Mónica Tierno, directora general de Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte:

"A pesar de las lluvias, prevemos una cosecha de 20 millones de kilos de cereza"

En el Valle del Jerte ha comenzado la recolección de la cereza, un producto que ha llevado el nombre de esta pequeña región situada al noreste de la provincia de Cáceres a todos los mercados del continente. La comarca cuenta con la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte, que certifica desde 1996 la calidad de la fruta producida en sus valles. Y allí se encuentra el mayor comercializador de cerezas de toda Europa, la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte.

“Este año comenzamos la campaña con pequeños volúmenes en torno al 22 de abril, bastante temprano. Empezamos posicionándonos muy bien, se notaba que había bastante ganas de cereza en los mercados, tanto en el nacional como en los internacionales. Pero las lluvias de la semana pasada han reducido el potencial de cosecha estimado para las variedades tempranas”, comienza a explicar Mónica Tierno, directora general de esta cooperativa de segundo grado que agrupa a 15 cooperativas de los valles del Jerte y de la Vera. “Los cerezos de nuestras cooperativas se cultivan a diferentes altitudes, con lo cual existen diferentes estados de maduración. La lluvia ha afectado sobre todo a las frutas que estaban más maduras. También había otra zonas de mayor altitud que aún estaban madurando y esas son las que estamos cosechando ahora”.

A pesar de que la meteorología del mes de abril ha empañado el inicio de la campaña, un factor que también ha incidido en el resto de las zonas productoras españolas, la previsión de cosecha para la campaña es bastante buena, señala Mónica. “En un principio teníamos una previsión de cosecha potencial en torno a los 24 millones de kilos de cerezas y picotas. Obviamente con la lluvia se ha reducido, pero incluso teniendo en cuenta que es probable que haya algún episodio de lluvia más, esta temporada podremos contar aproximadamente con unos 20 millones de kilos”.

“Es cierto que ahora mismo existe una mala calidad generalizada”, reconoce la directora general, “y que las primeras variedades además suelen ser más blandas, aunque también tienen su hueco en el mercado porque son las primeras y todo el mundo está deseoso de posicionarlas y de probarlas después de todo el invierno. Ahora esperamos la entrada de variedades más duras y con mayor calidad para poder llegar con más garantía a los mercados. Comenzaremos con ellas este fin de semana y a partir de la semana que viene empezaremos a tener mayores volúmenes”, subraya.

Segunda campaña en tiempos de pandemia
Esta será la segunda campaña en la que la cereza del Jerte se enfrentará a la pandemia; un contexto complejo en el que aún existen los mismos desafíos pero a los que el sector hará frente con la experiencia adquirida el año pasado.

“Está claro que la pandemia sigue afectando, porque en el caso de España hay muchos sectores relacionados con el turismo que no están funcionando al 100% y eso hace que haya canales de venta que están más resentidos. Por otro lado, también han cambiado los hábitos de consumo y mucha gente ha dejado de comer fuera y opta por comer en casa, preocupándose más de su salud. En ese sentido, como operamos tanto con mayoristas como con grandes superficies a nivel nacional y de exportación, vemos que las ventas se compensan porque aunque se reduzcan en unos, se incrementan en otros”, detalla Mónica. “Esperemos que, al igual que ocurrió el año pasado, haya un paréntesis en el verano de cierta normalidad relativa, sobre todo en junio, que es cuando esperamos la mayor parte de los volúmenes de cerezas, porque para nosotros es interesante que estén funcionando el mayor número posible de canales de venta”.

La crisis sanitaria también limitó la movilidad, condicionando el desarrollo de la actividad en el sector agrícola. “En nuestro caso, la mayor parte de la recolección la realizan las familias productoras y no tenemos tanta dependencia de mano de obra externa. Muchas veces es una ayuda a la recolección más que la base del trabajo”, indica la profesional. “En relación con los casos de contagios, ya tenemos la experiencia del año pasado con los protocolos que se llevaron a cabo y que continúan siguiéndose este año. Está claro que no se pueden evitar los contagios al 100%, pero lo más importante es contar con un protocolo efectivo para poder detectarlos, identificarlos y aislarlos”.

El mayor comercializador de cerezas de Europa
La Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte concentra alrededor del 80% de la producción de cerezas y picotas de la comarca, posicionándose como el mayor comercializador de cerezas de Europa. España y el resto de mercados comunitarios son los principales destinos para la fruta extremeña, que compite en ellos con el producto de otros orígenes; no solo de terceros países como Turquía, muy presente en Centroeuropa y Escandinavia, sino de otros países europeos como Italia –cuya producción de cerezas se ha visto afectada por las condiciones climáticas extremas que sufrió el país, señala Mónica–, y de la propia España.

“Hay una gran competitividad en los mercados, porque la superficie de producción no para de crecer en distintas zonas de España y del resto de Europa. Por ello, damos una gran importancia a la calidad y el servicio que ofrecemos a nuestros clientes”, detalla. “En este sentido, este año tenemos una nueva calibradora óptica –con esta sumamos ya 5–, y seguimos adaptando nuestra maquinaria y adquiriendo nueva para adaptarnos a las diferentes exigencias del mercado en cuanto a formatos, y para aumentar nuestra capacidad de reacción y estar siempre preparados para cuando nuestros clientes nos necesiten”.

Además de los mercados de la Unión Europea, la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte exporta cada temporada cerezas y picotas por vía aérea a diferentes países de ultramar, entre ellos Emiratos Árabes Unidos o Hong Kong. “Aunque cada vez crecemos más en ese tipo de destinos, el mercado europeo sigue siendo nuestra primera opción y los países lejanos los hacemos de manera más puntual, siempre en pequeños volúmenes. Son mercados que implican un mayor riesgo, y preferimos realizar los envíos por aire para minimizarlos”.

No obstante, actualmente se encuentra en negociación el protocolo para habilitar la exportación de cerezas española a China, una petición del sector que abriría una oportunidad de exportación muy interesante a un país con una gran demanda de esta fruta, como demuestran, por ejemplo, las cifras de exportación de cerezas de Chile.

 

Para más información:
Mónica Tierno Díaz
Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte
Ctra. Nacional 110, km 381
10614 – Valdastillas, Cáceres
T: +34 927 471070
monicatierno@ac-vallejerte.es
www.ac-vallejerte.es 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor