Recientemente, tras el abandono de casi todas las medidas contra la COVID en China, la demanda de limones en el mercado se ha disparado. La razón es que los limones contienen vitamina C, que mejora la capacidad inmunitaria y antioxidante del cuerpo. La gente cree que beber limonada fresca puede aliviar los síntomas de una infección por COVID.

"En realidad no hay ninguna prueba científica de esta afirmación, pero es obvio que la gente decide creerlo", afirma el Sr. Wang, mayorista de limones del Mercado Mayorista de Frutas Xinfadi de Pekín, quien comparte su opinión sobre la subida vertiginosa de los precios del limón en muy poco tiempo.

En comparación con otras frutas, los limones tienen una vida útil más larga y básicamente se pueden vender de manera ininterrumpida durante todo el año. Según Wang, "en este momento, los limones frescos del mercado proceden principalmente de Sichuan. En pocos días, el precio ha subido de 4 yuanes/kg a 10-12 yuanes/kg, y es evidente que en el mercado hay escasez".

Tanto los mercados mayoristas como los supermercados y las fruterías están registrando unas ventas de limones frenéticas. Aun así, la subida de precios es solo temporal. Wang dice que "los grandes compradores ya han visto dónde hay oportunidades de negocio y están trasladando grandes volúmenes de mercancías desde las zonas de producción. Mi predicción es que una vez estos limones lleguen al mercado, el precio global del mercado bajará".