Aumentan los costes de mano de obra

Uva Italia, los últimos lotes en la región italiana de Apulia

"Seguimos recolectando la variedad Italia, pero la demanda ya no parece tan animada. Los meses de septiembre y octubre, el pico de las ventas de uvas de mesa, ya han pasado. El tiempo cálido en estos dos meses provocó una baja demanda del producto, con la consiguiente reducción en los precios", explica Michele Santacroce, propietario de una explotación en la provincia de Bari, que cuenta con una superficie de más de 40 hectáreas dedicadas a la producción de uvas de mesa.

"Seguiremos cortando racimos durante unos diez días más. El producto tiene muy buen aspecto; las uvas de Apulia son sinónimo de calidad y el sabor está garantizado. Los precios de venta oscilan entre 0,80 y 0,95 €/kg, pero para tener un margen de ingresos razonable deberíamos vender el producto a 1,10 €/kg como mínimo".

"Incluso en estos días, todavía hay trabajadores que se dedican a retirar las bayas podridas. Son los mismos trabajadores que se dedicaron antes a las labores de criba, es decir, la eliminación de las bayas subdesarrolladas. De hecho, desde el comienzo de campaña, debido a las altas temperaturas y, por lo tanto, al aumento de la posibilidad de que las bayas podridas puedan corromper todo el racimo, hemos tenido que emplear mucha mano de obra. Esto ha conducido a un aumento de los costes y calculamos que, aproximadamente, por cada kilo de uvas producidas, el gasto es de unos 0,70 euros. Sin embargo, la pasión por presentar una uva al mismo tiempo hermosa y buena nos lleva, a veces, a dejar de lado algunos conceptos básicos de rentabilidad".

"A través de una serie de intermediarios comerciales, logramos suministrar a varios canales de distribución italianos y extranjeros, tanto de la gran distribución como de los mercados mayoristas, como, por ejemplo, Verona, Milán y Bolonia. A pesar de los precios de venta no muy interesantes, tenemos la posibilidad de poder vender las últimas cantidades de uvas durante una semana más que el año pasado, gracias a la extensión de la campaña. Para Navidad, los mercados ciertamente no tendrán el producto fresco, pero aún será posible encontrar uvas almacenadas en las cámaras frigoríficas".

"Está bastante claro que la campaña de uva de mesa de 2019 ha sido un desastre, debido a una serie de factores negativos: baja demanda, precios no muy rentables y condiciones meteorológicas no ideales. Por otro lado, desde principios de año, todo el sector hortofrutícola ha sufrido una serie de problemas meteorológicas y comerciales que han afectado a muchos cultivos, desde las fresas hasta las cerezas, pasando por los albaricoques y terminando ahora con las uvas de mesa".

Para más información:
Agri Santacroce Domenico Srl
C.da La Pigna
70010 Casamassima (Ba) - Italia
Tel.: +39 3471675912


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor