Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La infecciosa enfermedad de Panamá de las bananas sigue extendiéndose

La enfermedad de Panamá ha causado grandes daños en las plantaciones de banana del sudeste de Asia. Un grupo de investigadores de la Wageningen UR (Universidad y Centro de Investigación de Wageningen) ha demostrado, junto con algunos colaboradores, que la enfermedad, causada por el hongo Fusarium oxysporum f. sp. cubense, ha llegado ya a Jordania. Esto implica que la enfermedad de Panamá se ha extendido más y que los grandes países productores de banana en África y Latinoamérica están más cerca del peligro. Ahora se hace necesario un enfoque internacional para garantizar la seguridad alimentaria de millones de personas. Los resultados de la investigación están disponibles en la revista científica Plant Disease.



La banana no es solo la fruta favorita de casi todo el mundo, sino que es también, para muchas personas, una fuente de alimento importante. En el último siglo, decenas de miles de hectáreas de plantaciones de banana en Latinoamérica han sido destruidas por la enfermedad de Panamá. Los bananos murieron en masa y el suelo ha permanecido contaminado durante décadas. La introducción de la resistente banana Cavendish salvó el cultivo, y la clonación de la banana Cavendish se realiza ahora en todo el mundo. A finales del siglo pasado, en el sudeste de Asia, se descubrió una nueva cepa más agresiva del hongo que causa la enfermedad de Panamá: la Raza Tropical 4 (o, por sus siglas en inglés, TR4). Esta cepa del hongo está afectando de forma masiva a la banana Cavendish del sudeste de Asia y, hoy por hoy, no hay protección contra ella.

Hace algunos años, en Jordania, hubo sospechas de que algunas plantaciones de banana estaban contaminadas con la enfermedad de Panamá. El Ministerio de Agricultura envió muestras del hongo hallado al profesor Randy Ploetz, de la Universidad de Florida, que a su vez informó de sus hallazgos a Gert Kema, investigador de la Wageningen UR. Los estudiantes de doctorado del grupo de investigación de Gert Kema infectaron diferentes especies de banana con las muestras del hongo de Jordania. Las plantas desarrollaron los mismos síntomas que las plantas infectadas con las muestras provenientes del sudeste de Asia. Los análisis de ADN revelaron que era la misma cepa de hongo (TR4). Con estas pruebas, los investigadores de Wageningen establecieron que el TR4 ahora se ha extendido más allá del sudeste de Asia.

En Jordania se cultivan relativamente pocas bananas. Las plantaciones de banana apenas cubren unas 1.000-1.500 hectáreas de terreno, pero el 80% de esas plantaciones están infectadas. Cómo se extendió la enfermedad desde el sudeste de Asia no está claro. Gert Kema advierte de que la expansión del TR4 a África es solo cuestión de tiempo. En África, las bananas son parte importante de la dieta y la introducción de la enfermedad de Panamá amenaza la seguridad alimentaria de millones de personas. Gert Kema añade: "Se necesita una estrategia internacional para evitar que se extienda la enfermedad de Panamá y, en el peor de los casos, para controlarla".

La Wageningen UR ha llevado a cabo esta investigación conjuntamente con la Universidad de Florida, el Centro Nacional Jordano para la Investigación y la Expansión Agrícola y la Universidad de Jordania. La investigación ha sido financiada por el INREF, una alianza pública/privada entre la Wageningen y un cierto número de socios internacionales. Juntos están tratando de encontrar una solución contra los desastrosos efectos de la enfermedad de Panamá. Para más información relacionada con los proyectos de la Wageningen UR y la enfermedad de Panamá, visite el sitio web panamadisease.org.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor