Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Guglielmo Costa (UniBo)

"Italia: "La bacteriosis solo puede vencerse con el intercambio de datos"

El VIII Simposio Internacional del Kiwi celebrado en septiembre en Dujiangyan (China) fue organizado por el grupo de trabajo "Kiwifruit and its culture" ("El kiwi y su cultivo"), de la Sociedad Internacional de Ciencias Hortícolas (ISHS, por sus siglas en inglés).

Tras los discursos inaugurales, se sucedieron siete sesiones sobre taxonomía y germoplasma, genética y obtención, nutrición y fisología, la PSA, y la poscosecha. La última sesión se dedicó en su totalidad al Actinidia arguta (kiwiño o minikiwi), una especie que capta cada vez más atención.

"De hecho, todas las sesiones trataron la PSA para subrayar la importancia que la enfermedad tiene en todas las áreas en las que se cultivan kiwis", explica Guglielmo Costa (abajo en la foto), quien se encargó de cerrar el simposio con su ponencia.



"Decidí no hablar sobre los resultados científicos presentados, sino de las visitas a los huertos", explica el profesor, que lleva estudiando los kiwis desde que se introdujeron en Italia.


Algunos huertos con películas reflectantes caseras.

"China está evolucionando deprisa, hay que tener en cuenta que en 1978 solo había 1 hectárea de kiwis, mientras que ahora el país produce el 45% de los kiwis de todo el mundo. La calidad de los huertos está mejorando y la productividad por hectárea ha alcanzado las 15 toneladas. La producción china seguirá creciendo en los próximos 10 años: sin duda, será capaz de satisfacer la demanda interna y yo diría que dentro de 10 o 15 años hará su aparición en el mercado internacional".

"El desarrollo que los kiwis han tenido en Turquía también es interesante, pues en tan solo unos pocos años se han comenzado a cultivar 20.000 hectáreas. Lo mismo ha ocurrido en Irán; los investigadores hablan de 10.000 hectáreas con una producción de 20.000 toneladas".


Kiwis rojos HongYang.

"Visitamos los huertos (Honyang, en particular) y los laboratorios, así como el museo dedicado al kiwi. También nos pidieron que enviáramos nuestras investigaciones a esas nuevas instalaciones para llevar a cabo diversos estudios".


Inauguración del monumento conmemorativo frente al museo dedicado al kiwi (Foto: F. Succi).

"Durante muchos años, las enfermedades no han afectado a los kiwis, pero ahora, por desgracia, existe la bacteriosis. Muchos investigadores están trabajando en una cura, pero yo creo que la mejor forma de abordar el problema es intercambiar información y material".


De izquierda a derecha: Guglielmo Costa, Ross Ferguson, Hongwen Huang y Raffaele Testolin. (Foto: G. Tacconi).

"También es importante que los investigadores de los principales países productores hablen de esta necesidad con las autoridades para tener una vía libre para mover material. La ayuda de las instituciones públicas es esencial y yo he accedido a elaborar una especie de memorando de entendimiento para remitírselo a las autoridades competentes".

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor