La demanda de pitaya amarilla aumenta gracias a sus beneficios para la salud

Para muchas personas fuera de Sudamérica, la pitaya es una fruta misteriosa y exótica. Su aspecto único y hermoso resulta intrigante, pero hasta hace pocos años había permanecido relativamente desconocida para el mercado europeo. Numerosos expertos como médicos e investigadores médicos se refieren a ella como el nuevo "superalimento" debido a sus numerosos beneficios para la salud. Los chefs y los expertos en alimentación están entusiasmados con su sabor dulce y refrescante, que hace sentir a uno como si estuviera en el trópico.


 
Entonces, ¿qué está impulsando el rápido ascenso de la pitaya amarilla y por qué deberíamos consumirla? Los beneficios de la pitaya son numerosos, como las altas concentraciones de vitaminas, minerales y antioxidantes. Los chinos han usado la pitaya durante cientos de años como ayuda natural para facilitar la digestión y reducir el colesterol, y algunas investigaciones indican que ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer y la diabetes. La combinación de estos beneficios para la salud, junto con el delicioso sabor, es lo que está propiciando un incremento significativo de la demanda de este producto en todo el mundo.

Tony Lau, director general de Chun Sing Fresh Fruit Company, con base en Hong Kong, indica: "La pitaya es el tipo de fruta que, una vez se prueba, se compra de forma regular. Es uno de nuestros productos favoritos para vender y creo que cuando se empiece a ver más en los mercados y tiendas europeos, cada vez tendrá una demanda mayor".

Existen dos tipos distintos de pitaya; una de piel amarilla con pulpa blanca y semillas negras, y otra de piel rojo intenso con pulpa blanca y numerosas semillas más pequeñas. Ambas se cultivan en regiones tropicales, con condiciones climáticas óptimas y suelos fértiles. La principal diferencia entre ellas, aparte de los colores, es que la pitaya amarilla se produce exclusivamente en tan solo dos países del mundo: Ecuador y Colombia. Además, el sabor de esta es mucho más dulce.



El Gobierno ecuatoriano ha trabajado duro en los últimos años para abordar algunos retos a los que se enfrentan los productores locales para ayudarles a convertirse en exportadores certificados de calidad de primera categoría. Han hecho grandes avances y muchos agricultores locales se encuentran ahora en el proceso de certificación ecológica de sus explotaciones y de cumplir los requisitos de GlobalGAP, un certificado para los productos de máxima calidad. Abordar estas cuestiones ayudará a los exportadores a entrar en nuevos mercados y sacar todo el partido a la creciente demanda de esta fruta.

En estos momentos se están produciendo enormes cambios en el escenario global de la salud y la nutrición. Las frutas y hortalizas frescas están desempeñando un importante papel en este sentido. El Gobierno ecuatoriano espera que las frutas como la pitaya continúen incrementando su demanda conforme las personas vayan siendo más conscientes de la salud.

Más información: 
Sebastian Bustamante
Ecuaexotics
Guayaquil - Ecuador
T: +593 997803339

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor