Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Nueva Zelanda: El nuevo brote de Psa, confinado en una única plantación

La prolífica enfermedad que mata los kiwis, descubierta en Whangarei por primera vez recientemente, parece estar confinada en una única plantación, aunque los expertos advierten que el brote podría extenderse.

Durante el fin de semana, varios técnicos de Kiwifruit Vine Health (KVH) monitorizaron las 30 hectáreas que rodean la plantación de Maungatapere que se ha descubierto que está infectada con la bacteria Psa. Whangarei era antes la última región del norte de la isla libre de la bacteria.

Dentro de un radio de 8 km alrededor de la plantación infectada, cuya propiedad no se ha revelado, hay preparadas restricciones para el movimiento de equipamiento y material vegetal entre huertos, así como protocolos de higiene mucho más estrictos, medidas que afectarán a 32 de las 49 plantaciones de Whangarei.

Aunque la enfermedad podría causar la muerte progresiva de la planta y hacer la producción más laboriosa, no afecta al acceso a los mercados de exportación porque no se propaga a través de la fruta.

El director ejecutivo de KVH, Barry O’Neil, afirma que todavía es pronto y que pueden surgir más brotes de la enfermedad conforme progrese la temporada. Tras encontrarse con la mayoría de los productores de Maungatapere el martes pasado, asegura que la moral está, no obstante, bastante alta.

La enfermedad se propaga mediante los movimientos de material vegetal entre plantaciones, como plantas nuevas o yemas, o equipamiento contaminado. La enfermedad también puede propagarse hasta 10 km mediante el viento o las abejas.

La industria del kiwi de Whangarei emplea directamente a 200 personas durante todo el año y esta cifra aumenta bastante durante la recolección. Según O’Neil la temporada pasada se tuvo una producción récord de kiwis en Nueva Zelanda, a pesar del Psa.

Sin embargo, el diputado Wiston Peters asegura que el Gobierno está gastando 8 millones de dólares menos en bioseguridad este año de los que gastaba hace siete. Ajustándolos a la inflación, son 30 millones de dólares menos en términos reales. Según Peters, debería hacerse más para prevenir los brotes como el de Whangarei.


Fuente: nzherald.co.nz

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor