Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Entrevista con Manuel Escudero, gerente de El Plantel Semilleros, Almería

"España: "A pesar del Nueva Delhi, la superficie de calabacín podría aumentar un 25%"

Fundada en el año 1996 por Manuel Escudero y Francisco Escudero con una delegación en La Mojonera, Almería, El Plantel Semilleros S.L. se consolidó desde sus inicios como una empresa suministradora de soluciones integrales para la siembra y germinación de su cosecha.

Tras los buenos resultados y la gran confianza por parte de los agricultores, los socios fundadores fueron abriendo nuevas delegaciones en Almería siguiendo los mismos estándares de calidad que en la de San Agustín en 2004, Dalías en 2007 y Níjar en 2010, ambas con producción ecológica, y Vícar en 2012. La nueva apertura la tienen prevista para el 2016 en El Ejido.


Manuel Escudero, fundador y gerente de El Plantel Semilleros

Hoy en día, El Plantel Semilleros cuenta ya con 17 hectáreas y más de 18 años de experiencia en el abastecimiento de plantas a los agricultores almerienses. Solo el año pasado vendieron alrededor de 92.000 millones de plantas de pimiento, tomate, pepino, calabacín, berenjena, judía, sandía y melón, los cultivos hortofrutícolas tradicionales de Almería.

El calor acelera el crecimiento de las plantas y la aparición de enfermedades
En estos momentos tiene lugar la etapa de siembra y trasplante para la campaña de hortalizas. En entrevista con Manuel Escudero, actual gerente de El Plantel, preguntamos acerca de las primeras previsiones para el desarrollo de los cultivos teniendo en cuenta la condiciones meteorológicas hasta estos momentos, las cuales, de acuerdo con Manuel, van a marcar claramente el transcurso de la producción, pese a que resulta complicado saber exactamente qué va a pasar dentro de tres meses y no pueden adelantarse acontecimientos.

“Las dos semanas de calor intenso que estamos experimentando están provocando que los cultivos vayan demasiado rápido, con entrenudos más largos e incluso con aborto de frutos por el calor excesivo”, explica. “Sí es cierto que, si en este momento cambian las condiciones de forma suave y refresca un poco el ambiente, conseguiremos ralentizar un poco el crecimiento de la planta y retrasar también la producción, con lo que llegaríamos mucho mejor al final de campaña. Un cambio radical de lluvia o frío tampoco sería bueno ahora mismo”.

No obstante, lo más grave tiene que ver con el tema de enfermedades. “Están adelantándose a otros años muchos virus como el Nueva Delhi en calabacín, que parecía casi inexistente hasta hace quince días y ahora vuelve imparable”, afirma.

A pesar del Nueva Delhi, sigue creciendo la superficie plantada de calabacín
En El Plantel Semilleros son expertos en cualquier tipo de cultivo hortícola y el calabacín, sin lugar a dudas, es una de sus especialidades en cualquier tipo de soporte y sustrato.


Plantas de calabacín de El Plantel Semilleros

Existen muchos tipos de calabacín, pero entre los más conocidos están: el calabacín negro, el blanco, el amarillo y el redondo.

A estas alturas del año, Noelia Robles indica que en su caso, la demanda de calabacín se reparte principalmente entre las variedades Victoria —que triplica al resto—, Sinatra, Natura, Cronos, Prometheus y la última novedad, la variedad Gloria.

Los productores de calabacín “tuvieron pesadillas” la temporada pasada con el virus llamado Nueva Delhi, el cual se propaga a través de la mosca blanca y que llevó a arrancar gran cantidad de plantas, cosa que alteró las fechas de recolección. Sin embargo, pese a lo que podamos pensar, “la tendencia en la demanda es ascendente en más de un 25% con respecto al año pasado”, asegura Manuel. “El virus no ha frenado en ningún caso a los agricultores”, añade.

De acuerdo con Manuel, la explicación podría darla la baja inversión inicial que supone el cultivo del calabacín y la rápida recogida del fruto, factores que, en tiempos de crisis como los actuales, pueden determinar las decisiones de los agricultores a pesar de los riesgos.

“Las razones no las tenemos muy claras, pero creemos que se sigue apostando por el calabacín porque tiene una inversión inicial muy baja. El precio de las semillas está por debajo de la media y no requiere mucha mano de obra. Este cultivo entra en producción muy rápidamente, lo que hace que los agricultores recuperen relativamente rápido lo invertido. En cualquier otro tipo de cultivo se tardan noventa días en recolectar el fruto, mientras que en el calabacín ocurre en treinta días”, explica.

Por último, preguntamos a Manuel Escudero si la solución a este virus pasaría por lograr una variedad de calabacín resistente.

“Hoy por hoy no nos consta que exista ninguna variedad tolerante al virus Nueva Delhi, pero no nos cabe la menor duda que todas las casas de semillas estarán investigando a diario en ello para ser las primeras en conseguirlo”.

“Aunque lo ideal sería conseguir una variedad tolerante, mientras tanto está claro que la solución pasa por tener trampas, realizar tratamientos fitosanitarios, contar con la lucha integrada y todo aquello que les pueda ayudar a frenar el avance de la misma”, opina.

“Otro aspecto importante a tener en cuenta por parte del agricultor sería evitar apilar las plantas con virus en las orillas de los invernaderos para que las recojan los camiones de plantas de compostaje, ya que con esta acción se distribuye la mosca por todo el campo en mayor medida”, concluye Manuel Escudero.


Más información:
Noelia Robles (Departamento Comercial)
El Plantel Semilleros, S.L.
Crta. Las Norias, 115.
04745 La Mojonera, Almería. España
T: +34 950 33 01 01
comercial@elplantelsemilleros.com



Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor