Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Nueva Zelanda: Aprueban un nuevo antibiótico contra la bacteriosis del kiwi

La Autoridad de Protección Ambiental neozelandesa (EPA, por sus siglas en inglés) ha aprobado un nuevo antibiótico para controlar la PSA, la bacteriosis del kiwi.

El nuevo producto, el Kasumin, se utiliza rociándolo sobre los cultivos y contiene el antibiótico kasugamycin, que anteriormente no se había utilizado en Nueva Zelanda.

ETEC Crop Solutions Limited solicitó permiso a la EPA en mayo de este año para importar el Kasumin desde Japón. El producto fue aprobado, pero se impusieron algunas normas para proteger a las personas y al medio ambiente. Los usuarios tendrán que recibir formación y estar en posesión de una certificación para usar el producto de forma segura, que deberá ser aplicados desde tierra, no desde el aire. Las normas también restringen la cantidad de producto que puede aplicarse.

La Asociación Nacional de Apicultores neozelandesa ya ha mostrado su preocupación sobre el uso previsto del producto. "Esta preocupación se debe a que el cultivo sobre el que se aplicará este producto es el kiwi, que emplea a las abejas para la polinización. Los apicultores de Nueva Zelanda exportan cantidades significativas de productos apícolas y están preocupados por la posibilidad de que queden residuos del antibiótico en el polen, el propóleo, la cera de abeja y la miel que exportan", señala la asociación. "La detección de residuos de kasugamycin en cualquiera de estos productos en los países importadores podría tener importantes efectos en los futuros ingresos de los apicultores neozelandeses si nuestros productos son vetados en algunos mercados".

Aunque la evaluación de riesgos realizada por los solicitantes ha dejado claro que no existe riesgo para los humanos o los animales, no se ha presentado ninguna información relativa a los posibles efectos sobre las abejas, según la asociación.

Hablando en nombre de Zespri, Kiwifruit Vine Health y New Zealand Kiwifruit Growers Incorporated, David Tanner ha dicho que la PSA fue detectada en Nueva Zelanda en noviembre de 2010. "Según un estudio de la Universidad de Lincoln de 2012, se prevé que esta enfermedad bacteriana cueste a la industria del kiwi varios cientos de millones de dólares en los próximos 15 años. Actualmente solo hay disponible un número reducido de opciones eficaces para el control de la PSA y están muy limitadas en cuanto a cantidades y tiempos de uso, debido a las preocupaciones acerca de los residuos y la fitotoxicidad. Por tanto, es urgente dar con más opciones eficaces que minimicen el impacto de esta enfermedad".

Tanner asegura que el uso del antibiótico estará limitado al periodo de prefloración. Además, como el uso del Kasumin no estará permitido durante la floración, el riesgo de que las abejas entren en contacto con el producto se minimiza.

Fuente: nzherald.co.nz

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor