¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor

Está usted usando un software que bloquea nuestros anuncios.

Ya que publicamos noticias gratuitamente, dependemos de los ingresos de nuestros banners. Por favor, le rogamos que desactive su bloqueador de anuncios y recargue la página para poder seguir visitando esta web.
¡Gracias!

Haga clic aquí para leer la guía de cómo desactivar su bloqueador de anuncios.

Sign up for our daily Newsletter and stay up to date with all the latest news!

Suscripción I am already a subscriber
Cristian Ferriere, de Acograpes:

"La demanda estadounidense es muy fuerte y los precios de la uva de mesa de Chile siguen siendo altos"

Continúa la fuerte demanda estadounidense de uva de mesa procedente de Chile, y los exportadores envían tanta fruta como tienen disponible, a pesar del retraso de la recolección en las zonas centrales del país sudamericano. Cristian Ferriere, director de exportación de Acograpes en Chile, comparte: "Perú terminó 2-3 semanas antes. Ayuda mucho al sector chileno de la uva mantener los altos precios FOB en EE. UU. durante febrero, que probablemente durarán hasta el 15-20 de marzo, con más de 30 dólares por caja para todos los colores y variedades. No es normal tan temprano en nuestra temporada de exportación, pero es una muy buena situación para nosotros".

Acograpes se sigue beneficiando de las exportaciones de uva Red Globe chilena.

El experto dice que el retraso en la vendimia de Chile se debe en parte a dos factores principales: el tiempo y las variedades más tardías que se han plantado para evitar un gran solapamiento con Perú durante enero y principios de febrero. "Antes cosechábamos el 40% de nuestros volúmenes a finales de febrero, ahora solo cosechamos el 20% de nuestros volúmenes totales debido a las variedades más tardías y a la demora causada por las condiciones meteorológicas. Esta temporada deberíamos producir unas 660.000 cajas de 8 kg. En el aspecto técnico, los agrónomos afirman que hemos tenido una primavera fría en la zona central de Chile durante los meses de septiembre a noviembre, así como a principios de diciembre. Esto significa que la floración fue tardía, el desarrollo de la fruta avanzó más despacio porque la temperatura fue más baja en comparación con las últimas primaveras. En enero empezaron las temperaturas cálidas, pero no pudieron ayudar demasiado a compensar el retraso. En los últimos años, en las primeras partes de la temporada coincidimos con Perú. En general, varias empresas redujeron una parte de sus variedades tempranas para evitar parte de este solapamiento, por eso Chile plantó variedades más tardías, porque la uva de Perú se exporta a los mismos mercados que la nuestra. Plantamos más variedades tardías, lo que aumentó la demora, porque ahora hay menos variedades tempranas. Estos dos hechos hacen que la cosecha y los volúmenes de exportación sean más tardíos".

Gran vacío en el mercado estadounidense
Ferriere afirma que identifican un gran vacío de oferta en el mercado estadounidense, especialmente hasta mediados de marzo, cuando los volúmenes procedentes de Chile repuntarán para alcanzar su temporada alta de cosecha. "Hay una gran brecha hasta el 15 o 20 de marzo, pero llegará un buen volumen del 20 de marzo al 15-20 de abril. Hay fruta, pero va demorada. La fruta muestra buena coloración y mejor calibre que la temporada pasada. Chile ofrecerá un buen volumen, aunque habrá que ajustar los precios, y también habrá que hacer más promociones dentro de tres o cuatro semanas para animar las ventas ante las mayores llegadas. Estamos enviando la mayor parte de nuestras uvas al mercado de EE. UU. porque se están pagando buenos precios altos, por lo que en Chile lo que interesa es enviar lo más rápido posible para intentar atrapar esos precios".

Otros mercados no ofrecen los precios actuales de EE. UU.
Afirma que el sector chileno de la uva envía actualmente entre el 70% y el 80% de sus volúmenes al mercado estadounidense. "Normalmente enviamos entre el 50%-60% a EE. UU. en estas fechas. Otros mercados también demandan fruta, pero es difícil que alcancen los niveles de precios de EE. UU. El mercado europeo está pagando precios decentes, un poco más altos que la temporada pasada. Sin embargo, es difícil enviar uvas sin semillas a Europa si tenemos un mercado tan bueno en EE. UU. Otro factor es Latinoamérica, que también está pagando bien. Tiene que hacerlo, porque si no paga una cifra decente esta temporada, puede que no consiga fruta la próxima. También estamos enviando fruta a Asia".

Ferriere espera que Chile desvíe su atención de EE. UU. hacia otros mercados cuando los precios estadounidenses bajen un poco después de mediados de marzo. "A partir de marzo vamos a diversificar una mayor parte de nuestra fruta a otros mercados cuando EE. UU. baje sus precios debido a los grandes volúmenes de llegada. Entonces nos centraremos en el envío a otros mercados", concluye.

Para más información:
Cristian Ferriere
Acograpes
Tel.: +56 9 5063 5766
Email: cristian.ferriere@acograpes.cl

Fecha de publicación: