La “mancha roja” en la ciruela es una situación que suele afectar altamente la calidad de la fruta y la caída masiva de los mismos desde las plantaciones, y que suele aparecer en el mes de diciembre.

“Afecta al ciruelo casi todos los años”, explica el Ing. Agr. Hilario Lázaro, del área de fruticultura de la EEA INTA Rama Caída. “Se aprecia por la aparición de colores de maduración antes de la fecha normal, y se produce por un alza de las temperaturas por encima de los 34-35 grados. A partir de esas temperaturas en el periodo crítico desde principios de diciembre a mitad de enero, vemos que en 24-48 horas empieza la fruta con las pequeñas manchas que indican este problema”.

“La fruta empieza a desprenderse y a caer en 4 o 5 días al piso”. Se trata de una sintomatología que hace que el fruto caiga antes de adquirir el azúcar necesario, y puede afectar hasta el 20% de una producción.

Es importante destacar que San Rafael y Alvear son las principales zonas productoras de la provincia y concentran el 70% del total de las plantaciones de Mendoza, por lo que es fundamental tener un buen control.

 

Fuente: diariosanrafael.com.ar