Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Estudio de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad de Stellenbosch:

Cítricos: Hay que prestar más atención a los cortavientos en pro de la calidad y los márgenes de beneficio

Los vientos de componente sureste en el Cabo Occidental de Sudáfrica en la última parte del año pueden resultar especialmente dañinos para las mandarinas jóvenes, pues coinciden con las primeras doce semanas tras la caída de los pétalos. Cuando los vientos cobran más intensidad entre octubre y diciembre, pueden provocar hasta el 87% del total de daños graves por rameo observados en una temporada. Sin embargo, si se gestionan correctamente, unos cortavientos adecuados u otras protecciones contra el viento pueden minimizar dichas pérdidas y traducirse en una cantidad mayor de fruta de calidad exportadora, como sostiene el investigador júnior Heinrich Geldenhuys, que obtuvo en abril de 2022 un Máster en Ciencias Hortícolas en la Universidad de Stellenbosch (SU).

Geldenhuys explica: "Mucho de lo que sabemos sobre los efectos de los cortavientos y su uso, en especial en el Cabo Occidental, se investigó por última vez a principios de los 2000. Comprensiblemente, el sector ha tenido desde entonces muchas cuestiones que atender en cuanto a investigación, como el control de la falsa polilla y la mitigación de la alternancia. Sin embargo, los cortavientos no son un tema que dejar pasar sin más, pues su uso correcto puede tener beneficios para la calidad de la fruta y los márgenes de beneficio de los productores".

Algunos de los hallazgos de la investigación de su máster se publicaron recientemente en la revista Erwerbs-Obstbau (Springer). Tras acabar sus estudios, Geldenhuys trabaja en Citrus Research International como técnico de investigación de citricultura, y está asociado al Departamento de Ciencias Hortícolas de la SU.

Mandarinas
Su estudio se llevó a cabo en campos de mandarina Tango (Citrus reticulata) en Stellenbosch, donde se plantaron casuarina (Casuarina cunninghamiana) y álamo chino (Populus simonii) como cortavientos a diferentes distancias de los árboles de cítricos. "Los vientos de finales de año, justo después del cuajado, son más perjudiciales que los vientos de julio y agosto, cuando se suelen cosechar las mandarinas tardías", comenta Geldenhuys. Se descubrió que las frutas pequeñas e inmaduras del mandarino (Citrus reticulata) eran extremadamente susceptibles a desarrollar manchas estéticas provocadas por el rameo.

Daños provocados por el viento

Geldenhuys dice que, si bien el viento puede afectar considerablemente a la estética de los cítricos, sus estudios demuestran que muy raramente influye en la pulpa de la fruta y en su calidad de consumo. En la mayoría de los casos, tampoco afecta de forma destacable a los rendimientos ni a la producción de los árboles en un campo rodeado de cortavientos.

Los cortavientos a base de árboles no proporcionan una protección uniforme a todo un campo, apunta Geldenhuys. Su efectividad depende de la altura del cortavientos, de la porosidad y de la velocidad del viento. Durante sus estudios, la mayor cantidad de fruta de primera categoría se cosechó de los árboles más cercanos al cortavientos. Los árboles del medio de la plantación tendían a sufrir daños más visibles en la piel. "En la práctica, los cortavientos no se pueden colocar a la distancia ideal de intervalos de 50 m para una protección máxima frente al viento porque eso supondría la pérdida de un espacio de producción valioso, además de una competencia directa entre los árboles por la luz, los nutrientes y el agua", explica.

¿Cortavientos o mallas de sombreo?
Los resultados del estudio actual confirman el impacto del viento en la calidad externa de la fruta y la limitación de los cortavientos a base de árboles con un incremento de la distancia. Respalda parcialmente la tendencia actual hacia la cobertura total de los campos con mallas de sombreo. Geldenhuys dice que esta decisión tiene sus pros y sus contras: "Muchos productores están apostando por las mallas de sombreo hoy en día debido a que las tasas de fruta comercializable son excepcionales, pero el desembolso inicial de la inversión puede ser bastante excesivo para la mayoría de los agricultores".

Cortavientos

Gestión de los cortavientos
Geldenhuys alerta de que los productores no pueden dejar simplemente que los cortavientos plantados crezcan sin ningún mantenimiento, pues los árboles necesitan de una gestión y un cuidado constantes para su funcionamiento óptimo. Los resultados de este estudio de posgrado han confirmado que una gestión adecuada de los cortavientos permite obtener mayores volúmenes de fruta con calidad para la exportación. Algunos de los consejos de Geldenhuys a este respecto son:

  • Asegurarse de que no existan huecos evidentes entre los árboles que conforman el cortavientos. Hay que replantar inmediatamente los que hayan podido morir.
  • Podar los cortavientos densos para permitir un flujo de aire suficiente y, por lo tanto, reducir los vientos de velocidad muy alta y un flujo de aire turbulento en el centro del campo.
  • Retirar las ramas muertas y los tallos largos que proyecten sombras en el campo, y así reducir la competencia por la luz del sol.
  • Considerar la poda de las raíces, pues puede ser beneficiosa para especies cortavientos como la casuarina, que tiende a competir con los frutales adyacentes.

Continuación de los esfuerzos
Geldenhuys, originario de Ceres, dice que algunos de sus hallazgos se incluirán en un nuevo libro, "Windbreaks in modern agriculture and horticulture" ("Cortavientos en la agricultura y horticultura modernas") editado por sus supervisores del máster, la Dra. Elmi Lötze (profesora titular extraordinaria, Departamento de Ciencias Hortícolas de la Universidad de Stellenbosch; Agri Technovation, Sudáfrica) y el Dr. Maik Veste (CEBra-Centro de Tecnología Energética; Universidad Tecnológica de Cottbus-Senftenberg, Alemania). El proyecto de investigación de Geldenhuys forma parte de un proyecto mayor de FarmImpact financiado por el Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania, y dirigido por el Dr. Veste.

Para más información:
Engela Duvenage
Faculty of AgriSciences, Stellenbosch University
Tel.: +27 21 808 4792
Email:agric@sun.ac.za  
www.agric.sun.ac.za 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor