Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Christian Bertholet, Category Manager para Fruta en fenaco Landesprodukte

“En 2023, los costos de almacenamiento de frutas se duplicarán con respecto a 2022”

Cada invierno se almacenan unas 10.000 toneladas de manzanas y peras en las cámaras frigoríficas de Léman Fruits en Perroy. Las cámaras frigoríficas funcionan las veinticuatro horas del día, consumiendo mucha energía. El aumento de los costes de la electricidad tendrá un impacto significativo para fenaco Landesprodukte. "Se está produciendo un aumento sustancial de los precios de la electricidad que afecta a los costes del almacenamiento de fruta. En 2023, los costes se duplicarán aproximadamente en comparación con 2022", explica Christian Bertholet, Category Manager para fruta de fenaco Landesprodukte.

En la planta de Perroy, el consumo anual de electricidad ronda los dos millones de kilovatios hora. Por tanto, los costes adicionales de la electricidad ascienden a unos 120.000 francos suizos. Sin embargo, el aumento de precios se compensa en parte gracias a la autoproducción del centro de Vaud. Su sistema fotovoltaico de autoabastecimiento se amplió en 2020. Con una superficie total de 3.930 metros cuadrados y un rendimiento anual de unos 640.000 kilovatios hora, se cubre más del 30% de las necesidades eléctricas.

Union-Fruits, en Charrat, también recurre a la energía solar y cubre el 23% de sus necesidades con su propio sistema fotovoltaico. Al igual que en Perroy, el centro de rendimiento de Valais estima los costes adicionales relacionados con la energía en más de 100.000 francos.

Además, la iluminación en todos los edificios de Léman Fruits y Union-Fruits se ha sustituido por lámparas LED, lo que supone un ahorro anual de 100.000 kilovatios hora en cada uno de los dos centros. Esta medida contribuye a mejorar considerablemente la eficiencia energética.

Ajuste de los costes de almacenamiento
Aunque los costes no pueden repercutirse totalmente en el precio de las manzanas y las peras, los minoristas han aceptado ajustar sus precios. "En nuestras negociaciones con los minoristas, acordamos que contribuirían con unos céntimos por kilo de fruta para cubrir los costes de almacenamiento", subraya Christian Bertholet.

Si se produce un apagón, no intervendrán generadores de emergencia. "En el peor caso posible, lidiaríamos con un máximo de cuatro horas sin electricidad", explica Christian Bertholet. "Las cámaras frigoríficas están perfectamente aisladas. Un corte de esta magnitud no afectará a la calidad de la fruta".

Aumento moderado en comparación con el mercado
Las empresas de la industria alimentaria que consumen mucha electricidad se han visto especialmente afectadas por estas subidas de precios. "Aunque los aumentos son significativos, siguen siendo moderados en comparación con el mercado global", afirma Christian Bertholet. Esto se explica por el hecho de que AGROLA compra su electricidad para los centros de fenaco de forma agrupada y estructurada -es decir, fraccionada- durante un periodo de tres años; un método que ha probado ya su eficacia.

Según AGROLA, si hubiera que comprar la electricidad ahora mismo, a precio de mercado, los precios se quintuplicarían. La situación es diferente para las empresas más pequeñas: Como no pueden comprar en el mercado libre y tienen que adquirir la electricidad en base a un nivel básico, a veces tienen que hacer frente a subidas masivas de precios.


Para más información:
www.fenaco-landesprodukte.ch/organisation/leman-fruits 
/www.fenaco-landesprodukte.ch/organisation/union-fruits/ 

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor