Anuncios

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Greenyard estima que la retirada ha provocado 30 M€ en daños

Ayer publicábamos que Greenyard está en el punto de mira tras la contaminación por Listeria. La empresa acaba de publicar una estimación del impacto económico que tendrá la reciente retirada de productos. En las dos últimas semanas, Greenyard ha estado informando de la retirada de los productos congelados fabricados en sus instalaciones húngaras de Baja entre el 13 de agosto de 2016 y el 20 de junio de 2018, y sobre las investigaciones en curso acerca de un brote de Listeria monocytogenes entre 2015 y 2018. La retirada se produjo tras la decisión tomada por la Agencia de Seguridad Alimentaria húngara el 29 de junio de 2018 en el marco de una investigación emprendida por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) con respecto a dicho brote.

A estas alturas, Greenyard puede dar la siguiente información sobre la situación actual de la retirada y pondrá al día al mercado en cuanto disponga de más información:
  • El proceso de retirada de productos importantes a nuestros clientes y consumidores sigue en curso. Los productos se están devolviendo y destruyendo.
  • Hemos cerrado nuestra planta de Hungría y hemos llevado a cabo un estudio en profundidad de la planta con el objetivo de identificar el origen de la contaminación, cooperando plenamente con las autoridades correspondientes y en diálogo con los clientes. Creemos que estamos haciendo buenos progresos en la detección del origen y estamos a la espera de conocer los resultados de las pruebas.
  • No reanudaremos la producción en nuestras instalaciones húngaras hasta que estemos totalmente satisfechos con los resultados de estas pruebas, para lo cual trabajaremos en continua cooperación y consulta con las autoridades locales, y en cumplimiento de las directrices europeas. Estamos dando todos los pasos posibles para garantizar una total resolución de la contaminación.
  • En colaboración con nuestros clientes, estamos obteniendo suministro alternativo para procurar que las molestias causadas sean las mínimas posibles.
  • Mantenemos conversaciones constructivas con todas las partes interesadas, entre ellos nuestros clientes, nuestros bancos, nuestros proveedores y nuestros productores, para informarles adecuadamente.
Aunque en este momento no es posible hacer una evaluación precisa del posible impacto económico conjunto que el brote y la retirada tendrán para Greenyard, ya podemos dar las siguientes estimaciones con respecto a la retirada que se está llevando a cabo, y actualizaremos la información con regularidad:
  • Después del seguro, Greenyard estima que el impacto económico de la retirada asciende a cerca de 30 millones de euros (incluidos los costes estimados de producto, transporte, manipulación, almacenado, destrucción, subcontratación, menor absorción de costes de la fábrica y pérdida de márgenes).
  • Estimamos que aproximadamente un tercio de esa cantidad afectará al balance (deterioro) y en torno a dos tercios tendrán efecto sobre el efectivo.
  • En estos momentos, se prevé que más del 80% de la cantidad retirada constituya elementos no recurrentes. Los elementos recurrentes son la absorción de costes de la fábrica o la pérdida de márgenes.

Desde Greenyard comprendemos que se hayan suscitado dudas y subrayamos que nos tomamos muy en serio este tema. Hemos tomado todas las medidas necesarias para salvaguardar la seguridad alimentaria y nos hemos comprometido a informar al mercado conforme vaya evolucionando la cuestión y dispongamos de más información.

Más información:
Carl Peeters
+32 15 32 42 69
carl.peeters@greenyard.group
https://www.greenyard.group/

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor