Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Especial Moldavia: Vardan Agro

"Una hidroenfriadora nos abriría muchas puertas en el mercado internacional"


Stanislav Russu y su hermano

Estos artículos tienen un mismo hilo conductor: la fruta moldava tiene un sabor delicioso. Todo el mundo lo dice. Entonces, ¿cómo es que apenas se encuentran manzanas moldavas en las tiendas de Europa occidental? Son muchos los motivos. En primer lugar, en el mercado de la manzana de Europa la oferta es abundante y la competencia es dura. Además, hasta hace poco, Moldavia exportaba casi toda su cosecha a Rusia. Así pues, el país dispone principalmente de variedades que funcionan bien en el mercado ruso.


Stanislav comprueba la fruta recién recolectada

Los productores moldavos de manzana también citan los costes logísticos como otro de los motivos, aunque sus costes de producción más bajos podrían compensarlos. Los salarios en Moldavia son de 3 a 6 veces más bajos que en los Países Bajos, y la tierra cuesta tan solo de 3.000 a 5.000 euros por hectárea. También afecta una perspectiva distorsionada. En Europa Occidental, o bien se desconoce lo buenas que son las manzanas moldavas o bien nadie se lo cree. En ese sentido, el sector todavía tiene mucho trabajo de promoción por delante. Y el foco de las empresas debe cambiar del cultivo a las ventas.


Vista aérea de una moderna plantación de tres años

Por último –y este artículo se centrará en esto–, todavía se necesita inversión en líneas de clasificación y envasado. Las grandes empresas parecen tener el cultivo y el almacenamiento muy controlados, pero la mayoría todavía busca la manera de subir de nivel la capacidad de sus almacenes de envasado y la calidad. ¿Cuál es el mayor obstáculo? El dinero. El apoyo económico de los organismos oficiales o de los programas extranjeros (léase: proyectos de desarrollo de USAID) y la organización del sector en cooperativas podría ser una solución.

Primero la agricultura, luego la fruta y las hortalizas
Vardan Agro, empresa productora de manzana, ciruela y cereza del norte de Moldavia, está impaciente por incrementar la cooperación en el sector. Por ese motivo, Stanislav Russu, el director de la empresa, ya se pone en contacto con otras empresas de cultivo de la zona varias veces por semana para compartir experiencias y, juntas, tratar de identificar los retos y las oportunidades de cultivo y comercialización. Compartir la infraestructura podría ser el siguiente paso.


Vadan Agro es grande en cerezas y colmenillas

Tres años después de la desintegración de la Unión Soviética en 1991, el padre de Stanislav y algunos socios crearon una explotación agrícola de 800 hectáreas. Con el paso de los años, los socios se fueron retirando, y ahora Vardan Agro es un negocio puramente familiar, dirigido por un padre y sus hijos. "Todavía hacemos mucha agricultura al aire libre. Incorporamos las hortalizas en 2004, pero perdimos mucho dinero entre 2010 y 2012, que fueron años muy complicados para la horticultura. Así que decidimos cambiarnos a un cultivo que por aquel entonces tenía mucho éxito: la fruta", empieza a contar Stanislav.

"Comenzamos con 30 hectáreas. El siguiente año de inflexión fue 2019. Nos dimos cuenta de que nuestros campos no eran lo bastante eficientes y competitivos, y que la calidad también podía mejorar. Volvimos a pedir créditos y montamos unos huertos modernos con mallas antigranizo y riego por goteo. Son grandes mejoras, aunque aún podría y debería hacerse más. Por ejemplo, la calidad del agua no es óptima: es un poco demasiado ácida y calcárea para los árboles. Tenemos 36 hectáreas de manzanas, 12 hectáreas de cerezas, 9 hectáreas de ciruelas y otras 9 de guindas".

Cooperación, la clave del éxito
"Moldavia cultivaba principalmente manzanas Idared, Florina, y Renet Simirenko. Cuando pusimos en marcha la plantación, consultamos a un experto que nos recomendó plantar otras variedades también, como Gala y Golden. Queríamos tener una gama amplia, desde variedades antiguas hasta de club. Nos fijamos en Rusia, pero también en otros mercados. Estudiamos el sabor, la técnica de cultivo, la productividad y la clasificación y almacenamiento de cada variedad, y basamos nuestras elecciones en eso. Ahora mismo, tenemos más de diez variedades, y nuestras manzanas cuentan con la certificación GlobalGAP", explica Stanislav.

Con un volumen anual de entre 4.000 y 5.000 toneladas de manzanas, Vardan Agro, como es natural, no puede firmar contratos con supermercados para un suministro constante durante todo el año. "Pero si varias empresas moldavas que ofrezcan las misma variedad, calidad y tamaño unen fuerzas, podemos empezar a hablar. Moldova Fruct, la sectorial que actúa de paraguas, no es una organización comercial y, por tanto, no compra nuestro producto para comercializarlo de manera centralizada".

"No obstante, alienta la colaboración entre las diferentes empresas informando a todos sus miembros de cuándo hay demanda de determinados volúmenes", continúa Stanislav. "Cada productor puede decir cuánto tiene disponible y a qué precio, y luego se puede hacer una oferta combinada. Es un primer paso, pero la cooperación debería llegar más lejos todavía".

Las líneas de clasificación modernas, en particular las ópticas, son muy caras y, con frecuencia, una meta inalcanzable para las empresas de cultivo en solitario. Un modelo cooperativo –la compra conjunta de máquinas avanzadas de clasificación y envasado para su uso común– sería lo más útil. Eso también reduciría todavía más los costes de producción y garantizaría una calidad constante en un producto que, no lo olvidemos, tiene un sabor insuperable.

La plantación vista desde arriba

Vardan Agro no solo destaca en el cultivo de manzanas, sino que también cultiva preciosas cerezas de gran tamaño. "En este segmento también falta todavía capacidad poscosecha. Necesitamos sobre todo una hidroenfriadora para que las cerezas se mantengan bonitas y firmes y su vida útil se alargue. Esperamos recibir subvenciones para llevar a término ese proyecto. Sin duda, eso nos abriría muchas puertas en el mercado internacional", concluye Stanislav.

Para más información:
Stanislav Russu
Vardan Agro
5639 Sturzeni (Riscani) – Moldavia
Tel.: +373 691 588 66
Tel.: +373 691 717 74
vargan-agro@mail.ru 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor