Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

"Italia asegura que el etiquetado "semáforo" del Reino Unido es injusto para los alimentos mediterráneos"

El sistema del semáforo, anunciado en junio, ha sido alabado por los defensores británicos de la salud, pero ha resultado ser indigesto en Roma.

Preocupado por que el etiquetado pueda poner en peligro sus productos nacionales, el Gobierno italiano ha llevado la cuestión a la Comisión Europea y también la ha discutido con otros países europeos. En una carta dirigida al comisario de Salud de la UE, Tonio Borg, en junio, la ministra de Salud italiana Beatrice de Lorenzin afirmaba que el etiquetado semáforo "trata las características de los productos de un modo superficial y nuestros alimentos tradicionales corren el riesgo de ser discriminados".

Paolo de Castro, presidente de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo asegura que es necesario más etiquetado, pero que el método del semáforo —que divide el contenido nutricional de un alimento en grasas, grasas saturadas, sal, azúcar y calorías y después le asigna el color rojo, ámbar o verde según los niveles— no es la solución. "Todos queremos más información para el consumidor (...) pero el sistema del semáforo busca influir en las elecciones del consumidor". De Castro opina que esta política va en contra de la cultura gastronómica mediterránea" y que otros países, como España y Grecia, también se han visto afectados por ella.

La nueva y más completa estrategia de etiquetado se utiliza en los principales minoristas del Reino Unido, incluidos Tesco, Sainsbury's, Marks & Spencer, Waitrose y The Co-op.

Esta estrategia ha provocado la ira de los organismos agrícolas y alimentarios italianos. "Algunos tipos de alimentos —entre ellos quesos, carnes, productos de repostería y mermeladas—, según las directrices del Ministerio [de Salud británico] estarían en el grupo identificado con el color rojo, pero no es el producto en sí mismo lo que es perjudicial, sino su consumo inadecuado: se pueden consumir con total tranquilidad siempre y cuando no nos excedamos", explica Mario Guidi, presidente de Confagricoltura, un organismo agrícola italiano.

Giorgio Calabrese, doctor especializado en ciencias alimentarias, afirma que el etiquetado semáforo es una "sugerencia absurda" que no tiene sentido científico y que amenaza con empeorar los ya pésimos hábitos alimentarios de los británicos". Añade que incluso sospecha de que se trate de una maniobra económica para dañar los productos italianos y promover los británicos. "En lugar de luchar contra nuestra cultura gastronómica, deberían aprender de nosotros y adoptar la dieta mediterránea. (...) Nosotros somos uno de los pueblos más longevos precisamente gracias a que comprendemos el arte de comer bien y con moderación. Para luchar contra la obesidad no necesitáis etiquetas, sino una dieta sana y equilibrada. Haced como nosotros".

Fuente: theguardian.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor