Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Resumen del mercado global de la mandarina

La situación actual en el mercado mundial de la mandarina presenta muchas variaciones. Unos volúmenes reducidos combinados con una buena demanda de este cítrico en muchos países han hecho que la temporada haya comenzado con precios inusualmente altos en mercados de todo el mundo. Sin embargo, hay que tener en cuenta el aumento de los costes de producción, con la preocupación existente de que la actual crisis económica termine afectando el consumo. Esto ha provocado una gran incertidumbre en el mercado, a pesar de que las perspectivas de la temporada son, en general, positivas, y por el momento es difícil predecir hacia dónde se inclinarán los mercados.

España: Buen arranque para las mandarinas y clementinas españolas, con una menor oferta y mejores precios
La campaña de mandarinas españolas comenzó en la segunda semana de septiembre con las primeras Iwasaki y Okitsu, variedades del grupo Satsuma, que han tenido una muy buena demanda, dada su baja disponibilidad. Debido a los bajos rendimientos económicos obtenidos en los últimos años, muchos productores decidieron abandonar sus plantaciones de Satsuma tempranas. Sin embargo, este año, con menos plantaciones y menores rendimientos por hectárea, las Satsumas están teniendo un buen comportamiento, con una demanda superior a la oferta.

La llegada de las primeras clementinas se produjo con una semana de retraso, en la primera semana de octubre, debido a la escasa coloración provocada por unas temperaturas más altas de lo habitual. Normalmente, muchas empresas inician la campaña de clementinas con la variedad Clemenrubí, pero este año, muchos comercios la han descartado debido a su falta de zumo y a unos calibres demasiado pequeños.

La campaña española de clementinas avanza ahora con buenos precios para todas las partes implicadas en el sector, tanto por la menor cosecha de este año como por la escasa oferta de producto del hemisferio sur en comparación con otros años, así como por la buena demanda.

Ya no hay existencias de mandarinas o clementinas del hemisferio sur en los mercados, ya que se han retirado antes que el año pasado al terminar antes sus campañas. Por tanto, la transición se ha producido de forma bastante fluida este año. En este momento se están comercializando las variedades Orogrós, Oronules, Arrufatina y Marisol, a las que seguirá la Clemenules, la variedad más abundante en la Comunidad Valenciana. Según las cifras oficiales, parece que este año hay un 10% menos de producción de clementina y mandarina respecto al año pasado. Los calibres serán en su mayoría pequeños, al menos hasta enero, debido al tiempo cálido y seco de este verano. La campaña de mandarinas y clementinas ha despertado el interés de los compradores desde su inicio y el descenso de la producción de este año, unido a la buena demanda, se está traduciendo –de momento– en un aumento de los precios de compra y venta. Lo cierto es que la campaña de clementinas comienza con optimismo, según los productores, envasadores y comercializadores.

Aunque la cosecha de cítricos será menor este año, el consumo tendrá un papel clave a la hora de determinar si el mercado reacciona con mejores precios, ya que, así como la demanda de clementinas y mandarinas sigue creciendo cada año, la de naranjas sigue disminuyendo. En cuanto a la competencia de terceros países, hay que señalar que la reducción de las cosechas no solo se ha producido en España, sino también en la mayoría de países mediterráneos, incluyendo Marruecos, Turquía y Egipto.

 

Sudáfrica: El fin de la huelga portuaria permite embarcar las mandarinas tardías
Se ha desconvocado la huelga en los puertos sudafricanos y todavía hay una buena cantidad de mandarinas tardías listas para embarcarse. La temporada está a punto de terminar; los cítricos ahora se están cosechando en las regiones tardías del Cabo Occidental y Oriental.

Las exportaciones de cítricos a Rusia han crecido significativamente y este país absorbe ahora el 10% del total, pero el mayor receptor sigue siendo Europa (una cuarta parte), seguida del Reino Unido, Norteamérica y Oriente Medio, que se han intercambiado la cuarta y quinta posición este año en términos de cantidad de cítricos sudafricanos importados.

De hecho, en EE. UU., la temporada de cítricos sudafricanos (o más concretamente, del Cabo Occidental) ha sido uno de los pocos éxitos rotundos de este año, y un número récord de barcos ha transportado cítricos allí.

Se han enviado alrededor de 32 millones de cajas (15 kg) de cítricos. Hace dos años, esa cifra era de algo menos de 24 millones de cajas, y en 2015, Sudáfrica exportó menos de 10 millones de cajas de 15 kg. Se ha informado de una predominancia de tamaños impopulares (tanto demasiado pequeños como demasiado grandes). Esto, unido al aumento incontrolado de los costes de envío y de otros tipos, ha provocado que algunos cítricos se desechen. El viento también ha tenido cierto impacto en zonas del Cabo Occidental.

Perú: Estados Unidos sigue siendo el principal destino de las mandarinas peruanas
Según las cifras facilitadas por una importante consultora peruana, al cierre de los primeros ocho meses del año, las exportaciones de mandarinas peruanas registraron un incremento del 3% en términos de volumen y del 8% en términos de valor respecto al 2021. El alza del 5 % del precio promedio de la fruta en el mercado internacional permitió este incremento en el valor que, sin embargo, tal y como manifestó recientemente la Asociación de Productores de Cítricos del Perú, Procitrus, no ha sido suficiente para contrarrestar los problemas que están afectando a los cítricos a nivel global, entre los que destaca el alza del coste de los fletes y el impacto de los retrasos en la calidad de la fruta al llegar a su destino.

En Perú, la producción de cítricos fáciles de pelar ha aumentado significativamente esta campaña, pero el sector se plantea la viabilidad de seguir creciendo en términos de volumen. "Absolutamente todos en el sector estamos estudiando si vale la pena seguir creciendo en términos de volumen o centrarnos más en la calidad y promoción de mercado, porque la actividad no sería sostenible a largo plazo si los costes suben, la demanda no aumenta y, por otro lado, la oferta sigue creciendo. A largo plazo, esto va a conllevar una mayor caída de los precios", explicó recientemente a los medios el gerente de una gran empresa citrícola, que señaló que algunas variedades de baja rentabilidad podrían desaparecer. De hecho, diversos factores han impactado fuertemente en una de las variedades que Perú exporta, el tangelo, que en la campaña 2022 ha experimentado una caída del 35% en sus envíos, según datos del sector.

Con cifras hasta agosto, el principal destino de las mandarinas peruanas era Estados Unidos, con una cuota del 67% y un aumento considerable de su cuota esta campaña. Le siguen el Reino Unido y los Países Bajos; sin embargo, el mercado europeo no ha estado exento de problemas. En agosto, un organismo de la industria peruana ya señalaba los problemas de competitividad en el mercado europeo, donde Marruecos y Sudáfrica llegan con menores tiempos de tránsito y donde la mayor presencia de sus cítricos este año complicaba la situación. En concreto, "Marruecos solía disminuir sus volúmenes entre febrero y abril, pero este año se mantuvieron hasta junio y julio", señaló la entidad a los medios de comunicación el pasado agosto.

Países Bajos: Buena demanda de mandarinas españolas
La temporada de mandarinas españolas ha empezado bien en los Países Bajos. "La demanda es buena. Hay pocas mandarinas de ultramar en el mercado y eso está ayudando definitivamente a impulsar la demanda del producto español", según un importador holandés. Tradicionalmente, las mandarinas Satsuma (Iwasaki) aún no tienen el color adecuado, pero son sabrosas. A los clientes étnicos en particular les entusiasman".

También ha comenzado la recolección de la Clemenrubí (con hoja) y la Oronules. Las producciones de Clemenrubí y Oronules son inferiores a las de otros años. Se espera una cosecha ligeramente superior a la del año pasado para la Clemenules, pero el 2021 fue un año con una producción considerablemente inferior a la de años anteriores. Se espera una cosecha normal para las variedades Clemenvilla, Tango y Nadorcott.

Bélgica: Precios altos, pero incertidumbre para el resto de la temporada
A principios de octubre, las primeras variedades de Clemenrubí y Oronules españolas ingresaron al mercado belga y la demanda supera actualmente a la oferta. "Por ahora, los precios son significativamente más altos en comparación con la temporada pasada. Esto se debe principalmente a que los costes han subido enormemente en toda la cadena y hay menos fruta disponible", afirma un comerciante. "Debido al verano caluroso y seco en España, los volúmenes son menores que otros años y también hay pocos calibres grandes disponibles en este momento. La calidad de la Clemenrubí, en particular, se ha visto afectada de manera significativa por los problemas de la sequía. La Oronules es, en términos de sabor, la mejor variedad. Es imposible saber cómo se desarrollará el resto de la temporada. Las dificultades para los productores, unidas a un comportamiento difícil de predecir por parte de los consumidores, pueden determinar la temporada de cítricos. En el caso de las clementinas con hoja, sí espero que siga habiendo una buena demanda en Bélgica, dada la frescura que garantizan".

Alemania: Menos clementinas que el año pasado y demanda contenida 
Un importador del sur de Alemania afirma que este año habrá menos producto que el año pasado, sobre todo en el caso de las clementinas tempranas y de variedades tardías como Nadorcott o Tango. Sin embargo, para las clementinas clásicas, que son principalmente las variedades Clemenules, habrá cantidades suficientes. Tampoco hay problemas con la producción, sino con los precios.

Otro importador se abastece actualmente de clementinas de España y Sudáfrica. Afirma que el producto español aún no tiene una calidad satisfactoria, mientras que las clementinas de Sudáfrica que está comprando son de buena calidad. En general, es capaz de vender entre 100 y 200 kg por semana. Actualmente, la demanda sigue bastante contenida, y el interés aún fluctúa a veces más hacia las frutas de hueso y otras veces más hacia los cítricos. 

En el sector ecológico, se comercializan principalmente Clemenules españolas, así como Satsuma. El precio de la Clemenules ronda los 3 euros por kilo. La disponibilidad de mercancía es muy buena, con una demanda estacional y normal. Se dice que las Satsuma españolas no son muy populares en el sector ecológico y que la gente prefiere esperar a las primeras clementinas tempranas buenas.

Francia: El aumento de los costes energéticos hace temer por la temporada de mandarinas
La campaña de clementinas sudafricanas acaba de terminar y los importadores comenzaron la temporada de clementinas y mandarinas españolas hace dos semanas. Los volúmenes aumentarán a partir de la próxima semana y el producto de origen corso debería ingresar en el mercado en unos días, aunque algunos operadores ya empezaron con algunas variedades tempranas la semana pasada. 

Este año, la campaña parece prometedora en términos de producción, pero la comercialización probablemente conllevará desafíos. En términos de volumen y calidad, la temporada debería ser muy buena. Este año ha habido algunas olas de calor, pero su impacto se ha mantenido bajo control en los huertos. Sin embargo, es probable que la situación económica sea un problema. El aumento de los costes energéticos es tal que los operadores no tienen margen para errores. Toda la mercancía distribuida tendrá que ser de una calidad impecable. Los operadores no pueden arriesgarse a que su mercancía sea rechazada en un contexto en el que los costes de combustible, energía y producción se han disparado.

Italia: Es improbable que se obtengan grandes márgenes en la temporada de mandarinas italianas debido a la crisis económica
Las mandarinas y las clementinas figuran entre las frutas más apreciadas por los consumidores y su compra tiene un fuerte componente estacional, realizándose sobre todo entre octubre y marzo. Durante el periodo de alta estacionalidad, la categoría se compra de media unas 2-3 veces al mes. Los canales de distribución más importantes son los supermercados y las fruterías.

"Esta temporada, los menores rendimientos dejan más margen para la producción de calidad, pero estamos en una fase de incertidumbre en el mercado. Hemos procedido a la cosecha de mandarinas Miyagawa con precios similares a los del año anterior. Ahora tendremos que esperar a principios de diciembre para empezar con las mandarinas Nova", informa un productor siciliano. "Los consumidores rehuyen en tiempos de crisis, así que no esperamos grandes márgenes. El año pasado, en cambio, conseguimos obtener precios medios de entre 0,60 y 0,70 euros/kg. Mientras que en años anteriores el reto era ampliar la producción, a partir de este año tendremos que empezar a replantearnos cómo ahorrar agua, cultivando otras especies resistentes a la aridez, como el almendro y el olivo, con las que no se requiere tanta electricidad para el riego".

A mediados de octubre, la temporada de clementinas también arranca en Calabria. "El rendimiento será al menos un 20% inferior a la media, con un aumento de los costes de producción de unos 0,15 euros/kg debido al uso de electricidad para el riego, a lo que hay que añadir los incrementos en los costes de transformación, envasado y transporte", señalan desde una organización de productores. "El resultado es que no podremos asumir todos esos costes si no queremos sufrir pérdidas. Espero que las sólidas relaciones que hemos construido con los clientes a lo largo del tiempo nos ayuden a lograr un equilibrio en una situación que, en general, es difícil para todos".

En cuanto a la IGP Clementina de Calabria, para la campaña que acaba de comenzar se esperan cantidades de producto similares a las del año pasado y una fruta de excelente calidad; resultado de una tendencia climática más bien cálida.

En Apulia y Basilicata, el clima suave de las últimas semanas ha provocado un retraso en la maduración de la fruta. En las variedades tempranas de clementinas se observa un retraso en el inicio de la cosecha de al menos 15 días en comparación con la temporada pasada. La fruta aún está verde y arrugada. Para obtener una buena coloración hacen falta lluvias intensas y fluctuaciones de temperatura. En cualquier caso, algunas empresas han empezado a vender ya los primeros lotes de las variedades Clemenrubí y Miyagawa. La demanda, tanto nacional como europea, es elevada, pero los precios de venta son algo insatisfactorios y no permiten cubrir todos los costes de producción y transformación. Entre los costes que más pesan están los del gasóleo, el abono, la energía y el envasado.

China: Retraso en la cosecha y fruta de tamaño pequeño
La temporada nacional de mandarinas en China está a punto de comenzar. Debido a las condiciones meteorológicas secas en las grandes regiones productoras, incluida Nanfeng, se han registrado retrasos en la cosecha. "No hemos tenido apenas lluvia durante los últimos tres meses. El color de la fruta en los árboles es todavía verdoso. Es probable que la fruta tarde entre 10 y 15 días más en madurar y estar lista para la cosecha", comenta un productor y exportador de Nanfeng: "Actualmente, el tamaño de la fruta es todavía pequeño, de unos 30-45 mm, mientras que los tamaños normales de las mandarinas baby se sitúan en 35-60 mm. No hemos tenido un tiempo normal durante el verano en nuestra zona. Ha sido muy caluroso y sin lluvia".

China importa mandarinas de varios países, como Sudáfrica, Australia, Perú, Chile y algunos otros. Según se informa, durante la temporada de importación de mandarinas a China de este año, se ha reducido el suministro de mandarinas australianas y peruanas, mientras que el volumen de mandarinas sudafricanas ha aumentado en comparación con el del año pasado. Un importador señala que "la temporada de producción de mandarinas sudafricanas va desde mediados de junio hasta finales de septiembre y principios de octubre. Esta temporada, el volumen global de llegadas ha aumentado un 15% en comparación con el año pasado, y la demanda sigue siendo fuerte. La razón principal es que la calidad, en general, se mantiene estable y el sabor es bueno. La segunda razón es que han llegado menos mandarinas de otros países".

Norteamérica: Buenas perspectivas para las mandarinas, a pesar de los daños provocados por el huracán Ian
En Florida se está produciendo un descenso en la producción de mandarinas tras el paso del huracán Ian. "Todavía estamos evaluando el impacto en nuestros cultivos. Disponemos de huertos en todas las principales regiones de cultivo del estado. El impacto del huracán Ian ha sido variable, dependiendo de la zona, por lo que las cifras de pérdidas definitivamente varían de una región a otra", dice un productor-expedidor.

Afirma que el volumen de mandarinas tempranas se ha visto, sin duda, afectado por el huracán, por lo que los suministros serán limitados. Sin embargo, las variedades de mandarinas de temporada media y tardía se han visto menos afectadas, por lo que habrá más volumen en el periodo de diciembre-enero. 

El impacto del huracán se debió en gran medida a los fuertes vientos. "Para nuestra empresa, el mayor impacto lo provocaron los fuertes vientos, que hicieron caer un porcentaje de la fruta de los árboles. Ha llovido mucho, hasta 20 pulgadas (unos 50 cm) de lluvia en algunas de nuestras plantaciones, pero el suelo drena bastante bien", dice. 

También hubo algunas pérdidas de árboles, pero, en general, estos no se han visto afectados de forma significativa. "Todavía tenemos fruta para vender y mucha fruta de buena calidad, pero menos de la que teníamos antes del huracán", dice.

Aunque la producción comenzó a principios de septiembre, el huracán Ian interrumpió la cosecha y el envasado durante aproximadamente dos semanas. "Ese tiempo se empleó para evaluar los daños y las condiciones y dejar que la fruta que se iba a caer cayera de los árboles para así evitar cosechar fruta dañada", dice, añadiendo que ahora está de nuevo en marcha con las mandarinas. La producción de mandarinas debería durar hasta febrero.

En cualquier caso, los volúmenes en el estado son limitados, por lo que la demanda de mandarinas está superando a la oferta. "Estamos teniendo una demanda muy buena. La calidad de la fruta es mucho mejor que la de la temporada pasada, con niveles de grados Brix más altos y una acidez ligeramente menor", dice, añadiendo que los precios son más altos que el año pasado. 

En el otro extremo del país, la cosecha de mandarinas de California parece que comenzará a tiempo a principios del mes que viene, aunque el volumen será ligeramente inferior. "La oferta es mejor que la del año pasado, pero está por debajo de la media de lo que es habitual en California", dice un despachador.

Señala que, hace dos años, California tuvo una cosecha mayor que acabó en el árbol más tiempo de lo normal. "Eso tuvo algunas consecuencias para la cosecha del año pasado, que se redujo significativamente, cerca del 60% con respecto al año anterior", dice. "Tras esa cosecha reducida del año pasado, esta vez esperábamos un repunte, pero debido a las condiciones de crecimiento y a la escasez de agua durante tres años seguidos, los árboles todavía se están recuperando, así que todavía no hemos vuelto a la normalidad".

Esto es así a pesar del ligero aumento de la superficie plantada con mandarinas en California. Según las cifras, la superficie de mandarinas ha crecido en los últimos dos años –en 2022, se reportó un total de 27.174 hectáreas, mientras que en 2020, había 25.823 hectáreas.

Dicho esto, señala que la calidad de la mandarina parece muy buena este año. "Es la fruta de maduración más temprana en los últimos 10 años, basándose en la relación Brix-acidez desde una perspectiva de sabor".

La cosecha llega en un momento en el que los cítricos de California llevan fuera del mercado desde hace bastante tiempo. "El año pasado terminamos pronto, en mayo, y no ha habido muchas importaciones. Esto, combinado con la gran calidad con la que comienza la temporada, apunta a que este será un año excelente", afirma. 

Dicho esto, dada la menor oferta y el aumento de los costes de los insumos que están sufriendo productores y transportistas, los precios de las mandarinas son más altos este año. "Aunque los precios son más altos, se mantienen ajenos al ritmo de las presiones inflacionistas", afirma.

 

La semana que viene: Resumen del mercado global de la cebolla


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor