Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Raúl Fort, director de Morales Júcar:

“Hay una alta demanda de naranjas grandes y clementinas de buena calidad”

La campaña de naranja empezó un poco más tarde de lo habitual en Valencia, con un mercado más despejado de fruta del hemisferio sur respecto a la campaña pasada, aunque con menores volúmenes este año y abundancia de calibres pequeños. La campaña de satsumas fue comercialmente excelente y las clementinas son más escasas de lo previsto, con un gran diferencial de precios entre las calidades premium y estándar.

“Normalmente, empezamos a finales de octubre con las primeras Navelinas, pero este año arrancamos alrededor de una semana más tarde”, cuenta Raúl Fort, director de Morales Jucar, ubicada en Corbera, Valencia. “En el mes de noviembre todavía ha habido stocks de naranja de ultramar, principalmente de naranja para zumo, que entorpeció algo la exportación, excepto para los calibres grandes, mientras que en naranjas de mesa ha estado más ‘limpio’ en comparación con el año pasado. Ahora en diciembre, se puede decir que ya no se percibe presencia de naranja del hemisferio sur”.


Raúl Fort (a la derecha) y Roberto Carratalá, jefe de almacén.

Las continuas olas de calor y la sequía han propiciado una falta generalizada de calibres grandes, algo más acusado aún en Andalucía. “Hay mucha demanda de calibres 1 y 2, que se pagan a precios muy superiores respecto a las naranjas pequeñas y medianas. Afortunadamente, fuimos capaces de contratar a agricultores partidas de naranjas grandes antes de que empezase la campaña. Cada día recibimos llamadas de operadores pidiéndonos naranja de buen calibre, mientras que en las pequeñas hay más dificultad para colocarlas, por su abundancia”, señala Raúl Fort.

De capital valenciano y con accionistas catalanes, Morales Júcar es una empresa familiar fundada en en 1983, aunque con una tradición en el sector citrícola de más de 70 años. “Comercializamos naranjas, satsumas, clementinas y mandarinas, sumando alrededor de 11-13 millones de kilos por campaña. Seleccionamos siempre las mejores partidas que podemos localizar y contratar a productores que ya conocemos. Nosotros mismos llevamos a cabo la recolección de la fruta, que manipulamos, envasamos y expedimos. Proveemos de estos productos a los puesto de venta de Morales e Hijos en Mercabarna -donde la marca Morales es reconocida y apreciada-, supermercados nacionales, así como exportaciones a otros países en Europa tanto para nuestras marcas como para las de otros comercios que buscan fruta distintiva en calidad”, explica el director de Morales y Jucar.

La empresa valenciana comercializa clementinas, mandarinas y Satsuma, variedades como Okitsus, Clemenules, Clemenvilla, Tango y Nadorcott, y en naranjas, las variedades Navelina, Navel, Lane Late, Navel Powel y Valencia Late. “Las zonas de las que procede nuestra producción, cuentan con condiciones climáticas idóneas para el cultivo de cítricos, especialmente naranjas, las cuales suministramos durante todo el año gracias a la importación en periodo de contra estación, así como para las Satsumas, en las comarcas de La Ribera. De hecho, somos expertos en la comercialización de Satsumas, tan demandadas por el mercado catalán, que absorbe cada año toda nuestra comercialización a través de Mercabarna. Empezamos en septiembre con Iwasaki y luego continuamos con Okitsu”, explica Raúl Fort.

“El consumidor catalán identifica las Satsumas y, por tanto, las prefiere con la piel verde, por lo que las cosechamos poco a poco para que estén en su punto pero sin que la piel vire a color amarillo. La verdad es que al haber menos producciones y habiendo menos mandarinas de ultramar este año, así como problemas de calibre en Clemenrubi y Oronules españolas, las ventas de Satsumas han sido muy rápidas y a precios interesantes”.

Con respecto a las clementinas, la merma en producción aprovechable ha sido más alta de lo esperado. “Estamos a principios de diciembre y ya hay muchas empresas que han terminado con Clemenules. Las Clemenvillas están empezando ya a cosecharse en algunas zonas y también son escasas, por lo que los precios en campo se están disparando en las partidas de buena calidad. La diferencia entre las clementinas de calidad y las de segundas categorías es muy marcada este año. Las ventas en exportación están funcionando bien, donde suelen destinarse las mejores remesas, mientras que en el mercado nacional hay mucha presión de fruta de calidad estándar”, señala Raúl Fort.

“La verdad es que las altas temperaturas continuadas durante la mayor parte de este otoño han aumentado la presencia de plagas como la mosca, que este año ha afectado de forma inusual a la Clemenules. Aunque los precios hayan subido para las clementinas de buena calidad, los volúmenes son escasos y los costes de producción son altos, por lo que será difícil que los productores, en general, obtengan beneficios”, recuerda el director de Morales Júcar.

 

Para más información:
Raúl Fort
MORALES JUCAR S.A.
Avenida Alzira, 5 Corbera (Valencia)
M: +34 690676230
T: +34 962 560 255
raul.fort@moralesjucar.es
www.moralesjucar.es 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor