Resumen del mercado global de la papaya

La popularidad de la exótica fruta de la papaya sigue aumentando en muchos países, pero sigue siendo un producto de nicho entre los consumidores. A pesar de ello, el aumento de la demanda ha conllevado un incremento de los precios y las ventas, así como de la producción en países como Sudáfrica y Australia. Los problemas logísticos, incluidos los elevados costes del transporte de mercancías en todo el mundo, siguen dificultando la exportación de esta fruta, al igual que la de muchas otras, pero en general las papayas parecen estar teniendo una buena temporada.

Países Bajos: Suben los precios de la papaya
Los precios de la papaya Formosa están subiendo algo en el mercado holandés, en parte debido al aumento de los costes de producción, envasado y mano de obra. El suministro desde Brasil sigue siendo limitado y, según los importadores, seguirá siendo difícil a corto plazo. Debido al aumento de los costes, es necesario un precio de 14-15 euros, según los importadores. El mercado de las papayas Golden se está desarrollando de forma constante.

Alemania: Las papayas son más un producto delicatessen que de venta al por menor
Un comerciante de la zona de Stuttgart ofrece papayas de la variedad Caliman procedentes de Brasil. Dice que solo hay disponibles papayas pequeñas para el comercio minorista y, por tanto, también para el consumidor final, pero que no les va especialmente bien. En cambio, a las papayas grandes que se venden en los mercados semanales o, por ejemplo, en los mercados especializados turcos, les va muy bien. En general, dice, las papayas son más un producto delicatessen que un artículo de venta al por menor.

El comerciante afirma también que, aunque las papayas se suministran también a la hostelería, no hay mucha demanda en este ámbito porque las papayas son demasiado caras para este sector. El sector gastronómico tiende a preferir frutas más baratas y manejables, como las nectarinas, ciruelas, manzanas, etc. Los mercados semanales y las tiendas de productos delicatessen son los principales compradores de este producto.

El comerciante ofrece papayas durante todo el año y a 5 euros el kilo. Las calidades son buenas, tampoco se han observado grandes fluctuaciones. Además de Brasil, la empresa también compra papayas de Perú, México, Ghana y Sudáfrica.

Italia: Los minoristas son los principales canales de venta de la papaya
En el último año, que terminó en julio, el Panel de Consumo GfK contabilizó 637.000 compradores de papaya en los hogares, lo que equivale al 2,4% de todos los hogares italianos. Por tanto, la papaya sigue siendo un producto de nicho, pero que registra un fuerte crecimiento: del 5,7% con respecto al año pasado y del 21% con respecto a hace dos años. La mayor parte del producto se vende a granel (567.000 compradores domésticos), y actualmente solo 93.000 hogares compran el producto preenvasado.

La papaya ha logrado penetrar aún más en los canales de distribución modernos. El 79% de los hogares compran papaya en los supermercados y el 9,9% en los hipermercados. En línea con el desarrollo general del canal, las tiendas de descuento lideran la categoría, con un 21% del total de compradores domésticos adquiriendo sus papayas a través de este canal, lo que supone un crecimiento de +53% respecto al año pasado.

En la actualidad, la compra de papayas se realiza de manera ocasional por parte de los hogares, que de media compran la fruta algo menos de dos veces al año. Sin embargo, la categoría garantiza unos buenos ingresos, de unos 2,88 euros por compra. En cuanto al tipo de hogar que compra la fruta, es interesante observar que la papaya está menos presente en los hogares jóvenes menores de 34 años (7,6% de los hogares compradores), y que es más popular en hogares maduros sin hijos. 

Un operador de un mercado mayorista del norte de Italia confirma que casi toda la papaya que se consume en el país se vende a través de la gran distribución, mientras que el pequeño comercio tradicional no vende mucha papaya. En general, el consumo de papaya se mantiene estable, solo cambia el canal de venta dominante. En el mercado mayorista, la papaya de buena calidad se vendía a entre 3 y 3,5 euros/kg a finales de septiembre de 2021. Sin embargo, en comparación con hace unos años, es un producto que ha perdido cierto atractivo, ya que los consumidores se decantan por otras frutas exóticas.

Un mayorista de Milán que importa papayas Formosa de Brasil dice: "En esta época del año llegan menos frutas y de menor calidad, a pesar de que la demanda del mercado está aumentando mucho. Una nueva tendencia que estamos experimentando este año, en comparación con temporadas anteriores, es el aumento de la demanda de papaya verde con pulpa blanca. Todavía no es tan conocida, pero hemos registrado un aumento del volumen de ventas. Procede de productores sicilianos, marroquíes y españoles, y se utiliza principalmente como ingrediente de ensaladas. Sigue siendo un producto que se vende principalmente en el mercado étnico.

Tras registrar unos resultados estables durante los meses de verano, ahora es un momento un poco más complicado para la papaya. Otras frutas han desaparecido ya del mercado, así que el consumo y la demanda de papayas se han recuperado; las cantidades son más limitadas, pero la calidad es algo pobre. Esta situación influye en los precios. Se buscan precios más atractivos que en la temporada de verano.

Sudáfrica: Grandes volúmenes pero bajos precios para las papayas sudafricanas
Esta época del año, entre septiembre y noviembre, es un periodo importante para el cultivo de papayas en Sudáfrica. Luego, entre diciembre y marzo, habrá una reducción gradual. Las papayas se suministran al mercado durante todo el año, con dos picos.

Ha sido una buena temporada, con precios estables y mejores que los del año pasado, según afirma un productor de papaya de Lowveld, una de las pocas zonas con un clima adecuado para cultivar papayas.

El precio de mercado oscila entre los 7.000 rands (397 euros) y los 8.000 rands (454 euros) por tonelada. "El precio es un poco mejor de lo habitual para esta época del año, pero no es un gran precio. Sin embargo, teniendo en cuenta los volúmenes, no está mal".

Otro productor, también en el Lowveld de Mpumalanga, señala que "la temporada va bien., se está recolectando mucho. De momento es difícil llevar la cuenta; hay mucha fruta".

El cierre de la hostelería y el turismo han tenido un gran impacto en las papayas, sobre todo en las variedades grandes. No es una fruta muy comercializada en el sector informal por su vulnerabilidad y su limitada vida útil.

La industria de la papaya se mantiene muy estable en términos de hectáreas y número de productores. El clima limita su producción.

China: Las ventas aumentan, pero la papaya sigue siendo una fruta de nicho
En China, la papaya se cultiva principalmente en Jiangsu, Henan, Shandong, Anhui, Zhejiang, Hebei y Jiangxi, pero la superficie total de plantación es mucho menor en comparación con otras categorías de fruta. La temporada de cosecha de la papaya tiene lugar entre septiembre y octubre. 

En China, la papaya no es una fruta muy popular y no suele estar disponible en todas las tiendas. El número de consumidores es relativamente pequeño, pero se mantiene estable. Es una fruta popular sobre todo entre aquellos interesados en el fitness y la alimentación sana.

La papaya es más popular entre los habitantes del delta del río Yangtsé. El volumen de ventas de la fruta aumenta año tras año.

La mayoría de las papayas importadas en el mercado nacional proceden de Filipinas. Sin embargo, debido a la escasa capacidad de transporte mundial y a los escollos para realizar envíos este año, el volumen de papaya importada en el mercado ha disminuido en comparación con años anteriores.

La papaya filipina no transgénica de la marca Dole es relativamente común y conocida en China. Actualmente, el precio de venta al público de la papaya Dole en el mercado es de unos 15 yuanes por pieza (380g); un precio inferior respecto al del año pasado.

Norteamérica: El suministro de papayas en Norteamérica es escaso desde hace casi seis meses
Un cargador norteamericano de papayas señala que los productores se han visto afectados por el mal tiempo en México y han perdido mucha fruta. "Allí hubo un huracán, por lo que lidiaron con fuertes vientos. Los árboles se vinieron abajo", dice.

Actualmente, los suministros de papaya provienen de regiones del sur de México, como Michoacán y Jalisco, aunque algunos suministros también proceden de Veracruz, y lo más probable es que ingresen a Estados Unidos a través de Texas. "Por lo que sé, no hay nadie más enviando. De haber otros, estoy seguro de que estarían enviando, porque las condiciones del mercado ahora mismo son muy buenas", dice el cargador. "Normalmente, en esta época hay algo de fruta disponible procedente de Guatemala y de los países centroamericanos, pero ahora mismo no parece haber".

Añade que la calidad y el calibre de las papayas no se han visto afectados por las inclemencias del tiempo. 

En cuanto a la demanda, ahora mismo está a un nivel tirando a alto. "En esta época del año la demanda suele ser bastante buena, sobre todo cuando el mercado está algo ajustado, como ahora", dice el cargador. "Lo único malo es que no hemos podido realizar promociones; al menos no de forma agresiva, a pesar de que entonces podría no haber suficiente fruta para cubrir esa promoción".

En cuanto a los precios, son bastante más altos que el año pasado por estas fechas, y los precios se sitúan actualmente en 20 dólares. "Normalmente oscilan entre los 14 y 15 dólares, así que ahora mismo son entre 4 y 6 dólares más altos que el año pasado por estas fechas", afirma el cargador.

Es posible que la escasez de suministros continúe en un futuro próximo. "Nos dicen que octubre va a ser igual y que la situación del suministro podría seguir así hasta noviembre. Sin embargo, creo que el precio se mantendrá", afirma el cargador.

Guatemala: Los altos costes logísticos impiden la exportación de papayas
Hay una gran producción, especialmente en el norte del país. Se han registrado muchas lluvias en Centroamérica en general, pero aun así debería haber suficiente papaya disponible. Sin embargo, es casi imposible exportar el producto a Europa debido a los altos costes logísticos del transporte aéreo.

Australia: Los volúmenes de papaya australiana aumentan un 32%.
La temporada de papaya australiana se ha acelerado desde el comienzo de la primavera. Un productor informa que hay un volumen notable y de una gran calidad en las tiendas gracias a las cálidas condiciones invernales. "El suministro de la fruta aumentará a partir de septiembre y los consumidores deberían tener volúmenes estables a su disposición hasta noviembre". Esperan que los beneficios para la salud de la fruta ayuden a impulsar las ventas, no solo debido a la pandemia de COVID-19, sino en general, dado su "poderoso efecto antioxidante y sus beneficios para la inmunidad". Según las últimas estadísticas, la producción de la industria se recuperó significativamente en el año que terminó en junio de 2020. Tras caer un 8% el año anterior, los volúmenes aumentaron un 32%, hasta las 19.648 toneladas, registrando un valor de 31,8 millones de dólares (un aumento del 15%). Hubo una cantidad muy reducida de exportaciones, unas 10 toneladas, que se enviaron principalmente a Brunéi y Singapur. Al mismo tiempo, se importaron 86 toneladas, sobre todo de Fiyi.

La semana que viene: Resumen del mercado global de la pera


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor