EE. UU.: Las bajas temperaturas provocan una brusca subida de precios

Los precios de los limones casi se han duplicado desde comienzos de mayo y ahora están en el nivel más alto de los últimos cinco años. El aumento del precio normal, causado por el aumento de la demanda a medida que se aproximaba el verano, se ha intensificado con las últimas heladas en las principales zonas productoras de Chile y Argentina, que han perjudicado a la calidad de los limones y han reducido el suministro global.

Argentina es el cuarto mayor productor de limones del mundo (1,3 millones de toneladas) y un importante exportador (265.000 toneladas al año). Aunque Argentina no exporta cantidades significativas directamente a los Estados Unidos, cualquier problema con el suministro en el país tendrá un fuerte impacto sobre la disponibilidad mundial de limones. Las últimas heladas en Tucumán, la mayor provincia productora de Argentina, han tenido un marcado efecto sobre la producción. Está previsto que la cosecha se reduzca hasta un 20% a causa de las peores heladas que ha sufrido la región en más de dos décadas. Los árboles estuvieron expuestos a temperaturas glaciales durante varios días que alcanzaron hasta los -9ºC y provocaron daños en hasta un millón de limoneros, según se cree. El impacto de las heladas se vio agravado por la sequía sufrida antes del invierno, que también provocó daños que redujeron la cantidad de limones de una calidad suficiente para la exportación. Se teme también que la cosecha del próximo año se vea afectada por la sequía y las heladas.

Los Estados Unidos son un importante productor de limones, y se espera que la producción este año ascienda a 0,79 millones de toneladas, cantidad ligeramente superior a los 0,77 millones de toneladas de 2012. California y Arizona son los principales productores de limones de los Estados Unidos, siendo California, con diferencia, el estado que más limones produce. La cosecha de este año está llegando a su fin, habiendo comenzado en agosto. Los precios tienden a subir en verano, ya que la demanda alcanza su máximo y las importaciones aumentan. Se prevé que las importaciones asciendan a 0,48 millones de toneladas en 2013.

Los precios de los limones tienden a alcanzar un máximo estacional en octubre y noviembre, por lo que es probable que vuelvan a bajar en los próximos meses a medida que disminuya la demanda. Sin embargo, la influencia a largo plazo de las heladas en Argentina y Chile pueden afectar al suministro global futuro.

Fuente: spendmatters.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor