Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Expertos internacionales ayudan a Venezuela a fortalecer sus capacidades para combatir el "Fusarium"

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), en alianza con la Facultad de Agronomía de la Universidad Central de Venezuela (FAGRO-UCV), el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y la Red de Musáceas de Venezuela (MUSAVEN), fortalecieron las capacidades en el país sudamericano para enfrentar el avance de la cepa raza 4 tropical (R4T) del hongo Fusarium, que amenaza seriamente el cultivo mundial de banano. En Venezuela, la marchitez repentina en musáceas ha tenido incidencia sobre la producción de banano desde el 2006.

Durante el 2022, el país contó con el acompañamiento de la Alianza Global contra R4T, apoyada por el IICA y cuya misión es respaldar al sector del banano ante los desafíos de la enfermedad.

En un estudio sobre la situación de la marchitez repentina en musáceas en el país, se determinó que en las ocho unidades de producción muestreadas en los estados Aragua y Carabobo se observó la presencia de plantas enfermas con síntomas de coloración amarilla de hojas, necrosis y marchitamiento. Los organismos causantes de la sintomatología observada son Fusarium oxysporum f.sp. cubense, predominante en la mayoría de las muestras analizadas; Ralstonia solanacearum y una bacteria causante de pudrición blanda que se presume sea Pectobacterium carotovorum o Dickeya paradisiaca.

“Con la ayuda de la Alianza Global contra R4T hemos logrado armar un equipo de trabajo en Venezuela que diseñó los muestreos e involucró al Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (INSAI) y la UCV, así comenzaron los aislamientos y la secuenciación, y próximamente la identificación con huella genética de los patógenos. Vamos por muy buen camino hacia la identificación de todos los microorganismos involucrados en la marchitez del banano en Venezuela y esperamos extender el muestreo por todo el país”, expresó Edgloris Marys Sarabia, Jefe del Laboratorio de Biotecnología y Virología Vegetal del IVIC.

“Podemos decir que para nosotros los resultados fueron satisfactorios porque comprobamos que los patógenos mencionados están involucrados en esa marchitez repentina de los bananos. El diagnóstico fue totalmente armónico con la guía de la Comunidad Andina, estudiamos varios de los manuales y diseñamos un sistema para el muestreo que fue la parte inicial del diagnóstico”, dijo Yonis Hernández, jefe de Fitopatología de FAGRO-UCV.

Según los expertos, por la complejidad y el tiempo necesario para introducir nuevas variedades resistentes o tolerantes, la mejor vía para combatir el marchitamiento por Fusarium es evitar su propagación, ya que se trata de una enfermedad que no se puede erradicar; la prevención es la forma más eficaz de combate a la enfermedad mediante el uso de material vegetal certificado, controles cuarentenarios y encuestas periódicas.

Por la importancia estratégica del banano en la alimentación e ingresos de la agricultura familiar, es necesario fortalecer las capacidades para prevenir, diagnosticar, vigilar y contener los brotes del hongo, así como para concienciar y difundir información entre las comunidades agrícolas.

 

Fuente: iica.int


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor