Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Marian Masegosa, de Cebollas Masegosa:

"La cebolla se ha comprado más cara de lo que se está vendiendo"

La merma en la producción de cebollas en Castilla-La Mancha como consecuencia de las condiciones meteorológicas adversas durante la fase de crecimiento hizo que los precios de la cebolla española se dispararan al principio. El impacto de la pandemia se ha reflejado en fluctuaciones considerables a lo largo de esta campaña, que comenzó a finales de julio.

"La campaña empezó con precios bajos, de entre 6 y 8 céntimos por kilo, y en tan solo tres semanas se triplicaron. He llegado a ver cómo se han cerrado operaciones de 28 céntimos en campo", explica Marian Masegosa, CEO de la compañía manchega Cebollas Masegosa. "Esas cotizaciones favorecieron la especulación y los almacenes se llenaron de cebollas ante el miedo a una escasez de producto. Pero el nuevo cierre del canal horeca a nivel europeo hizo que la demanda disminuyera y que cayeran los precios de venta, que no han podido asimilar a los de compra".

Cebollas Masegosa es una empresa familiar de segunda generación con sede en Bolaños de Calatrava, Ciudad Real, dedicada principalmente a la comercialización de cebolla. "La empresa la fundaron mis padres, quienes se dedicaban a proveer fruta y verdura con más de 200 referencias, sobre todo a tiendas y fruterías, por toda la provincia de Ciudad Real. Esta actividad se ha vuelto muy difícil en estos últimos años porque las cadenas de supermercados han ganado la batalla a los pequeños distribuidores, por lo que cuando mis padres se jubilaron y tomé las riendas del negocio, decidí hacer una desaceleración de la comercialización en ese campo e internacionalizar la empresa", recuerda Marian.

"Comencé inicialmente con la exportación a Europa de sandías y melones producidos en la región y, tras esa experiencia, desde hace dos años me especialicé en la comercialización de cebollas", indica. "El primer año comercialicé unos 3 millones de kilos y este año ya he alcanzado los 15 millones, a pesar de las dificultades que hay en el mercado".

"Nos diferenciamos poniendo el foco en mercados lejanos y difíciles"
La diferenciación es clave en un sector en el que hay un elevado número de actores bien consolidados. "Europa es un mercado bastante sobreexplotado, en EE. UU. hay aranceles elevados, India tiene abundante producción propia. Por otro lado, Sudáfrica está exportando a Europa, y Países Bajos tiene unos precios que no nos dejan ser muy competitivos", señala Marian.

"Por ello, además de abrirnos a trabajar con supermercados y cadenas de distribución, y de exportar a los mercados cercanos cuando no tienen producción, como Francia, Países Bajos, Portugal, las islas Canarias o el norte de África, he apostado por los envíos marítimos a destinos lejanos que presentan mayores dificultades logísticas y burocráticas y, por lo tanto, hay mayores oportunidades. Desde Panamá hasta Malasia o países de Oriente Medio, como Emiratos Árabes o Kuwait", señala. "De hecho, en este segundo año comercializando cebollas, el 90% de los envíos los he realizado por vía marítima. Hay que pensar y hacer cosas distintas".

Cebollas españolas durante todo el año
La empresa comercializa cebollas de Castilla-La Mancha y de Andalucía, con las que logra ofrecer producto nacional durante la mayor parte del año. "La cebolla de La Mancha está disponible hasta febrero. Luego, desde febrero hasta mayo continuamos con la cebolla de cámara, que almacenamos en nuestras propias instalaciones de frío de 1.000 m². En mayo comienza a estar disponible la producción de cebollas tempranas andaluzas hasta mediados de julio, cuando vuelve la cosecha de Castilla-La Mancha", indica Marian Masegosa.

"Trabajamos cebollas de grano, que ofrecen una alta durabilidad y permiten tránsitos largos de hasta 30 días. Además comercializamos cebolla roja, que se está consumiendo cada vez más, y cebolla blanca, muy demandada en Emiratos Árabes", explica. "También comercializamos cebolla dulce, en menores cantidades. Tenemos colaboradores españoles que las producen, aunque recurrimos a la importación de producto de Perú para completar los pedidos", destaca.

Al contrario que las cebollas producidas por otros países, como pueden ser Francia o Países Bajos, las cebollas de España son de mayor calibre, un tamaño muy demandado tanto desde el canal horeca como desde la industria de procesamiento. "El mayor grosor de las cebollas españolas hace que procesarlas reduzca el trabajo, el destrío, el personal y, como consecuencia, los costes", explica Marian. "Con una sola cebolla española se puede hacer lo mismo que con dos cebollas holandesas", enfatiza.

 

Para más información:
Marian Masegosa
Cebollas Masegosa 
M: +34 628350761 
export-import@masegosafrutas.com  

 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor