En los Países Bajos, la demanda de papayas Famosa es limitada, mientras que la de las papayas Golden ha aumentado, sobre todo en el sur de Europa, posicionándose como un artículo muy popular para las navidades. En Francia, el mercado es estable, pero complejo, y hay disponibles papayas de España y Brasil. En Italia, sin embargo, la fruta ha perdido algo de cuota de mercado debido a la caída de los precios y a una calidad inferior, especialmente en el caso de la variedad dominante Formosa. España, por otro lado, espera un aumento significativo en la demanda de papayas durante la temporada festiva, con una ventaja competitiva basada en la proximidad y la calidad del producto. Sudáfrica está lidiando con unos niveles de producción bajos, posiblemente como consecuencia de las condiciones climáticas adversas. En Norteamérica, se espera que los suministros de papaya aumenten después de meses de disponibilidad limitada gracias a factores como las condiciones de luz solar y ajustes económicos.

España: Las fiestas impulsan la demanda de papaya
La demanda de papaya española se ha disparado, dado que las ventas de productos exóticos tradicionalmente aumentan durante las semanas previas a Navidad. Sin embargo, el pico de producción en España se alcanza entre marzo y junio, cuando los volúmenes son tres veces mayores que en el periodo actual. La papaya española compite principalmente con la brasileña transportada por vía aérea, y sus principales ventajas son su precio competitivo para su alta calidad, gracias a su proximidad a los mercados europeos, que también reduce significativamente su huella de carbono. En los últimos años, la producción ha ido creciendo de manera constante, especialmente durante las dos últimas campañas. Las principales zonas de cultivo en España son actualmente las Islas Canarias, Almería, Málaga y Murcia.

Países Bajos: Demanda limitada de papayas Famosa, pero en aumento para las Golden
Los precios de las papayas Famosa no son demasiado altos. Según un importador holandés, una de las razones es la creciente competencia de España. En este momento, por ejemplo, hay disponible producción de las Islas Canarias. Eso sí, las condiciones en el mercado han mejorado con respecto a las dos semanas anteriores. Por otro lado, el mercado de las papayas Golden está por las nubes. Mientras que otros años Jamaica y Ecuador también enviaban papayas Golden de manera ocasional, este año Brasil está solo en el mercado. "La demanda es enorme, hemos doblado los pedidos, pero la disponibilidad es limitada", afirma un importador, que explica que, sobre todo en el sur de Europa, este producto exótico se considera un artículo navideño.

Bélgica: Quienes buscan calidad siguen comprando papayas caras importadas por avión
"La papaya está empezando a ganarse un sitio en los lineales. La fruta goza de popularidad sobre todo en esta época, no solo entre muchos restauradores, sino también en los hogares. En Bélgica, muchos restaurantes cierran por vacaciones, pero eso no impide que los consumidores opten por comprar fruta exótica", explica un comerciante belga. "Sin embargo, vemos una tendencia en el mercado: la gente tiende más a optar por especialidades locales para darle un toque extra a los platos. La fruta transportada por avión tiene muy mala prensa, y en este momento, toda nuestra oferta llega de Brasil por vía aérea. "Estos productos resultan también bastante caros debido a que los volúmenes que llegan son pequeños. A quienes les interesa sobre todo la calidad siguen comprando exóticos importados por avión, pero para nosotros, parece que esas cifras van a la baja".

Alemania: Demanda débil de papayas debido al exceso de oferta
En este momento, la demanda de papayas es más débil de lo habitual debido al exceso de oferta, según afirma un importador. "Esto se debe a que algunas cadenas han cancelado sus pedidos en los Países Bajos, por lo que los productos se están vendiendo en el país vecino a precios demasiado baratos. Todavía hay muchas papayas de 4,5 kg disponibles". La empresa dispone de papayas durante todo el año, suministradas exclusivamente desde Brasil por vía aérea. En verano sigue pudiendo comercializar muchas papayas, a pesar de la mayor proporción de producto local. Según él, la papaya se ha convertido en un producto importante. La situación se mantenía estable hasta hace dos o tres meses, cuando una gran tienda de descuentos anunció a todo bombo que quería prescindir del transporte aéreo. Según el importador, el rechazo al transporte aéreo provocó una caída en la demanda de papayas, lo que a su vez provocó un exceso de oferta en Brasil. Por lo demás, los precios han evolucionado muy de acuerdo con la situación del mercado a lo largo del año, especialmente porque los precios del transporte aéreo también se han mantenido estables, a diferencia de los dos o tres años anteriores. Sin embargo, cada vez hay menos espacio para el transporte aéreo de mercancías. Se comercializa principalmente la variedad Formosa, aunque también se venden pequeñas cantidades de la variedad Golden.

Francia: Un mercado complicado, pero estable
Actualmente, el mercado francés cuenta con papayas de España y, sobre todo, papayas Formosa de Brasil importadas por vía aérea. Si bien la temporada festiva suele ser un buen momento para comprar esta fruta exótica, el mercado está complicado en estos momentos. "El mercado lleva varios meses en una situación complicada, pero ahora mismo se mantiene estable". En este momento, las papayas de origen brasileño se venden por entre 3,50 y 4 euros el kilo, y las de origen español por entre 2 y 2,20 euros.

Italia: La papaya pierde cuota de mercado
Se observa una tendencia negativa en el mercado de la papaya, con precios medios de venta cayendo y mala calidad. En los principales mercados mayoristas italianos está disponible la variedad brasileña Formosa, con precios que oscilan entre 3,50 y 4,30 €/kg.

Un mayorista de Emilia Romaña afirma que la papaya está perdiendo cuota de mercado, al menos en la zona donde trabaja. Los volúmenes son limitados; es una fruta muy marginal, a diferencia de otras frutas exóticas, como los mangos, que están registrando crecimiento. "La variedad que se distribuye en Italia es la Formosa, que es la papaya más grande. Las variedades con frutos más pequeños ya no se aprecian tanto. En los últimos días, el precio al por mayor de la papaya brasileña en el mercado donde trabajo ronda los 4 €/kg "Si tenemos en cuenta los costos logísticos, se trata de precios bajos que sin duda dejan a los productores brasileños con márgenes muy limitados".

Sudáfrica: Bajos niveles de producción de papaya
Hay una gran escasez de papayas esta temporada y los productores no acaban de explicarse la razón. Sospechan que se debe a factores climáticos, dados los períodos inusualmente largos de clima nublado que precedieron al ciclón Freddy a principios de 2023.

En todas las zonas de producción de papaya en el noreste de Sudáfrica ha faltado fruta. Los compradores del sector minoristas dicen que están teniendo problemas para encontrar algo de oferta y esperan que para marzo o abril los volúmenes de papaya se recuperen.

En los mercados municipales se paga algo mejor que en los supermercados por la poca papaya que hay.

"Nos están pagando 45 rands (2,36 euros) por unidad preenvasada en el mercado de Johannesburgo", dice un productor. Tres papayas se venden por 60 rands (3 euros) en tiendas minoristas de alta gama.

Norteamérica: Se prevé que aumente la oferta de papaya
Durante los últimos meses, la oferta de papaya ha sido muy limitada, pero ahora hay más disponibilidad. La oferta en Norteamérica ha escaseado durante al menos cuatro meses; una consecuencia, en parte, de la falta de luz solar, que habría afectado al cuajado. Otro factor importante podría ser la economía. Tal y como ha ocurrido con prácticamente todos los productos básicos, los costos de los insumos han aumentado para los productores de papaya. En este momento, la oferta de papaya proviene de México. La demanda de esta fruta tropical se considera estable y normal para esta época del año. Aunque la demanda de papaya no necesariamente aumentará en navidades, sí es probable que crezca cuando llegue el año nuevo, cuando los consumidores se pongan con los propósitos de Año Nuevo de comer más sano. En general, el consumo de papaya está aumentando y el producto tiene más potencial de crecimiento que productos básicos más establecidos en el mercado estadounidense, dado que todavía se considera un artículo bastante nuevo. Además, los precios parecen estar a niveles similares a los registrados el año pasado por estas fechas.

La semana que viene: Resumen del mercado global del ajo