Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

EE. UU.: Whole Foods encuentra el éxito en ciudades de menor tamaño

En esta época del año, el primer mercado Whole Foods en Idaho, con una población de aproximadamente 1,6 millones de habitantes, vende productos de unos 60 comerciantes locales.

Hace dos años, cuando Whole Foods anunció que quería expandirse hasta alcanzar las 1.000 tiendas, a partir de poco más de 300, y abrirlas en lugares donde se suponía que los consumidores jamás habían oído hablar de la col crespa y que ni se plantearían pagar 6 dólares por menos de medio kilo de cerdo de cría ecológica, algunos inversores se mofaron. Sus competidores tradicionales se rieron de la estrategia. E incluso aquellos de Wall Street que se habían entusiasmado con el éxito de la cadena expresaron sus dudas acerca de que sus incursiones en mercados más pequeños y menos urbanos fueran a funcionar.

Como la mayoría de cadenas de supermercados, Whole Foods no publica datos de tiendas individuales. Sin embargo, resulta que dos años después de revelar sus planes, hay más consumidores que quieren, por ejemplo, refrescos sin colorantes ni aromas artificiales, más de lo que los expertos habían imaginado. En ciudades como Boise, con 212.000 habitantes, muchos de ellos universitarios e inmigrantes de las ciudades en las que Whole Foods subió el listón en cuanto a las tiendas de alimentación, están acogiendo a la empresa con un entusiasmo que ha confundido a los detractores, ha impulsado el precio de sus acciones hasta las nubes y ha sorprendido incluso a sus directivos.

“Esto no habría funcionado nunca en la parte oriental del estado", dice Amy Larson, escritora especializada en alimentos que vive en Boise. “Han hecho todo lo posible para asegurarse de que este fuera el lugar adecuado para ellos y después poder conocer la comunidad una vez hubieran decidido venir".

Varias personas han notado la influencia de Whole Foods en los otros establecimientos de la ciudad, cuyas ventas cayeron en un principio. Albertsons le dio un lavado de cara a tres de sus tiendas que se encontraban próximas a Whole Foods, ampliando la variedad de productos ecológicos y “naturales” y reformando sus secciones de frutas y hortalizas. También bajó los precios de más de 1.600 productos, incluidos productos básicos como los huevos, la leche y los plátanos.

Fuente: nytimes.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor