Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Tony Derwael, de Bel’Export (desde Moscú)

“Creo que tendremos que olvidar a Rusia en algún momento”

Esta semana se ha celebrado la feria Worldfood Moscow en Rusia. Tras la introducción del veto, los exportadores neerlandeses ya no ven la necesidad de visitar el mercado, pero los belgas, sin embargo, siguen estando representados en la feria rusa con siete exportadores con la marca VLAM. ¿Todavía ven algún tipo de beneficio en ello? Le hemos pedido a Tony Derwael, de Bel’Export, que nos dé su opinión, la cual no tiene miedo de expresar. “Estamos aquí para mantener el contacto, pero honestamente creo que en algún momento tendremos que olvidar a Rusia”, concluye. “Incluso aunque se levantase el veto, este mercado nunca será lo que era”.

Ninguna mejora

Un gran volumen de la fruta de pepita belga y neerlandesa estaba destinado a Rusia. El año pasado se exportaron todavía muchas peras a Rusia a través de otros países, sobre todo los vecinos. “Estuvimos aquí también el año pasado y el ambiente era malo. Las peras a veces incluso se regalaban. Había esperanza de que el veto solo durase un año y por ello los exportadores se apuntaron a la feria, pero desafortunadamente el veto todavía está en vigor y la situación política no ha mejorado. Tampoco creo que se resuelva a corto plazo”.



El veto se deja notar ahora
Tony estuvo en Rusia regularmente el año pasado y todavía vio peras Conferencia en las tiendas. “Este año será diferente. Las Conferencia siguen siendo un producto importante, pero a muchos minoristas les da miedo ofrecer producto europeo. Hay mucha presión política y está convirtiéndose en un riesgo. Corren peligro de perder sus licencias. Podría cambiar, pero mientras el veto esté en vigor no creo que vendan peras Conferencia”. Tony indica que ellos empiezan ahora a notar el veto. “El ambiente en el mercado de la fruta de pepita es todavía bastante positivo, quizás demasiado positivo. Rusia será incluso más estricta este año. Hemos estado en el mercado mayorista y todavía se ve producto europeo”.

Peras Conferencia
Rusia todavía no es autosuficiente. “Se está trabajando mucho en ello. Se están concendiendo una gran cantidad de subvenciones a los productores hortofrutícolas para que aumenten sus producciones. Las inversiones en grandes complejos de invernaderos son comunes, pero no serán capaces de cultivar todo el producto por sí mismos. Las Conferencia, por ejemplo, solo están disponibles a través de nosotros. En lo que concierne a las peras, Rusia no será autosuficiente, no será capaz de conseguir los volúmenes de Conferencia que traíamos a Rusia en ningún otro sitio”.



Era un mercado con volumen

Sin embargo, el comerciante cree que deberían distanciarse de Rusia. “Este mercado nunca será lo que era. Los importadores rusos tienen que encontrar alternativas y al final lo conseguirán. Yo creo que, al final, Rusia conectará más con Asia. Políticamente, opino que bailamos demasiado al son de América y eso nos está costando mucho dinero. A EE.UU. no les importa demasiado, porque como mucho exportaban unos pocos volúmenes de frutos secos a Rusia, pero la mitad de las peras belgas estaban destinadas al mercado ruso. Somos las mayores víctimas del veto ruso, junto con Polonia. Puedes estar a favor o en contra de Rusia, pero el hecho es que es un gran mercado. Por supuesto, también tiene peligros, los pagos no se vigilan tan de cerca, pero es un mercado con volumen”.

Los Países Bajos y Bélgica se convierten en los mayores productores de peras

Bel’Export exportó a Rusia por primera vez en 1998. “Por aquel entonces teníamos una producción de 150 millones de kilos de peras en Bélgica. Hoy por hoy es más del doble. Rusia ha absorbido este aumento de la producción a lo largo de los años y ahora todo ese comercio está perdiéndose. Yo estimo que la producción alcanzará los 500 millones de kilos en unos diez o quince años. Los Países Bajos están en la misma situación. Estos dos países supondrán juntos un volumen de 1 millón de toneladas de peras en unos pocos años. Entonces seremos más grandes que Italia, con sus 800.000 toneladas. Los Países Bajos y Bélgica juntos serán los mayores productores de peras de Europa”.

Nuevos mercados

Bélgica está ocupada buscando nuevos mercados. “Un ejemplo es Canadá, al igual que China. Los volúmenes que van allí son muy pequeños. Se habla de una exportación de 10 millones de kilos a China y eso es bastante, pero en total, esas pocas pizcas no son suficientes para compensar una producción de 370 millones de kilos. Los mercados nuevos llevan tiempo y pasarán años antes de que se destinen a ellos grandes volúmenes”.

China no está espera las Conferencia

Según Tony, China es más un país exportador en lo que se refiere a la fruta. “Dejan entrar pequeñas cantidades, según sus estándares. Y tiene que ser algo exclusivo, sobre todo en Hong Kong, que no es China. Reino Unido tiene todavía mucha influencia allí. Los británicos conocen las Conferencia y quieren comprarlas, pero los chinos no están esperando ansiosos las Conferencia. Ellos quieren una pera suave y verde y nosotros no la tendremos hasta de aquí a unos años. Entonces tendremos alguna oportunidad en China”. Tony ve sin duda potencial en los nuevos mercados en el futuro, pero es necesario invertir dinero. “Las degustaciones son caras, pero funcionan, puede verse en Alemania. La promoción del año pasado con los Países Bajos tuvo un gran efecto y, con suerte, el volumen destinado a Alemania seguirá aumentando”.

La feria WorldFood Moscow se ha celebrado del 14 al 17 de septiembre en Moscú. La VLAM y 7 exportadores belgas han estado presentes: Bel'Export, Calsa, D&G Fruit Business, Devos Group, DSF, Wouters Fruithandel y Vergro.


Más información:
Tony Derwael
Bel'Export
Neremstraat, 2
3840 Borgloon - Bélgica
Tel.: +32 12 440 551
www.belexport.com
belexport@belexport.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor