las organizaciones agrarias.

Las reclamaciones que les están llegando de los clientes internacionales por fruta podrida también se han multiplicado por esta plaga. "La mosca es muy puñetera y el daño que causa no es visible. La mandarina, aparentemente, sale en perfectas condiciones de Castellón, pero en los dos días que tarda en llegar, por ejemplo, a París o Berlín la plaga la pudre. Hay clientes que nos devuelven la mercancía y otros revisan a la baja los precios del contrato. Es desesperante", afirman. 

Lo que no varía, al menos de momento, es el precio que se paga en el campo. La clemenules cotiza a entre 0,30 y 0,40 euros el kilo, pese a que en las tiendas europeas alcanza hasta los 14 euros. 

 

Fuente: elperiodicomediterraneo.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor