Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Philé van Zyl, de ZZ2 (Sudáfrica)

ZZ2 niega las acusaciones de infracción en materia de agua

Las preocupaciones en materia hídrica expresadas por los habitantes de la ciudad de Giyani, en Limpopo, son perfectamente legítimas, pero los motivos de la escasez de agua se buscan en el lugar equivocado, como sostiene Philé van Zyl, director de ZZ2.

ZZ2, el mayor productor de tomate de Sudáfrica, que cuenta también con una diversa cartera de otros productos hortofrutícolas, ha sido acusado por el Departamento de Agua y Saneamiento de contravenir la Ley de Agua al alterar sin autorización estructuras hidráulicas aguas arriba del embalse del Middle Letaba. Además, se alega que esto está afectando al curso de agua hasta Giyani, un extremo que la empresa niega rotundamente.

"El embalse del Middle Letaba lleva mucho tiempo siendo objeto de controversias. La gestión de este asunto por parte de los funcionarios del Gobierno y de los políticos durante la última década ha sido particularmente mala. Durante este periodo, ZZ2 ha recibido cerca de 15 delegaciones distintas del departamento en sus esfuerzos por garantizar el cumplimiento de la ley. Incluso hemos facilitado una inspección aérea para que los funcionarios del Gobierno vieran nuestra finca de primera mano", afirma Van Zyl. "Ni en una sola de las visitas han podido encontrar pruebas de que estuviéramos extrayendo agua de manera ilegal".


ZZ2 no extrae agua del embalse del Middle Letaba
Más recientemente, el departamento ha asegurado que las alteraciones a cinco estructuras menores se habían producido sin la autorización necesaria. Philé van Zyl comenta que el volumen de agua que abarcan las estructuras hidráulicas de ZZ2 en cuestión totalizan menos de 1,2 millones de metros cúbicos, una fracción del volumen de agua que necesitan los habitantes de Giyani, abastecidos por los 172 millones de metros cúbicos del embalse del Middle Letaba.

Mantiene que dos de las afirmaciones carecen totalmente de fundamento, mientras que una tercera se refiere a cambios hechos por el anterior propietario y los dos puntos finales abordan el revestimiento de dos estructuras hidráulicas con plástico para evitar fugas de agua.

Las actividades de ZZ2 en la zona de Mooketsi –principalmente tomates y aguacates tempranos– se riegan con los embalses de la explotación agrícola, que se llenan únicamente con aguas subterráneas y aguas de lluvia, sin tomar agua del embalse del Middle Letaba, al que Philé van Zyl se refiere como "un elefante blanco".

La historia de las infraestructuras hidráulicas en esta zona es complicada: hace más de cuarenta años, el entonces Departamento de Agua cometió varios errores en la construcción del embalse del Middle Letaba Dam que lo condenaron a la obsolescencia desde su concepción.

Si construyó aguas arribas de la confluencia de los ríos Middle Letaba y Klein Letaba (afluentes que finalmente se unen al río Letaba antes de desembocar en el océano índico a través del Parque Nacional Kruger) en lo que, según Van Zyl, era, esencialmente, un cauce seco no perenne.

Además, está enormemente sobredimensionado para el escaso caudal del río. Ahora mismo, está al 0,7% de su capacidad y tan solo se ha llenado una vez, dice Van Zyl: durante las inundaciones de hace veinte años.

Para rectificar el problema de suministro de agua en Giyani, el departamento había previsto complementar el agua del Middle Letaba con agua del río Klein Letaba River, pero jamás se materializó.

Corrupción de 3.000 millones de rands en el retraso del Plan de Agua de Giyani
Después, en 2014, el departamento lanzó el Plan de Agua de Giyani con una tubería que unía el embalse del Middle Letaba con el embalse Nandoni del río Levubu River, actualmente al 101% de su capacidad.

El embalse Nandoni en el río Levubu, visitado por el presidente Cyril Ramaphosa el pasado fin de semana, está al 101% de capacidad (Foto: Servicio de Comunicación de Gobierno e Información).

Este concepto, confirma Philé van Zyl, es la solución evidente y la única, dado el fuerte caudal del río Levubu y la naturaleza plana del terreno, pero el proyecto quedó atascado en la corrupción, con unos costes que llegaron a situarse en 3.000 millones de rands (más de 162 millones de euros) antes de quebrar sin prácticamente haber hecho avances.

El proyecto fue objeto de una investigación forense encargada por la Oficina del Presidente, el cual el ministro de Agua y Saneamiento calificó de "vergüenza" este mismo año.

Para esta "vergüenza" es para lo que los políticos intentan encontrar un chivo expiatorio, asevera Van Zyl.

A los ciudadanos de Giyani se les ha prometido que el Plan de Agua de Giyani que los abastecería de agua del embalse de Nandoni estará finalizado este año. El pasado fin de semana, el presidente, Cyril Ramaphosa, visitó las obras en persona.

ZZ2, con la asistencia de ingenieros hidrológicos, ha investigado concienzudamente la cuestión. Un análisis hidrológico formará parte de su presentación de documentación al Departamento de Agua y Saneamiento, en el que expondrán sus motivos sobre por qué no debería dictársele una directiva.

"Creemos que las causas de los problemas de agua se buscan en el lugar equivocado. Nos defenderemos y seguiremos el debido proceso para la presentación de nuestro caso".


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor