Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Europa Occidental: Grandes volúmenes y precios bajos en el mercado de la fruta

La oferta de fruta de verano es enorme. Los productos de más volumen como la fruta de hueso, los melones, la piña y las manzanas están bajo una presión significativa. Hace buen tiempo y el consumo es razonable, pero también hay demasiada presión sobre el mercado, se lamentan los comerciantes. Además, según afirman, el Ramadán no ayuda al consumo de fruta.


El consumo de melones, por ejemplo, es bastante alto, pero no hay forma de procesar la enorme oferta. Una desventaja mencionada por los comerciantes es que en Almería se está empezando con los melones Galia y Cantaloupe, que no son igual de sabrosos, se cultivan más por sus kilos que por su Brix. Para cuando los mejores melones lleguen, los clientes ya no estarán tan dispuestos a comprarlos.

Las ventas de ciruelas están yendo bastante bien. En lo que respecta a los melocotones y las nectarinas, no obstante, hace falta un buen empujón. Los comerciantes afirman que se están volviendo locos por la enorme oferta que hay en el mercado. Para los calibres más pequeños (28-32), 3 euros es un buen precio. Los tamaños más grandes, que se venden a 4,50-5 euros, también consiguen buenos precios. Las ventas de paraguayos están funcionando de maravilla. Las Platerinas apenas están presentes en el mercado en estos momentos, así que sus precios permanecen al nivel de 7/8 euros.

El mercado de la cereza está lidiando con la oferta de numerosos países productores, como España, Francia, Italia, Grecia, Turquía, Bélgica o los Países Bajos. Los clientes tienen mucho donde elegir. Por tanto, es imposible hacerse una idea del precio y del mercado.

El mercado de la uva no lo tiene más fácil. Las uvas chilenas están disponibles, pero son bastante caras. Se necesita un precio de entre 9 y 10 euros para las Victoria Black Magic italianas, pero la calidad no siempre es la que debería. La gran oleada de uvas egipcias tampoco está a la altura en lo que se refiere a la calidad y conseguir un precio decente parece imposible.

Las ventas de piña también son complicadas. Los calibres buenos todavía se venden bien, pero en cuanto son más pequeñas se empiezan a ver precios alrededor de los 5 euros. Las ventas de aguacates funcionan bien con entre 7 y 8 euros, y el mercado del mango tampoco se queja de los precios de entre 6 y 6,50 euros.

Las ventas de cítricos, en contra de la marea de la fruta de verano, son razonables. Las naranjas sudafricanas se venden a precios de alrededor de 11 euros, pero también se alcanzan precios de 12-12,50 euros para las Navel. El mercado de la mandarina es aceptable, pero y hay demasiados pocos limones y son terriblemente caros, con precios de 23/24 euros. El mercado de la lima está decayendo. Vienen de un nivel de 10-11 euros, pero ahora se venden a alrededor de 7,50 euros, lo que todavía no es un mal precio. Los pomelos, por otra parte, están muy mal, a un precio de unos 8 euros.

Para la fruta de árbol importada, las cosas también están empezando a empeorar. Las ventas de las peras son malas, las manzanas también son un mercado difícil, con las bicolores en el punto más bajo. La importación desde Sudáfrica, África y Nueva Zelanda coincide con el producto europeo, que todavía es abundante en estos momentos. Como resultado, los comerciantes no prevén una recuperación, porque se espera la nueva cosecha. En la calle solo se habla de vender y despejar.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor