Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Italia: Mal tiempo en Apulia: comienza la evaluación de daños en la provincia de Tarento

Los daños causados por la extraordinaria oleada de mal tiempo, que ha acabado con la vida de algunas personas y ha afectado a cientos de fincas agrícolas en la provincia de Tarento, ascienden a 50 millones de euros hasta el momento, un 10% de la producción bruta comercializable del territorio.


En la zona jónica es muy amplia e incluye a Ginosa, Metapontino, Laterza, Castellaneta, Palagiano y Palagianello. El desastre ha afectado a todas las producciones, pero el sector hortícola se ha llevado la peor parte, ya que las hortalizas de otoño e invierno acababan de ser transplantadas y fueron arrastradas por la violencia del agua. Cientos de hectáreas fueron anegadas y se destruyeron zonas de siembra, viñedos y campos frutales.



Un productor de Castellaneta contó a FreshPlaza que "las carreteras están destruidas, muchos puentes son inaccesibles y el río Lato se ha desbordado. Es muy difícil continuar cosechando las uvas de mesa porque no podemos acceder a los viñedos. Estamos esperando la evaluación de los daños, pero no deja de llover. Tenemos unas 80 hectáreas de uvas de mesa (Italia, Palieri, Red Globe y Midnight) y acabábamos de comenzar la cosecha (2%), pero tuvimos que parar. Nuestros mercados principales están en el extranjero y, por supuesto, los envíos se han retrasado. En estos momentos estamos aislados".

Haga clic en el botón de "Play" para ver el vídeo.


La situación ha sido confirmada también por un asesor empresarial de la zona de Ginosa: "Ha llovido durante cuatro días seguidos, muchas carreteras y puentes son inaccesibles y han muerto cuatro personas. La empresa estaba vendimiando la variedad Crimson y el producto era excelente. Se prevén retrasos en las exportaciones.



La zona de Salento también se ha visto afectada: los cultivos en Leverano, Nardò y Galatina han sufrido graves daños, ya que se inundaron los campos y los invernaderos y los criaderos de setas sufrieron perjuicios.

En Brindisi se han inundado cientos de hectáreas cercanas a los canales del consorcio de Arneo.



La situación es distinta cerca de Bari, como confirma un productor de Rutigliano: "Solo cayeron unos milímetros de lluvia y no hay problemas en las zonas de viñedos, así que la vendimia continúa".

En cuanto a Tarento, el productor dice que los problemas no han sido causados por la lluvia, sino que se deben a que los dos ríos se desbordaron y anegaron los campos adyacentes. "Por supuesto, además de los cultivos de hortalizas, también sufrieron daños los viñedos y los frutales. En la zona de Ginosa, donde se suelen cultivar uvas tempranas, gran parte de la cosecha se realizó en agosto y septiembre, por fortuna".



"Hemos solicitado que se declare el estado de desastre natural para que puedan activarse de inmediato todos los procedimientos. La zona ya se vio afectada en 2010 y 2011 y las fincas agrícolas siguen esperando respuestas. El sistema de intervención debe ser más ligero, pero hay demasiada burocracia y los periodos de asignación son bíblicos".

Las estructuras también han sufrido daños. Corrimientos de tierra, ribazos destruidos y conexiones interrumpidas contribuyen a empeorar la situación.


En cuanto a los retrasos en el suministro de uvas de mesa, Lucien de Wit, de la empresa neerlandesa de importación PeDe, indica: "Todavía es difícil evaluar cuáles serán los efectos. Hasta ahora, la temporada iba bien, la demanda y la calidad eran buenas y los precios, aceptables. PeDe tiene y tendrá cantidad suficiente de uvas, ya que los envíos partirán de Sicilia y no de Apulia, pues allí las cargas son más manejables".



Fuente: Coldiretti Puglia / FreshPlaza / AGF

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor