Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Mark Greenberg

EE. UU.: Mercado fuerte para las clementinas

La temporada de la clementina está finalizando con 725 toneladas salidas de Chile en la semana 32 hacia la costa este estadounidense y otras 262 toneladas con destino a la costa oeste. Aunque los cargamentos dirigidos a las dos costas durante esa semana son mayores que los del año pasado en el mismo periodo, no es más que el reflejo de una cosecha generalmente tardía. Esta temporada, el cargamento total para la costa este es más de un 15 por ciento menos, mientras que el cargamento para la costa oeste ha aumentado un 5,3 por ciento. Es probable que los cargamentos en la semana 33 no lleguen a la mitad de ese volumen.



En la semana 33, los precios de la clementina se han mantenido fuertes, con precios en el mercado transaccional de 34-36 dólares por fruta embolsada (valor añadido), un aumento respecto a los precios de la semana anterior con una demanda sólida e inventarios relativamente escasos. Los programas prefijados tuvieron ventas bajas de 28-30 dólares, lo que servirá para rebajar los precios medios, aunque la mayoría de vendedores se esforzarán para minimizar sus compromisos a estos precios.

El precio de las clementinas se mantendrá fuerte, pues las llegadas disminuyen y la demanda aumenta al final del verano y la vuelta al colegio se acerca. La cosecha de las chilenas W. Murcott comenzó en la semana 32 y deberían empezar a llegar al mercado en la semana 36, para cuando ya no deberían quedar más clementinas.

Se prevé que el mercado para las W. Murcott se abra en 42 dólares o más para los tamaños más grandes y a 38 dólares para los calibres más pequeños, pues los minoristas necesitan suministro de los cítricos fáciles de pelar. La pregunta es: ¿este precio es sostenible? Desde el lado del suministro de la ecuación, se espera que los volúmenes totales de W. Murcott que lleguen a los Estados Unidos sea similar al de la temporada pasada. La opinión predominante es que las heladas de julio destruyeron un volumen de fruta más o menos equivalente al crecimiento que se esperaba de la producción de las nuevas plantaciones.

Desde el lado de la demanda, sin embargo, hay algunas diferencias respecto de la temporada anterior. En primer lugar, las W. Murcott llegarán a un mercado prácticamente vacío, que no fue el caso en la temporada pasada.

En segundo lugar, la demanda de cítricos fáciles de pelar en los Estados Unidos es más sólida y estable de lo que fue la temporada pasada. Por último, a mediados de agosto de la anterior temporada, los minoristas pudieron comprar clementinas a un precio de entre 22 y 26 dólares. Esta temporada pagarán por encima de 10 dólares más.

En consecuencia, a las cadenas de establecimientos no se escandalizarán al encontrar las W. Murcott de primera calidad a 6 dólares por caja, en especial si lo comparan con los 12 dólares que se demandaban (y generalmente se pagaban) la temporada pasada. También a los consumidores, acostumbrados ahora a pagar un precio más alto por las clementinas, les impactará menos que la temporada anterior durante la transición a las W. Murcott.

Pero solo el tiempo dirá si esta combinación de fuerzas permitirá a los vendedores alcanzar los valores en el mercado que sus productores y exportadores necesitan.

Naranjas navel:
Desde el último informe (semana 31), el mercado de la naranja navel ha disminuido.

Las naranjas navel sudafricanas siguen llegando al mercado y el cuarto buque se descargó en la costa este de los Estados Unidos a finales de la semana 33. Las llegadas de navel chilenas también están aumentando, ya que ahora están llegando los cuantiosos cargamentos de la semana 29 en adelante.

No obstante, los inventarios han permanecido moderados y el movimiento de producto es bueno. A pesar de ello, el fortísimo mercado de la semana 33 se ha suavizado y la estructura de precios se ha reducido al rango de 18-22 dólares, con algunas ventas menores y otras mayores. 

A mediados de la semana 33, el calibre 88 se vendía a 18-19 dólares, el 72 a 18-20 (la mayoría a 19-20 dólares) y el 40, 48, 56 y 64 a 20-24 dólares (la mayoría 22 dólares).

Los cargamentos chilenos han aumentado de manera constante desde la semana 29, lo que ha ocasionado el aumento de llegadas a partir de la semana 33. Los cargamentos de la semana 32 fueron especialmente elevados, ya que los exportadores se esforzaron por embarcar la máxima fruta posible para su llegada a los Estados Unidos antes del comienzo en septiembre del Marketing Order del USDA/AMS para las naranjas. Las 3930 toneladas de naranjas navel embarcadas con destino a la costa este en la semana 32 (equivalentes a unas 260 000 cajas de 15 kilos) es el volumen más pesado de naranjas navel jamás cargado en una semana con destino en la costa este. Las 6252 toneladas dirigidas a la costa este y a la costa oeste también representan el mayor volumen de naranjas navel con destino a los Estados Unidos en una semana.



En consecuencia, está previsto que las llegadas vayan aumentando de forma constante a partir de la semana 33. Quizá en la semana 36 las llegadas sean menores debido a los retrasos en el embalado como resultado de la lluvia y también de las presiones del Marketing Order. No obstante, no se espera que los precios de las naranjas navel sigan bajando. La combinación de una posición generalmente buena del inventario de la industria, una escasez de cítricos fáciles de pelar en el mercado hasta la llegada de las mandarinas, un producto de buena calidad de todos los destino y una buena demanda de cítricos debería mantener estable el mercado para las naranjas navel.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor