Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El USDA considera las medidas que debería tomar tras el rechazo de cultivos estadounidenses en mercados extranjeros

Después de que la cosecha de alfalfa de un agricultor de Washington fuera rechazada para la exportación el mes pasado porque había dado positivo en la prueba de organismos modificados genéticamente, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) está considerando qué medidas debería tomar para evitar futuros casos de contaminación cruzada. "Seguimos en conversaciones con el Departamento de Agricultura del estado de Washington para determinar si algunas acciones se pueden justificar, cuáles serán nuestras próximas medidas", declaró a Reuters Ed Curlett, portavoz del USDA.

La cosecha de alfalfa, que había sido cultivado cerca de la ciudad de Royal City, contenía trazas del rasgo Roundup Ready de Monsanto, una modificación genética que permite a las plantas tolerar mayores cantidades de pesticidas. Aunque las semillas de Monsanto pueden aportar más rendimiento a los agricultores, sesenta y cuatro países de todo el mundo prohíben la importación de cultivos modificados genéticamente, y el productor de Washington desconocía que estuviera cultivando alfalfa modificada genéticamente.

Esta es la segunda vez en los últimos meses que se ha rechazado la exportación de una cosecha por descubrirse que está contaminada con semillas genéticamente modificadas de Monsanto. En mayo, se descubrió trigo "Roundup Ready" en los campos de un agricultor de Oregón, lo que obligó a muchos países asiáticos a suspender la importación".

En noviembre tendrá lugar una votación en Washington para decidir si aprobar una iniciativa que demanda el etiquetado de los alimentos modificados genéticamente, y ahora el descubrimiento de la alfalfa modificada genéticamente se ha convertido en un tema central de la campaña para aprobar la propuesta electoral. "Hay sesenta y cuatro países en todo el mundo que ya exigen el etiquetado y los consumidores estadounidenses se merecen el mismo derecho", asevera George Kimbrell, director ejecutivo de la organización sin ánimo de lucro Center for Food Safety. "Cuando estos envíos se rechazan, esos mercados [de exportación] se pierden. Ya no vuelven", subraya Kimbrell.

Aunque el USDA autorizó la alfalfa “Roundup Ready” en 2011, muchos agricultores aducen que cada vez es más complicado evitar la contaminación cruzada porque el cultivo lo polinizan las abejas. De hecho, muchos productores dicen que hasta el momento de la cosecha no saben si su alfalfa contiene organismos modificados genéticamente, cuando ya es demasiado tarde.


Fuente: nydailynews.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor