Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Nueva Zelanda:

Más de 100.000 plantaciones de kiwi en un programa nacional de evaluación

Zespri y el Gobierno neozelandés han invertido más de 15 millones de dólares durante los últimos tres años en un proyecto de obtención de kiwi que puede dar forma al futuro de la industria. Más de 100.000 plantaciones están en un programa de evaluación nacional supervisado por Plant & Food Research.

El gerente de negocio y el campeón del sector del kiwi Stuart Kay indica que los kiwis suman el 25% de su negocio y este ha sido el mayor proyecto de este tipo en todo el mundo.

Ha llevado alrededor de diez años que cualquiera de sus plantaciones estuviese lista para vender comercialmente y ha conseguido obtener variedades con licencia para Zespri, incluidas la Gold3/SunGold, Green14/Sweet Green y Gold9/Charm.

El gerente general de ciencia e innovación de Zespri, el doctor David Tanner, afirma que el objetivo último era identificar cultivos resistentes a la Psa.

“Nuestro objetivo a entre 7 y 15 años es identificar cultivos que sean incluso más resistentes a la Psa a la vez que cumplimentamos la lista de características que siempre buscamos, como gran sabor, buen almacenamiento, que sea de la preferencia del consumidor y que tenga una gran rentabilidad a través de la cadena de suministro. Zespri busca comercializar el catálogo líder del mundo de kiwis y nuestra inversión en el programa de obtención es un parte clave de ello”.

Kay afirma que la obtención es una cuestión de cantidades.

El año pasado cultivó 50.000 plantones, pero solo entre 10 y 20 pasaron la criba hasta la siguiente fase.

“Todo depende de las cantidades. Cuanta más cantidad, más posibilidades tienes. Es fundamental que los plantones resultantes sean los adecuados y para hacer esto la industria sigue un proceso muy minucioso”.

“La obtención es fundamental, y una vez tienes la estructura puedes observarlos y algunos puede que tengan los rasgos que queremos de los progenitores, así que siempre tratamos de encontrar mejores progenitores”.

Para respaldar todo el trabajo genético y sobre el ADN, contaban con la información de mercado, la productividad y la producción beneficiosa para los productores, explica. “Por ejemplo, todo se trata de aumentar la materia seca en la fruta para mejorar el sabor para los consumidores y conocer las propiedades beneficiosas para la salud de los cultivos que producimos”.

Gran parte del trabajo también se ha centrado en cómo de bien responderá la fruta al almacenamiento y al transporte en barco, comenta.

Cuando los cultivos pasaron la prueba, se plantaron en las explotaciones de los productores. “No todos se han lanzado comercialmente, pero los estamos cultivando de forma comercial para que, si se lanzan, todo el proceso será más rápido”.

“Por eso fuimos capaces de responder tan rápidamente a la Psa con el G3. Aunque, más importante, pudimos contestar a preguntas sobre este cultivo y fuimos capaces de producirlo comercialmente de forma viable. Nos proporciona suficiente fruta para entrar en el mercado y en la cadena de suministro”.

El presidente de Kiwifruit Growers, Neil Treblico, asegura que ese es el motivo del desarrollo de la categoría Gold comercialmente y no habría sido posible sin la investigación hecha en Nueva Zelanda.

Fuente: nzherald.co.nz

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor