Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Canadá

La comercializadora de bananas Equifruit ofrece una charla en la Universidad Concordia

Para Kim Chackal, directora de ventas y marketing en Equifruit, supuso la oportunidad de volver a casa. Casi. El mes pasado, Chackal y Jennie Coleman, que es presidenta y propietaria de Equifruit, fueron invitadas a dar una charla en la Universidad Concordia, el alma mater de Chackal en Montreal, Canadá. Ambas habían sido invitadas por el profesor Jordan LeBel para hablar en su clase de Marketing Alimentario sobre el tema de la innovación.

Jennie Coleman (izda.) y Kim Chackal, de Equifruit, hablaron recientemente sobre el sector de la banana y la marca Equifruit en una clase de Marketing Alimentario en la Universidad Concordia.

Ambas compartieron el mensaje del viaje de Equifruit para comercializar una marca de banana Fairtrade y cómo ha evolucionado desde 2006, año de fundación de la empresa. "Hablamos de cómo han evolucionado nuestro manejo, envase, redes sociales y página web para ejecutar una estrategia que atraiga a las masas", dice Chackal. "Nuestra estrategia anterior estaba centrada en un mercado muy de nicho de consumidores de bananas ecológicas de comercio justo, y trabajamos tanto en el ámbito ecológico como convencional, aunque el 100% del producto es Fairtrade. Así que hablamos de cómo hacer que eso resulte atractivo para todos los segmentos de consumidores y para cualquiera que consuma bananas, que es la mayoría del planeta".

Coleman comenzó esbozando la historia de Equifruit, incidiendo en la necesidad de la certificación Fairtrade en el sector y en cómo las bananas se suelen utilizar como producto reclamo en el espacio retail. "Habló también de que no ha habido demasiada innovación en la parte del marketing, para que los estudiantes tuvieran el contexto del por qué de la existencia de nuestra marca", añade Chackal.

¿Por qué renovar la imagen?
Chackal continuó revisando la merca y el mensaje anteriores de Equifruit y explicó por qué no calaba entre las masas. Por ese motivo, la empresa cambió su imagen en 2022 con la intención de cambiar las perspectivas de los consumidores acerca de las bananas.

"Mi meta es derribar ese mito de que los consumidores compran las bananas por su precio, como nos hacen creer los retailers. Esta audiencia, donde la edad media es probablemente de 20 años, no prestan atención al precio de la forma que creen los retailers", sostiene. Chackal les planteó a los estudiantes preguntas como: ¿Cuántos de vosotros coméis bananas? (Eran casi todos). ¿Sabéis cuánto cuestan las bananas? (No lo sabían). ¿En qué os basáis para comprar bananas? (Madurez/color).

En la reciente feria IFPA, el equipo de Equifruit vistió a juego un mono de #BananaBadass en un stand colorido que también incluía un tiburón de 1,80 metros.

"La sensación general que nos quedó después fue de optimismo. Cuando explicamos los problemas del sector de la banana y presentamos Equifruit como una solución y una marca que buscar, mostraron su apoyo y su emoción por ver esta empresa local dirigida por mujeres plantar cara a las multinacionales y desafiar al sector a mejorar", comenta Chackal. "Nos referimos a nosotras mismas como 'las cracks de la banana' y ese término les resuena".

Ampliación del alcance
Hoy en día, Equifruit trabaja con suministro, que se mantiene estable, de Ecuador, Perú, Colombia, Nicaragua y México, aunque tiene una lista de productores de todo el mundo dispuestos a trabajar con ella. "Solo tenemos que encontrar más mercados para la fruta. Estamos centrados en el desarrollo de las ventas en Estados Unidos y estamos bien posicionados para el crecimiento", dice Chackal. "La demanda ha sido estable, aunque las multinacionales tienen la misma certificación Fairtrade ahora y nuestro mercado se ha vuelto mucho más competitivo. Incluso así, estamos recibiendo una lealtad enorme".

Equifruit trabaja con proveedores de Ecuador, Perú, Colombia, Nicaragua y México.

Es la lealtad lo que la empresa se ha esforzado en conseguir, en particular desde el cambio de imagen de la marca. "Hablamos sobre que nuestra marca no fue ni muy divertida ni muy emocionante en los doce o trece primeros años del negocio, así que la destruimos y la reconstruimos más fuerte, y esa fue una buena lección para ellos", apunta Chackal. "Pudimos enseñarles que, cuando se trata de innovación y alimentación, no siempre te sale bien a la primera. Es importante ser críticos con nuestro trabajo y tener la suficiente valentía para arreglar lo que no funciona".

Para más información:
Kim Chackal
Equifruit
Tel.: +1 (514) 993-7736
kim.chackal@equifruit.com    
www.equifruit.com   


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor