¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor

Está usted usando un software que bloquea nuestros anuncios.

Ya que publicamos noticias gratuitamente, dependemos de los ingresos de nuestros banners. Por favor, le rogamos que desactive su bloqueador de anuncios y recargue la página para poder seguir visitando esta web.
¡Gracias!

Haga clic aquí para leer la guía de cómo desactivar su bloqueador de anuncios.

Sign up for our daily Newsletter and stay up to date with all the latest news!

Suscripción I am already a subscriber

Los champiñones polacos cambian el canal horeca por el "retail"

Han sido un par de años difíciles para el sector micológico, sucediéndose un obstáculo tras otro, asegura Tomasz Stańko, director de operaciones de la exportadora polaca de champiñones Arctic Sp. z o.o. "Los últimos tres años han sido muy duros para el negocio del champiñón. Al principio de la covid, los pedidos de los supermercados eran excepcionales, pero el canal horeca se había detenido por completo, lo cual dio lugar a un excedente en ese momento. Pero al ver que los supermercados aumentaban su interés, algunos productores han apostado por los productos de primera categoría y se han enfocado más en las cadenas de la gran distribución. Después de la covid, comenzó la guerra en Ucrania y, en consecuencia, se encarecieron todos los costes de producción. Electricidad, tipos de interés, embalaje (tanto de papel como de plástico), mano de obra, etc. Además, el salario mínimo en Polonia aumentó casi un 40 por ciento en dos años. Ahora parece que la producción y los costes están en un nivel estable, pues no hemos visto grandes cambios en los últimos meses".

En general, apunta Stańko, la venta de champiñones ha sido bastante estable últimamente. "En nuestro caso, la demanda se ha mantenido en un nivel muy similar durante los últimos meses. Por supuesto, notamos algunos altibajos durante la temporada, en especial en los países a los que exportamos, causados por las vacaciones de invierno y similares. Por ahora, nuestros principales mercados de exportación son Suecia y Noruega. Estamos trabajando duro para ponernos en contacto con más clientes del Reino Unido y Dinamarca. Conociendo sus requisitos de calidad y con nuestro afán de mejora, estamos seguros de que podemos atender a los clientes más exigentes de esos dos territorios".

Uno de los problemas que plantean los retos económicos mundiales es que los consumidores probablemente eliminen los champiñones de su lista de la compra, por lo que el interés de Arctic ha cambiado un poco, explica Stańko. "Los costes no paran de subir, no solo para las empresas, sino para los consumidores también. Esto significa que estos consumidores están gastando menos dinero en cosas que no sean estrictamente necesarias. En el desembolso económico en comestibles, los champiñones no son la primera opción. Solo los de buena calidad, con una vida útil adecuada, pueden mantenernos a flote. Espero que Europa y el mundo entero se hayan acostumbrado a la situación global actual. Hemos comenzado la era de la 'nueva normalidad'. La situación que teníamos hace tres años ha desaparecido, tenemos que olvidarnos de eso y mirar hacia adelante".

Según Stańko, los precios son bastante similares en todos los orígenes, lo que significa que tienen que confiar en sus conocimientos avanzados para adelantarse a la competencia. "Dado que los costes de producción de cultivar champiñones en Europa se han vuelto muy similares en todas partes, el precio final del producto de todos los orígenes también es muy parecido. La ventaja de la producción de champiñones polaca es el hecho de que estamos muy avanzados en lo que respecta a nuevas tecnologías, eficiencia y conocimientos. Esto nos ha permitido competir con otros países".

Para más información:
Tomasz Stańko
Arctic Sp. z o.o
Tel.: (+48) 783 646 792
t.stanko@arcticproduce.pl
https://arcticproduce.pl

Fecha de publicación: