Resumen del mercado global del caqui

En el hemisferio norte, la cosecha de caqui comenzó en septiembre/octubre. En los últimos días, la demanda ha aumentado de nuevo y los comerciantes están percibiendo unos precios favorables para este producto. Casi en todas partes los precios son más altos con respecto al año pasado. Esto se debe, en parte, a un volumen perceptiblemente más bajo procedente de España. Sin embargo, en Italia la venta del producto local avanza despacio y los precios tienden a la baja. Este año, otra novedad absoluta es el caqui australiano, que se ha exportado por primera vez a Tailandia.

España: reducción sustancial de la cosecha
En septiembre comenzó la temporada española del caqui Rojo Brillante. Los desastrosos resultados comerciales del año pasado, que coincidieron con una cosecha récord, han determinado una reducción de casi el 6% de la superficie cultivada. Este año, los volúmenes son mucho inferiores porque los rendimientos han disminuido y los cultivos se han visto afectados por la creciente presencia y persistencia de plagas en Valencia, la principal zona productora de esta fruta en España. Esto y las malas condiciones meteorológicas, como tormentas y granizadas, han reducido la cosecha de este otoño hasta en un 45%, partiendo de las 450.000 toneladas recolectadas el año pasado.

A causa de las tormentas con inundaciones en Valencia de hace dos semanas, los volúmenes han mermado todavía más y la imposibilidad de acceder a los campos ha derivado en un notable aumento de la demanda y en unos precios más elevados. En términos cualitativos, este año los calibres son más grandes por lo general, y los daños provocados por el temporal se han traducido en una abundancia de fruta de segunda categoría en el mercado.

Si bien los precios recibidos por los productores son más altos que la temporada pasada por las mismas fechas, el aumento de los costes para combatir las plagas y enfermedades fúngicas ha tenido un enorme efecto sobre la rentabilidad. La limitación en el uso de productos fitosanitarios que ha impuesto el Gobierno ha hecho que parásitos como el cotonet o la mosca blanca, u hongos como la Mycosphaerella sigan propagándose de manera descontrolada.

Italia: ventas lentas y precios en descenso
A pesar de los buenos volúmenes de producción de caqui, la situación comercial es difícil. Un comerciante del norte de Italia dice que los retailers adquieren cantidades pequeñas y que también los mercados mayoristas han bajado el ritmo de adquisición de este producto. En Campania, las cotizaciones mayoristas han disminuido; la situación fue satisfactoria hasta finales de octubre. Para el caqui Tipo ha habido buenos resultados comerciales hasta principios de noviembre; la situación se ha visto agravada por las lluvias de los últimos años, que han comprometido la buena calidad inicial. En el caso de los caquis Vaniglia, este es, sin duda, un año desastroso, con cotizaciones que no despegan nunca. Tampoco para el caqui Rojo Brillante, no obstante, la situación es de color de rosa: si hacemos una comparación con las mismas fechas de la campaña pasada, los precios este año han caído un 10%. Un productor de esta variedad en el centro de Italia se muestra satisfecho porque, ahora mismo, tiene varias solicitudes.

La campaña del caqui siciliano terminará en torno a principios de diciembre y se caracteriza por unos calibres pequeños, que se resienten de la competencia española. Desde el punto de vista productivo, las propiedades organolépticas son superiores en gusto y consistencia. Lo mismo ocurre con el Rojo Brillante producido en la llanura de Síbari, en Calabria. Quienes venden frutas sicilianas a los retailers, logran precios superiores a 1,20 euros/kg, al por mayor no superan los 0,85-0,90 euros/kg.

Países Bajos: precios en aumento
Las lluvias registradas al comienzo de este mes en las zonas productoras españolas han causado daños. El resultado ha sido un aumento marcado de los precios del caqui. "La semana pasada los vendíamos a 0,80-0,90 euro/kg, mientras que ahora pedimos 1,20-1,25 euro", sostiene un importador holandés. "Son mucho menos numerosos, sobre todo los de calibre pequeño, que se suelen destinar a los supermercados".

Bélgica: aumenta la popularidad del caqui
Además de la de cítricos, ha comenzado también la temporada del caqui en Bélgica, donde el producto está ganando popularidad, pero todavía no es tan conocido entre los consumidores. Según un comerciante belga, los caquis los conocen sobre todos los consumidores de origen étnico. Diversos comerciantes buscan dar a conocer el producto a un mayor número de consumidores y esto está dando sus frutos en las ventas. No obstante, actualmente la oferta es superior a la demanda. Aparte de la popularidad del fruto, la variabilidad de la calidad y la disponibilidad son retos a los que se enfrenta el producto. Si la situación se resuelve, un comerciante belga le augura un futuro prometedor al caqui en Bélgica.

Alemania: ligera escasez de caqui
Actualmente, en Alemania existe una ligera escasez de fruta española. "Los volúmenes son en torno a un 30-40% más bajos de lo normal para esta época y eso, evidentemente, se nota en el comercio", afirma un mayorista. ahora se espera una pequeña recuperación del mercado, dado que la temporada no debería durar mucho más. "Sospecho que la campaña terminará dentro de unas cinco semanas. En cuanto llegan al mercado las mejores variedades de cítricos a mediados de diciembre, los caquis pasan rápidamente a segundo plano".

Suiza: los caquis ecológicos parecen hacerse hueco en el mercado
Por primera vez, este año en Suiza hay a la venta caquis ecológicos cultivados en Grecia. Detrás de este proyecto se encuentra la empresa Gebana, que tiene como principal objetivo los consumidores y los pequeños clientes mayoristas. En la semana 45 llegó a Suiza una remesa de prueba de 240 cajas de la variedad Hana Fuyu. Este envío se vendió entero en muy poco tiempo.

"Actualmente estamos evaluando las impresiones de nuestros clientes, que usaremos para ampliar este segmento de producto el año que viene. Parece que va a haber demanda de caquis ecológicos de todos modos", sostienen en Gebana.

Francia: se prevé un aumento de las ventas en torno a Navidad
A principios de octubre regresaron al mercado francés los primeros caquis provenientes de España. Pese a que esta temporada se ha registrado una reducción del 20-25% en los volúmenes, los franceses todavía no están notando el efecto en el mercado mayorista de Rungis. En estos momentos, las ventas son tranquilas. En los últimos diez días, sin embargo, la demanda ha aumentado. También los precios de venta medios son más altos con respecto a los del año pasado, con una diferencia de cerca de 0,30 euro/kg.

Estados Unidos: demanda ligeramente superior
Actualmente, California se encuentra en el pico de la temporada del caqui, con una cosecha abundante de las variedades Hachiya y Fuyu procedentes sobre todo del Valle Central. Los rendimientos de este año son similares a los de la temporada 2019 y se dispone de una amplia gama de calibres. Los productores están notando una buena demanda en el mercado. Al fin y al cabo, se trata de una variedad destinada principalmente a la venta al detalle. Según algunos operadores, parece que la demanda es ligeramente superior a la de la temporada pasada. Los precios son similares y, dependiendo de las condiciones meteorológicas, deberían mantenerse estables.

Canadá: aumenta el consumo de caqui español
El mercado canadiense importa caqui Rojo Brillante de España. Este año, la importación ha comenzado antes de lo normal, a principios de octubre en lugar de a finales de ese mes. La temporada concluirá a finales de diciembre. No obstante, en Canadá algunos importadores disponen de cámaras que permiten prolongar la temporada hasta enero o febrero. En el país, la demanda de caqui es más alta que el año pasado y los canales están manteniendo bien la oferta desde el comienzo de la temporada.

"Esta fruta es cada vez más conocida y lo notamos en las ventas", afirma un importador de Quebec. El aumento de la demanda se debe a las promociones y a la publicidad de esta fruta española en Canadá. Esto se nota también en las diferentes confecciones de caqui, que actualmente se venden bien en el mercado. No obstante, se prevé una subida del precio a causa de las medidas adoptadas por el país contra el coronavirus. Al fin y al cabo, los almacenes no pueden operar a pleno rendimiento y eso se reflejará en las cotizaciones. Se prevé que el precio aumente en los próximos días.

Egipto: muy pocas exportaciones
Este año, Egipto no exportará caqui a otros mercados. Muchos de los campos del país ya están anticuados y eso provoca rendimientos bajos. Las frutas producidas se destinan principalmente al mercado interno. Los pocos volúmenes que se exporten se destinarán a los Estados del Golfo.

Sudáfrica: todavía no es posible hacer previsiones
La temporada sudafricana no comenzará hasta abril de 2021. Hace tres semanas empezó la floración del caqui, pero todavía es demasiado pronto para hacer previsiones de cara a la próxima temporada. Las superficies de cultivo de Sudáfrica (que se concentran sobre todo en el Cabo Occidental) se mantienen estables y no hay una verdadera ampliación.

China: precios de mercado ligeramente más altos
La principal región productora de caqui de China es Fuping, en la provincia de Shaanxi, donde las condiciones son ideales para su cultivo. La superficie total de esta zona actualmente asciende a 6.667 hectáreas. Sin embargo, el caqui de Fuping se destina sobre todo a la deshidratación y no a la venta como producto fresco. Al fin y al cabo, los productos frescos no tienen mucha demanda entre los consumidores chinos. Este año, el precio del caqui será más alto que el año pasado, aunque el comercio de frutas y hortalizas actual es mejor que en el primer semestre del año.

Australia: primer envío de caqui a Tailandia
Australia sigue siendo un productor pequeño de caqui, con menos del 1% de la producción mundial. Su temporada va de últimos de febrero a mediados de junio. Según los últimos datos de Hort Innovation, respecto al año pasado la producción ha aumentado ligeramente (3%) a 2.600 toneladas. A principios de este año, Australia exportó con éxito sus primeros caquis a Tailandia con un nuevo protocolo.

El envío se llevó a cabo por vía aérea en uno de los pocos vuelos que quedaron para Bangkok, pues el coronavirus había reducido notablemente el tráfico aéreo entre ambos países. Fue la primera expedición de productos frescos de Australia a Tailandia utilizando irradiación fitosanitaria química y sin calor. . Persimmons Australia espera que el éxito de este envío permita extender el protocolo a otros estados, puesto que la fruta de esta primera expedición se vendió inmediatamente a la llegada.

Nueva Zelanda: leve caída de las exportaciones de caqui
A pesar de los retos planteados por el coronavirus, los productores neozelandeses de caqui han conseguido superar las 1.200 toneladas en la temporada 2020, con tan solo una pequeña reducción respecto al volumen de 1.600 toneladas desde la campaña 2019. En lo que a exportaciones se refiere, Nueva Zelanda ha enviado 408 toneladas de caqui a Australia, 211 t a Singapur, 162 t a Tailandia, 94 t a Malasia, 67 t a Hong Kong, 59 t a Canadá y 28 t a China.

En 2020, uno de los mayores desafíos del sector ha sido el fuerte aumento de los aranceles de exportación debido al coronavirus, con una fuerte transición al transporte marítimo. El New Zealand Persimmon Industry Council sostiene que la calidad se ha mantenido alta durante la temporada, si bien las condiciones meteorológicas han hecho que los calibres fueran ligeramente más pequeños.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor