Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Resumen del mercado global del ajo

Los precios del ajo chino han fluctuado mucho últimamente. Actualmente son altos, y eso también se nota en el mercado europeo. Llama la atención que el ajo cultivado en Europa está ganando cada vez más terreno en muchos mercados europeos, porque los consumidores buscan una alternativa más ecológica al ajo chino. En los Estados Unidos, las importaciones procedentes de China se han visto muy afectadas por el aumento de los aranceles, favoreciendo la demanda de productos nacionales. México y Perú están satisfechos con la temporada.

 

España: mejor temporada que el año pasado
La cosecha española de ajo terminó a finales de agosto. Se cosecharon un total de 280.000 toneladas, pero la superficie ha disminuido un 20% en comparación con la del año pasado. Esta reducción ha sido particularmente notable en la región de Castilla-La Mancha, la mayor zona productora del país.

Muchos productores abandonaron el cultivo después de la dramática temporada de 2018, caracterizada por precios muy bajos y problemas de calidad. Las lluvias en mayo de 2018 afectaron mucho a la calidad de la cosecha temprana de Andalucía y al ajo morado de Castilla-La Mancha que se cosechó en junio. Este año la calidad es considerablemente mejor porque el período de cosecha fue más seco.

Los altos precios del ajo chino y la mejor calidad del ajo español han llevado a que mejore la situación y las cotizaciones sean más aceptables, aunque no acordes a la calidad de este año. Los exportadores españoles no entienden por qué el ajo español sigue siendo más barato en Europa que el ajo de Argentina o China. “Parece imposible que los precios repunten. Parecen haberse unido la urgencia de algunos agricultores por vender el producto tras la mala experiencia de la campaña pasada y el gran poder de negociación de la distribución, que ha provocado que la oferta de ajo español se haya dispersado. Esta atomización de la oferta, unida a la aparición de nuevos productores inexpertos, provoca que sea difícil aumentar precios a la hora de comercializar", indica el portavoz de la asociación ANPCA.

A principios de este año, se impidió que Brasil impusiera tasas de importación más elevadas para el ajo europeo como el español. Como resultado, Brasil sigue siendo el mercado más grande de España fuera de Europa. Las exportaciones españolas de ajo han aumentado en un 10% gracias a los nuevos mercados de ultramar como Canadá y Estados Unidos. Se espera que los almacenes de la cosecha de 2019 terminen limpios para el inicio de la cosecha de 2020.

El ajo Spring blanco y violeta ya se ha sembrado en Andalucía y Castilla-La Mancha, y en estos momentos se está sembrando el ajo morado en Castilla-La Mancha, que terminará a mediados de febrero. Los niveles de precio de alquiler de las tierras son muy elevados y esto está frenando en parte el aumento de la superficie. De momento parece que se mantendrá estable respecto a este año.

Países Bajos: “Aquí no podemos vender el ajo a los altos precios que hay en China”
Según los importadores de los Países Bajos, las ventas de ajo son bastante estables. Como resultado del sistema de licencias, están llegando volúmenes bastante estables, pero el alto precio en China influye en el mercado. El ajo es más caro en China que el precio alcanzable en los Países Bajos, de acuerdo con los importadores. Según ellos, esto se debe exclusivamente a la especulación, porque se entiende que las cámaras frigoríficas están llenas. El precio de venta del ajo se encuentra actualmente entre 18 y 23 euros. El período comprendido entre principios de noviembre y mediados de diciembre es tradicionalmente un período muy ajetreado en la venta de ajo, lo que a menudo se repite a partir de mediados de enero.

Alemania: se prevé un comienzo temprano de la temporada egipcia
Los importadores alemanes de ajo están muy satisfechos con las ventas actuales. "Se prevé un pequeño pico en las ventas en el período hasta Navidad", dice un importador especializado. Los productos holandeses se ofrecerán hasta principios de enero. Sin embargo, debido a los muchos descartes, el precio sube bastante y se espera que el cambio a los productos egipcios se produzca antes de lo normal.

Se prevé que el producto español se seguirá exportando a Alemania hasta mayo/junio, después de lo cual se cambiará inmediatamente a la nueva cosecha española. También en España hay menos existencias, por lo que los precios medios al por mayor suben significativamente.

Además de los países de origen ya mencionados, China sigue siendo uno de los principales actores en el mercado mundial del ajo. “Por la creciente demanda de alternativas ecológicas y regionales, el producto europeo está ganando terreno, a expensas de la mercancía china. Por esta razón hay cada vez más ajo de cultivo alemán. Teniendo en cuenta la excelente calidad del producto y las preferencias del consumidor, preveo un crecimiento gradual para el ajo alemán en los próximos años", dice un comerciante.

Francia: volúmenes disponibles hasta marzo
El ajo francés todavía está disponible en el mercado interno. Algunos proveedores podrán incluso suministrar producto hasta marzo inclusive. Al igual que otros países europeos, Francia ha tenido problemas de calidad, pero la demanda es satisfactoria. La buena demanda de producto nacional se debe al hecho de que los supermercados y los mayoristas se centran cada vez más en el ajo francés, y mientras haya existencias, lo seguirán comprando. La siembra del nuevo ajo se ha retrasado un poco por las lluvias continuas en el mes de noviembre. De hecho, algunos productores todavía están sembrando.

 

Italia: pequeña cosecha y altos precios
Este año hay poco ajo italiano disponible y los precios son más altos que en 2018. Las principales áreas de producción son Emilia-Romaña, Véneto, Campania, Sicilia y Abruzos.

“Los precios del ajo han subido alrededor de un 20% respecto al año pasado. España es un actor importante en el mercado italiano. En general, la calidad y las cantidades son satisfactorias y no difieren mucho de las de años anteriores. El precio promedio en el mercado mayorista es de alrededor de 2,30 € por kilo, pero esto difiere según la variedad. Un desarrollo llamativo es que hay innovaciones sostenibles en el ámbito del embalaje”, dice un comerciante de los Abruzos.

Un agrónomo de la región de Basilicata dice que se está enfrentando a una merma de la producción del 15%. "Esto se debe a los problemas meteorológicos que se registraron en la primavera".

Según otro comerciante, las perspectivas para Europa no son buenas. “El mercado europeo está deprimido. La demanda es baja, hay suministro de muchos países diferentes y queda mucho stock en las cámaras frigoríficas. Esperemos que las ventas se recuperen para que los almacenes queden limpios cuando la nueva cosecha salga al mercado en mayo o junio".

Ucrania: los volúmenes aumentan constantemente
La superficie de ajo en Ucrania está aumentando cada año. “La temporada es corta porque el ajo ucraniano está en el mercado de agosto a noviembre nada más. De octubre a julio hay principalmente ajo chino en los estantes de los supermercados por la falta de buenas instalaciones de almacenamiento en nuestro país", dice un exportador.

Según el exportador, el ajo ucraniano tiene mucho potencial: "Tiene un sabor fuerte y dientes grandes (4-6 dientes por bulbo)". Los mercados más grandes para Ucrania son los países bálticos y Bielorrusia, mientras que se venden cantidades más pequeñas en Polonia, Alemania y Gran Bretaña.

Ha sido una temporada difícil para los ucranianos, porque los calibres han sido pequeños. Algunas empresas vieron oportunidades porque el ajo pequeño se presta bien para la industria.

China: precios fluctuantes
El nuevo ajo salió al mercado a partir de junio de este año. El precio del ajo ha fluctuado mucho en los últimos meses. Al comienzo de la temporada el precio era alto, pero luego cayó y en octubre nuevamente subió. Se prevé que volverá a caer en los próximos meses, a medida que entren más volúmenes al mercado. Sin embargo, el precio es relativamente más alto que el del año pasado.

La temporada de ajo chino está en pleno auge entre Navidad y el Año Nuevo chino, que se celebra el 25 de enero. La demanda de ajo chino es alta en estos momentos, igual que el precio. Actualmente hay más oferta de ajo en el mercado latinoamericano, por lo que las compañías chinas se centran en los mercados europeos, asiáticos, africanos y de Oriente Medio.

México: buena temporada con precios satisfactorios
El ajo se cultiva en todo México, pero el período de cosecha difiere según la región. La temporada abarca de marzo a julio y las variedades principales son el ajo morado, el ajo blanco, el ajo morado chino y el ajo temprano de California. Las condiciones meteorológicas han sido buenas este año y la cosecha comenzó a tiempo. En comparación con años anteriores, México ha tenido una muy buena temporada, con precios satisfactorios tanto en el mercado interno como en el mercado de exportación. La buena campaña se debe a que los mercados no estaban saturados. La calidad ha sido mejor de lo habitual y los volúmenes también fueron mayores. En promedio, el rendimiento fue de alrededor de 14.000 kilos por hectárea. El ajo mexicano se cultiva en una superficie total de alrededor de 6.500 hectáreas. El estado de Zacatecas suministra los mayores volúmenes con un área de cultivo de 3.000 hectáreas de la variedad de ajo morado chino. Los mayores competidores para el ajo mexicano son China, España y los Estados Unidos.

Perú: escasez de grandes tamaños y oportunidades en los EE. UU.
La temporada de ajo peruano se desarrolla de octubre a enero. La cosecha comenzó a tiempo este año y ha sido buena. La mayor parte del ajo se cosecha en noviembre. En términos de volúmenes, ha sido una temporada normal, pero los tamaños han resultado ser más pequeños de lo habitual este año, de acuerdo con un comerciante. “Realmente hay una escasez de grandes calibres. Mercados como Australia y Nueva York demandan grandes tamaños, pero ha sido difícil cumplir con sus requisitos. Parece que no hay una razón específica que explique los tamaños más pequeños. Tal vez las semillas no fueron tan buenas que en años anteriores. No es por culpa de las condiciones meteorológicas, ya que fueron buenas".

Debido a los altos aranceles de importación de ajo chino, los EE. UU. están buscando otros proveedores. “La exportación a los Estados Unidos está aumentando, pero tampoco es abrumadora. El mercado estadounidense demanda sobre todo ajo blanco, el cual proviene en su gran mayoría de China, Argentina y España. Países como Perú, Egipto y México suelen suministrar ajo morado, el cual no da buenos beneficios en los Estados Unidos".

Estados Unidos: gran influencia de las tasas de importación de ajo chino
Después de que en mayo aumentara el arancel de importación de ajo chino del 10% al 25%, las cartas en el mercado norteamericano se han barajado de manera diferente. La demanda de ajo californiano es enorme. "La demanda es un 10-20% mayor que el año pasado, semana tras semana", dice un comerciante. “Ha estado aumentando desde el mes de julio. En un primer momento, la demanda se incrementó un 4-6% en comparación con el año pasado, pero en septiembre y octubre este porcentaje creció rápidamente”. Se prevé que siga habiendo escasez en el mercado a principios de 2020. En los Estados Unidos también hay una demanda creciente de ajo ecológico.

Argentina acaba de comenzar a enviar ajo a los Estados Unidos. Se dice que la cosecha es un 30% menor que la del año pasado. España también envía ajo que sale de sus cámaras frigoríficas. La duda es si España podrá continuar suministrando producto hasta la nueva cosecha en mayo de 2020. Los comerciantes esperan que sí, ya que California no tiene suficientes volúmenes para abastecer a todo el país. Perú y Chile exportan pequeños volúmenes a los Estados Unidos.

A pesar del aumento de las tasas de importación, los volúmenes de ajo chino en el mercado estadounidense se están incrementando actualmente. China envía mucho volumen antes del Año Nuevo chino, pero alrededor de las festividades, las exportaciones se estancan durante casi un mes. El Año Nuevo chino tendrá lugar el 25 de enero de 2020.

Debido a la alta demanda, los precios son buenos y un comerciante comenta que espera que el próximo trimestre suban aún más. Los precios del ajo fresco importado oscilan entre 40 y 50 dólares.

Australia: la producción aumenta bruscamente
Australia es un productor de ajo más bien pequeño. En la temporada anterior, que terminó en junio de 2018, se logró un volumen total de 2.246 toneladas, por un valor de 15,6 millones de dólares. El 90% de la cosecha se vendió en el mercado de productos frescos, el 5% se destinó a la industria de procesamiento y el 5% restante se exportó. No obstante, la producción está aumentando. El volumen es un 26% más alto que el año anterior.

En la temporada anterior, Australia importó 12.224 toneladas de ajo, principalmente de China y España, mientras que solo exportó 118 toneladas. Australia produce cinco variedades diferentes en dos áreas de cultivo: Lockyer Valley en el estado de Queensland y Sunraysia en el estado de Victoria.


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor